Opinión

¿Y entonces, cómo está la pobreza?

Existe la probabilidad de no presentar a tiempo los datos estadísticos del desempeño de nuestro gobierno para abatir la pobreza.

  • 21/07/2016
  • Escuchar

Murió Rafael Aguilar Talamantes; originario de BCS, hombre de izquierda, preso político, visionario y polémico. Creador de partidos,  de organizaciones sociall y formador de políticos: descanse en paz.

 

La semana pasada surgió una polémica entre el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política Social (CONEVAL) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), derivado de la nueva fórmula que empleó este último para medir los ingresos que reciben los hogares mexicanos, así como el monto que destinan en distintos rubros como alimentación, recreación, educación, por mencionar algunos.

 

La controversia surgió porque los resultados que el INEGI publicó el viernes 16 de julio, no se pueden comparar con años anteriores, esto debido a que la variable se modificó con los cambios en la captación de la información sobre los ingresos. El problema que es que ya no será posible analizar la evolución del ingreso de los mexicanos entre 2014 y 2015, más grave aún es que será imposible medir la pobreza en cada una de las entidades y municipios entre 2010 y 2015, por poner un ejemplo. http://bit.ly/29IfV4S

 

¿Por qué son tan importantes estos datos que genera el INEGI? En síntesis, porque sirven para estudiar la evolución de la pobreza en México, en consecuencia el éxito o fracaso del desempeño de nuestros gobernantes. Además esta información es utilizada para el diseño, instrumentación y evaluación de políticas públicas para atacar a la pobreza de manera integral y efectiva.

 

La gran molestia del CONEVAL es que las nuevas cifras que el INEGI generó difieren en gran medida de las presentadas en años anteriores. Es decir, los ingresos reportados en 2015 del 10% de las personas más pobres en México se incrementaron en un 33% a los reportados en 2014, pero eso no es todo, ya que los ingresos del 10% de las personas más ricas aumentaron sólo 10%. En una sola frase, podríamos decir que: la desigualdad en México se acorto.

 

Hecho que no es creíble ni para el propio CONEVAL, de ahí que surgiera la confrontación entre los dos organismos autónomos. Diversas organizaciones civiles, académicos y especialistas en materia económica se han sumado al conflicto, acusan directamente al INEGI de cambiar de forma arbitraria y opaca los métodos para medir la pobreza con lo que ahora parece que el problema es menor.

 

Un debate similar se presentó en el sexenio de Vicente Fox, ya que según los cálculos oficiales, a pesar de que el crecimiento promedio anual de la economía fue de sólo 2.28% del PIB, la pobreza extrema disminuyó en más del 40% a lo largo de esos seis años. La investigadora de El Colegio de México, Araceli Damián, realizó todo un estudio al respecto y concluyó que “la estimación es muy controvertida debido a que el descenso de la pobreza es ilógico en etapas de bajo dinamismo económico”. http://bit.ly/29NOAtd

 

Araceli Damián llegó a esta deducción después de una larga investigación y análisis de datos, una de sus principales conclusiones fue que durante el sexenio de Fox, la principal herramienta para medir la pobreza sufrió varios cambios lo cual dificultaba la comparabilidad de las cifras entre un año y otro: “la baja en la pobreza calculada por el gobierno federal para el periodo de 2000 a 2006 se deriva en la dificultad de comparar las diferentes encuestas”.

 

Recordemos que cuando el presidente Vicente Fox anunció a mediados de junio de 2013 que la pobreza disminuyó por primera vez en 20 años, faltando dos semanas para las elecciones intermedias, varios expertos en medición de pobreza y organizaciones no gubernamentales (ONG) pusieron en duda el anuncio. Lo mismo podría suceder en esta ocasión.

 

Hoy en día, la instancia encargada de medir la pobreza, el CONEVAL, es quien cuestiona a su principal fuente de información, el INEGI, un hecho sumamente lamentable, pues a pesar de la desconfianza de diversos segmentos de la sociedad en las instituciones, los organismos autónomos están dentro de la categoría que goza de mayor porcentaje de confianza ciudadana, según el Informe País del INE. http://bit.ly/1lJO7dd

 

Es irresponsable realizar cambios de esta naturaleza sin antes analizar las consecuencias, sobre todo si ya existen antecedentes de los problemas que la desinformación y la falta de credibilidad puede generar (caso Fox). Incluso el propio instituto reconoció que debió informar de mejor manera los cambios en la medición, así como la importancia de permitir que las estadísticas sean comparables en el tiempo.

 

Y esto parece que continuará ya que el CONEVAL analiza si publicará, a tiempo o con retraso, la medición de la pobreza 2015 programada para finales de julio. Existe entonces la probabilidad de que no se presenten a tiempo los datos estadísticos del desempeño de nuestro gobierno para abatir la pobreza, por ende a falta de información, no hay forma de medir su desempeño. Pretender simular efectividad con ejercicios estadísticos no cambia la realidad de millones de personas en México que siguen sumidos en la pobreza.

 

Recientemente el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), publicó su informe “Progreso Multidimensional: bienestar más allá del ingreso”, que entre sus principales resultados indica que, entre 2003 y 2013, la mayor parte de los países de América Latina fueron capaces de reducir significativamente la pobreza, siendo México una de las pocas excepciones. Además, conforme a este estudio, el 43% de los mexicanos corre el riesgo de caer en la pobreza por ingresos, es decir, se encuentra en una situación de vulnerabilidad. http://bit.ly/29P3PkW

 

Este informe destaca la necesidad de enfocarse en el bienestar de la población en sus diversas dimensiones, con políticas que fortalezcan los factores que impiden a las personas caer en la pobreza como educación, acceso a la protección social, a bienes físicos y financieros, entre otros, pero sin datos estadísticos confiables será difícil diseñar políticas públicas y programas que beneficien a la población más vulnerable. He ahí la gravedad del problema.

 

simon@inprincipioeratverbum.com.mx

@simonvargasa

facebook.com/simonvargasa

Linkedin: simón-vargas-aguilar

www.inprincipioeratverbum.com.mx

*Si deseas recibir mis columnas en tu correo electrónico, te puedes suscribir a mi lista en el siguiente vínculo: http://eepurl.com/Ufj3n

@OpinionLSR

 

También te recomendamos:

Prospectiva de los adultos mayores

El riesgo de la desigualdad reclama atención

> Lee más sobre el autor