Opinión

ALFONSO RAMÍREZ Cuellar

  • 02/06/2020
  • Escuchar
volvió a tropezar. Primero fue su propuesta para que el INEGI verificara los bienes de los ricachones (machuchones o fifís, diría su líder), pero se topó con pared. Luego planteó más impuestos a cigarros, alcohol y refrescos. Y tampoco fue bien recibido por diputados de Morena. Qué necesidad de desgastar así al líder del partido en el gobierno.