Opinión

Victimización y percepción ciudadana sobre seguridad pública

Entre las principales razones por las que no se presenta una denuncia destaca la pérdida de tiempo y la desconfianza en la autoridad.

  • 03/10/2016
  • Escuchar

El pasado 27 de septiembre de este 2016, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publicó la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2016, denominada ENVIPE por sus siglas. El objetivo de esta Encuesta según el propio INEGI es la de generar información sobre el “…nivel de victimización y delincuencia, denuncia del delito, características de las víctimas del delito, los delitos y los daños causados, percepción sobre la inseguridad, desempeño institucional y la caracterización de los delitos en los hogares…”[1] entre varios más.

 

La ENVIPE que integró el INEGI, presenta datos respecto de 2015, está integrada en apartados[2] de los que destacaremos los siguientes:

 

Victimización de la población de 18 años y más, en donde sobresale que durante 2015 hubo una tasa de 28,202 víctimas por cada cien mil habitantes, ligeramente menor a la registrada en 2013 y sin una diferencia significativa respecto a 2014. No obstante, es de llamar la atención que algunas entidades federativas registraron incrementos como Coahuila, Sonora, Colima, Chihuahua, Veracruz, Jalisco, Querétaro, entre otros.  Asimismo, es de destacar Estados como Baja California Sur, Baja California, Zacatecas, San Luis Potosí, Campeche, por mencionar sólo algunos, han bajado dicha tasa de víctimas.

 

Respecto a la incidencia delictiva por tipos de delito, el INEGI presenta la estimación que durante 2015 el robo o asalto en calle o transporte público es el más recurrente con un 28.2%, seguido de la extorción con el 24.2%, el robo total o parcial del vehículo con el 11.3% y el fraude con un 11%, entre los principales.

 

En secuestros la ENVIPE estima que poco más de 64 mil casos “sufridos por 62,636 víctimas durante 2015.

 

Un dato por demás relevante es el costo por delito, que se refiere al costo total motivo de la inseguridad y el delito en hogares, lo que representó, según la misma estimación, un monto superior a los 236 millones de pesos, lo que equivale al 1.25% del Producto Interno Bruto, o dicho de otra forma a casi 6 mil pesos por persona que se vio afectada.

 

Cifra Negra, que se refiere a la estimación de delitos que, en 2015, NO fueron denunciados.  La ENVIPE estima que en 2015 sólo fueron denunciados el 10.5% del total de delitos, en donde de ellos, cerca del 60% el Ministerio Público inició alguna averiguación previa o carpeta de investigación. Esto representa que prácticamente el 90% de los delitos no fueron denunciados, cifra por demás alarmante. Al respecto, vale la pena referir que entre las principales razones por las que no se presenta una denuncia destaca la pérdida de tiempo (33%) y la desconfianza en la autoridad (16.6%).

 

Sobre la percepción de la Seguridad Pública, el INEGI a través de la ENVIPE estima que la inseguridad es el problema más importante del país con un casi 60% seguido del desempleo con un 40.8%, la pobreza (32%), el aumento de los precios (31%), la salud (30%), entre otros. Entre los lugares que la Encuesta refleja como más inseguros estarían los cajeros automáticos que se ubican en la vía pública, el banco, el transporte público, la calle, la carretera, el mercado, el parque o centro recreativo, el centro comercial, el automóvil, entre otros más.

 

En el rubro de desempeño institucional, que está referido al nivel de confianza de la ciudadanía para con las autoridades responsables de la seguridad pública, la seguridad nacional y la procuración e impartición de justicia, destaca que la Marina ocupa el primer lugar con una opinión de confianza favorable del 87%, seguido del Ejército con un 84.9%, la Policía Federal con un 65.1% y la PGR con un 57.4 por ciento. Debajo de los porcentajes referidos se encuentra el Ministerio Público y Procuradurías Estatales (49.9%) y la Policía de Tránsito (43.6%).

 

Toda la información por demás valiosa integrada por el INEGI debe ser un indicador, no sólo de medición de victimización o percepción de la ciudadanía sobre diversos factores de seguridad pública, sino también un referente obligado para las instituciones encargadas de la procuración de justicia; debe ser un elemento para la toma de decisiones y para la aplicación de diversas políticas y acciones encaminadas principalmente al bienestar de la población.

 

Ejercicios como estos, demuestran una vez más que diversas instituciones como el INEGI dan elementos de percepción social indispensables para el quehacer gubernamental.  Las reacciones a los datos de la ENVIPE se han empezado a manifestar desde la sociedad que exige acciones concretas para acabar con la inseguridad que, como vemos, es la principal demanda social.

 

@fdodiaznaranjo

@OpinionLSR

 

[1] Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2016. Nota técnica. 27 de septiembre de 2016.

 

[2] La ENVIPE a cargo del INEGI, de acuerdo al Boletín de Prensa número 399/16 de fecha 27 de septiembre de 2016, tiene un periodo de referencia de información de enero a diciembre de 2015, con una población objetivo de 18 años o más y fue levantada en más de 95 mil viviendas en un periodo de levantamiento que va del primero de marzo al 26 de abril de 2016.

 

También te recomendamos:

La #Asamblea Constituyente de la #CDMX

Abstencionismo, el cáncer de la democracia

> Lee más sobre el autor