ALEJANDRA BARRALES,

presidenta del PRD, se quedó sin 10 diputados federales -quienes se fueron a la bancada de Morena- y sin más recursos económicos en San Lázaro. Aunque la dirigente del sol azteca minimizó la nueva desbandada y calificó a sus excompañeros como “caballos de Troya”, algunos perredistas nos confiesan que la única apuesta de Barrales ahora es consolidar el Frente Amplio Democrático, pues la caída de ese partido podría agudizarse el 1 de julio de 2018.


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información