Opinión

¿Y el conflicto en Michoacán?

“Parte de mi tiempo lo dedico a enderezar entuertos”, Presidente Andrés Manuel López Obrador. | Fred Álvarez

  • 14/07/2021
  • Escuchar

Desde el domingo 11 de julio hubo una serie de enfrentamientos y bloqueos en la región de Tierra Caliente en Michoacán, principalmente en los municipios de Buenavista y Tepalcatepec. En Buenavista, ha sido lo peor, al registrarse varias horas consecutivas de balazos.

Por la madrugada del martes 13 de julio, un grupo fuertemente armado a bordo de vehículos con blindaje artesanal irrumpió en la cabecera municipal de Tepalcatepec, enfrentándose con elementos de la policía municipal y otros grupos armados.

¡Los videos que circulan en las redes son elocuentes!

Luego de los enfrentamientos Cárteles Unidos (CU) se hizo del control total de Buenavista, a donde entraron presuntamente para rescatar a Miguel Ángel Gutiérrez Aguilar, alias El Kiro y uno de los líderes históricos de los grupos de autodefensas junto con Hipólito Mora Chávez.

De hecho, los bloqueos y quema de vehículos habrían ocurrido luego de que se reportara el presunto secuestro de El Kiro en el municipio de Buenavista. Además de éste, se reportó la desaparición de su familia. El suceso se adjudicó a Santiago Quintero Magallón, “El Maguey”, jefe de plaza del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Buenavista Tomatlán.

Se informó que después de más de 72 horas de enfrentamientos, el grupo de autodefensas de Tepalcatepec localizó y rescató a El Kiro en una casa de seguridad en la periferia de la cabecera municipal de Buenavista.

Dichos grupos de autodefensas permanecen en el municipio de Buenavista.

Pablo Ferri, reportero del madrileño El País, precisa que “no está claro si las balaceras y bloqueos ocurrieron antes o después o ambos” de la desaparición de El Kiro. Hay otras versiones.

Se dicen en algunos medios que el saldo de personas fallecidas no ha sido determinado; empero, habitantes del municipio reportaron una cifra extraoficial de 45 decesos, entre ellos al menos 3 civiles que fallecieron en medio del fuego cruzado, mientras que otras personas cayeron en los enfrentamientos que se registran desde el domingo 11 de julio. Un sacerdote católico habla de por lo menos 20 fallecidos.

Entre las muertes del domingo destaca la de Esthela de Jesús, alias La Güera Chinaquien formó parte del 28º Batallón de la Guardia Nacional y ahora formaba parte de los grupos vinculados a Cárteles Unidos. Esta persona habría desertado de la Guardia Nacional el pasado 16 de febrero de 2021, según reconoció la corporación a través de un comunicado.

Esthela “N” era supuestamente la encargada de armar drones con explosivos para usarlos en los enfrentamientos y murió el pasado tras una explosión accidental en medio de los tiroteos.

José Luis Segura Barragán, sacerdote católico de la diócesis de Apatzingán, criticó el dejar hacer de las autoridades en un video publicado el martes 13. A través de su diaria reflexión del evangelio que publica en redes sociales, el cura compartió su parecer después de recorrer varios puntos de su localidad, dice Felipe Monroy.

La cosa ya está peor. Es una mentira que estén cuidando o permitan el paso sin ningún problema de Apatzingán, Pizándaro, El Aguaje y Aguililla. No hay los mil 200 elementos (que anunció el gobierno), hay algunos, pero no intervienen para nada, están allí nada más de mirones”.

Segura el cura relató que los conflictos existentes entre grupos criminales que llevaron a una balacera murieron alrededor de veinte personas: “Pero eso no se va a quedar ahí; de una parte y otra van a luchar esta noche. En los linderos de los dos grupos va a haber mucha violencia. Así va a estar”.

El párroco acusó directamente a los agentes del orden federal: “La Guardia Nacional acompaña a los delincuentes en ciertos eventos”.

Hasta el momento en esa región no hay gobernabilidad a pesar de que existen miembros del Ejército y de la Guardia Nacional; ninguno de ellos ha hecho algo firme por retomar el control de la zona.

¿Por qué?

Hasta ahora solamente hay un escueto mensaje del secretario de Seguridad Pública, Israel Patrón Reyes, quien asegura que se trabaja para restablecer el orden público, la seguridad y paz social.

Mmm…

Ayer en su cuenta de Twitter el Gobernador escribió publicando una foto donde dice que están sentados en la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz en Michoacán, “acordamos continuar alineando los esfuerzos en seguridad con la estrategia federal en los municipios que presentan conflictos y así brindar la tranquilidad necesaria a las familias de las zonas”.

¿Cuántos muertos hubo en Michoacán en estos días por los enfrentamientos? ¿Cuánto es el daño causado?

Además. ello ha generado una ingobernabilidad en la zona. Hay reportes de quema de vehículos, enfrentamientos y etcétera.

Hace unos días en conferencia mañanera el presidente dijo que las cosas en Michoacán iban bien, y que mandaría a su secretaria de Seguridad a calmar las cosas, al tiempo que subrayó que prefiere los abrazos que los balazos...

Esa parece que fue la señal para que las cosas empeoraran.

No sirvió para nada el llamado del presidente, al contrario.

Esta semana no ha dicho nada de Michoacán, no por lo menos en la mañanera, nadie ha preguntado.

En la conferencia del 9 de julio hizo un llamado a la población a no caer en provocaciones y a vivir con dignidad, porque es preferible “heredarle a los hijos pobreza, pero no deshonra”. A la vez, informó que el Ejército no se retirará de la zona.

Pidió desde Palacio Nacional “Que no se caiga en ninguna provocación, que se puede vivir con dignidad, sin pobreza, que es lo que estamos procurando con todos los programas de bienestar, y que es en todo caso preferible heredar a los hijos pobreza, pero no deshonra, y que el que tenga necesidad de trabajo tendrá trabajo, que el joven que no tiene un empleo tendrá empleo”.

Y aprovechó para hacer un reconocimiento a las “las Fuerzas Armadas, tanto a la Guardia Nacional, a los marinos, a los soldados de México, que actúan con responsabilidad, respetando los derechos humanos, porque no sólo es proteger a la población”.

“Imagínese lo que quiere un grupo, que salgan los soldados de Aguililla, que no haya vigilancia. Bueno, entonces no sólo queda la población indefensa, sino que se convierte Aguililla en un campo de batalla, precisó”.

-¿Cuál es la indicación que tienen los elementos militares que en estos momentos están allá, presidente? -, preguntó un reportero.

De no responder, no caer en provocaciones”, dijo.

Dijo más cosas el C. Presidente, pero lamentablemente las cosas salieron peor, y el asunto ya no es sólo en Aguililla sino en varias partes de tierra caliente.

Esa región es un grave problema de seguridad pública y nacional.

Es evidente que el presidente no irá a la zona, no por lo menos en el corto plazo para enderezar el entuerto, pero consideramos que mucho ayudarían en simplemente dando la orden de aplicar la ley; el ejército y la Guardia Nacional no pueden estar en la zona de mirones como lo dijo reciente el cura del lugar.

La autoridad debe atender el reclamo ciudadano y poner las cosas en orden, de no hacerlo podrían tener consecuenciales jurídicas.

¿Es difícil aplicar la ley?

 

Rumbo a Estados Unidos

Y ante todo lo anterior, muchos michoacanos han emigrado a la frontera norte, y han solicitado asilo as los Estados Unidos Un reportaje de Alejandro Arturo Villa para la revista Zeta reporta que alrededor de mil 500 michoacanos esperan respuesta a su petición de asilo y aproximadamente dos mil ya se encuentran en los Estados Unidos.

Y lo interesante es que los michoacanos son asesorados por el ex sacerdote Gregorio López Gerónimo alías padre “Goyo”, ex líder autodefensa en Michoacán y suspendido como cura por su activismo social. Goyo orienta a michoacanos sobre cómo proceder para realizar la solicitud de asilo humanitario. El religioso -señala la nota-, también se encarga de conseguirles un lugar para resguardarse durante el tiempo que pueda tardar el proceso de solicitud de refugio. En el caso de la ciudad frontera con San Diego, los desplazados llegan a la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, en la zona de Otay.

De acuerdo con Goyo al día salen de Michoacán en promedio 50 personas. Actualmente hay mil 500 en proceso de asilo y alrededor de 2 mil ya se encuentran en Norteamérica. Conforme van llegando, son canalizados a otros albergues de la ciudad para no crear hacinamiento.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.