Opinión

ALEJANDRO GERTZ

  • 30/06/2020
  • Escuchar

se la lleva calmada en el caso del atentado a Omar García Harfuch. Literalmente está en su mullido sillón esperando a que le convoquen. El fiscal general, igual que en el caso de El Marro, se hace de la vista gorda. Y luego se pregunta el respetable por qué los narcos salen por la puerta grande...