Opinión

ALFONSO DURAZO

  • 03/05/2020
  • Escuchar
  y la insolencia del narco. Hace unos días balconearon a un mando de la Guardia Nacional departiendo alegremente con huachicoleros. Lo destituyeron. Pero algo que también inquieta es que cada vez con más naturalidad presuntos narcos reparten despensas en algunos estados. Parece que hay manos libres para que todo mundo haga lo que quiera... ¿y la Secretaría de Seguridad? Bien, gracias.