Opinión

¡Ya me cansé!

El movimiento #43x43 considera que con paz podemos avanzar en seguridad y justicia, y que la violencia sólo genera más violencia.

  • 17/11/2014
  • Escuchar

Tras los enfrentamientos del 26 y 27 de septiembre que tuvieron lugar en Iguala, Guerrero, y que dejó un trágico saldo de 6 personas muertas y 43 normalistas desaparecidos, padres, familiares, amigos y ciudadanía en general han mostrado su rechazo a estos actos vandálicos en los que presumiblemente están implicados José Luis Abarca Martínez y su esposa María de los Ángeles Pineda, también conocidos como “La Pareja Imperial”, además de funcionarios y policías locales y estatales.

 

Este ‘acaudalado’ matrimonio que controlaba Iguala y sus alrededores, fue localizados en una casa de la delegación Iztapalapa la madrugada del 4 de noviembre; sin embargo esta detención no ha aportado esta el momento mayor claridad al caso de los normalistas desaparecidos, porque a más de 10 días de la detención e interrogatorio, la PGR continúa dando palos de ciego tras pista en pista, aunado a un desafortunado –y hasta desvelado– “Ya me cansé” de su titular.

 

Y es que luego de la sonada conferencia de prensa que Jesús Murillo Karam dio a los medios de comunicación el pasado viernes 7, donde el intento de producción intentaba a gritos, patadas y video-interrogatorios apaciguar las aguas con gritos de credibilidad que a los afectados los dejó con más dudas que certezas, más de un ciudadano se ha sumado a una voz que grita: “¡Ya me Cansé!”...

 

Pero de tantas injusticias, corrupción, muertes, levantamientos, desapariciones forzadas, pobreza, y tanto derramamiento de sangre e indiferencia de las autoridades, observamos el paisaje de acontecimientos político-económicos de nuestro país que es abrumadora la sensación de desesperanza e impotencia de los ciudadanos de a pie que estamos dispuestos a trabajar hombro con hombro para salir del atolladero.

 

No es posible exigir justicia por medio de la violencia, esa nunca será la solución, porque a diferencia de lo que piensa el Premio Nobel de la Paz 2009 Barack Obama, la guerra y la sangre no es forzosamente ineludible para alcanzar la paz, la tranquilidad y la sana convivencia entre los diferentes actores de la sociedad.

 

Los familiares de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos y diversas organizaciones civiles que conforman la Caravana #43x43. Ni un desaparecido más, han asegurado que aunque existe un hartazgo generalizado en la sociedad, el objetivo de su movilización no es el de armar una revolución ni efectuar acciones incendiarias que violenten aún más el estado de derecho.

 

Es por ello que decidieron salir de Iguala para dirigirse al Zócalo de la Ciudad de México, para que su voz, pero sobre todo con su presencia obliguen a que todo el mundo los voltee a ver.

 

#43x43 considera que con paz podemos avanzar en seguridad y justicia, y que la violencia sólo genera más violencia, pero será necesario que toda la sociedad en su conjunto tomemos cartas en el asunto, cada uno desde nuestra trinchera, y en la medida en que nuestras capacidades nos lo permita, ya que al igual que otros movimientos que han surgido en el pasado, llegará el momento para que esto trascienda como un parte aguas, o simplemente como un capítulo penoso pero en el que los ciudadanos no supimos reaccionar favorablemente.

 

Acteal…, Tlatelolco…, Caravana Por La Paz…, Marchas del Silencio…, YoSoy132…, Isabel Miranda de Wallace…, cada movimiento ha tenido su tiempo en la historia…, todos han tenido logros y fracasos, algunos más estruendosos que otros…, unos se han callado, algún otro ha perdido la brújula buscando la política ‘ciudadana’, pero al final han quedado en la memoria colectiva añadiendo experiencia para una madurez social que tal vez ayude a la transformación de nuestro México.

 

Cuando entendamos que la madurez social no es romper vidrios, quemar edificios, pintar muros, romper rejas, golpear policías y agredirnos entre nosotros, tal vez… sólo tal vez, estaremos listos para exigirle los gobernantes que hagan su trabajo, que respeten las instituciones, que respeten el Estado de Derecho y que no permitan ni un desaparecido más o si no que renuncien… porque sí, ese es su trabajo y 50 días ya es demasiado.

 

@plumavertical