Opinión

ACKERMAN

  • 16/07/2020
  • Escuchar
reventó. Resulta que sí traía consigna de meter a fuerza a Diana Talavera en las listas de candidatas al INE. El martes La Silla Rota demostró las ligas de Talavera con el matrimonio John Ackerman-Irma Sandoval y en el comité simplemente le dijeron que no. Montó en cólera, pero nos cuentan que no iba solo: un prominente jurista le quería hacer segunda. ¿Hasta ahí llegará la rabieta? 

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.