Los que podrían enfrentar una batalla de grandes dimensiones para sacar adelante el Presupuesto de 2019, serán los altos mandos de la Secretaría Hacienda, incluso, los más cercanos colaboradores de Carlos Urzúa, ya estarían buscando un acercamiento con el Congreso.

Sin embargo, hay quien anticipa que los técnicos hacendarios se toparán con pared, debido a que el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados es nada menos que el barzonista Alfonso Ramírez Cuellar.

La impericia y la novatez política del Grupo Parlamentario de Morena se hizo evidente cuando muchas de las comisiones se asignaron por votación o por sorteo, lo que deja con muy poca autoridad a Mario Delgado, coordinador de los diputados y cercano al presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

La preocupación de muchos integrantes del equipo de Urzúa es que tendrán que negociar de manera directa con Ramírez Cuellar, quien según sus mismos compañeros, se caracteriza por mantener una posición poco flexible y autoritaria frente a las opiniones de los demás, por lo que la discusión del presupuesto se podría convertir en una verdadera pesadilla.

Ya que hablamos de los fundamentales macro, en la Secretaría de Hacienda nos comentan que no habrá crisis de fin de sexenio. Incluso, la deuda pública mantendrá una trayectoria a la baja para ubicarse en 45% del Producto Interno Bruto (PIB); se entregará una cifra récord de los fondos de estabilización de los ingresos presupuestarios equivalente a 1% del PIB, lo que se suma a una disponibilidad de recursos internacionales por 260 mil millones de dólares que incluye las reservas del Banco de México y la línea de crédito flexible del FMI.

Por lo pronto, ya se avanza en un proceso de transición ordenado, en el que no se espera ningún sobresalto, sobre todo porque el equipo del presidente electo se encontró con la mejor de las noticias: el precio del petróleo se podría ubicar por encima de los 70 dólares por barril, lo que es una base favorable para los ingresos presupuestarios; esto a diferencia de lo que ocurrió en la mitad del actual gobierno en donde los petroprecios se desplomaron a menos de 20 dólares por barril.

¿Por debajo del agua?

A partir de este mes, el gobierno de Coahuila que encabeza Miguel Ángel Riquelme, contará con nuevas licencias para conducir, que según nos cuentan, tendrán captura de iris, las 10 huellas digitales e incluirán un chip con radiofrecuencia, entre otros accesorios.

Si bien la intención no suena mal, lo que no empieza a gustar es que la firma Cosmocolor, de Jorge Kahwagi, inició una selección de personal y la cita para los aspirantes coincide con módulos de emisión de licencias de la entidad, sin ninguna licitación pública.

Los rumores que corren en el Palacio de Gobierno es que la compañía ya habría pactado con los altos mandos de la Secretaría de Transporte de Coahuila y con otras autoridades para quedarse con esa concesión.

Así las cosas...

¿La honrosa medianía?

@rominarr  | @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información