Opinión

ALEJANDRO ENCINAS

  • 19/06/2019
  • Escuchar
tiene un problemón con víctimas y familiares de desaparecidos. Tras la renuncia de Jaime Rochín a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) no hay relevo. Y, como el Senado debe validarlo, esto podría llevarse hasta septiembre. Y eso si se ponen de acuerdo. Pero lo cierto, aseguran, es que ni los derechos humanos ni las víctimas parecen estar en el radar de la 4T.