Opinión

Unidad nacional en torno de AMLO

“Ya están reeditando las campañas de 2006 y 2012. Nosotros queremos ayudar a todos. Lo digo claro: Queremos ayudar a los pobres antes que a nadie”.

  • 11/04/2017
  • Escuchar

“Estamos aquí para refrendar nuestro compromiso de continuar luchando hasta lograr el renacimiento de México. Entre todos los sectores de todas las clases sociales, de todas las religiones. Pobres y ricos habremos de sacar a nuestro país del atraso, de la pobreza y de la marginación”, advirtió Andrés Manuel López Obrador este domingo 9 de abril en la explanada del Monumento a la Revolución.

 

Convocada por el presidente nacional de Morena, una multitud que desbordaba este sitio emblemático de la Ciudad de México se congregó para firmar el Acuerdo Político de Unidad por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento de México.

 

Miles de mujeres y hombres libres y conscientes, dueños de su destino, acudieron al llamado para reafirmar su respaldo a López Obrador y su adhesión al programa nacional de Morena destinado a transformar a México a partir de 2018.

 

Con la mira puesta en los comicios presidenciales del próximo año, nuestro dirigente dio la voz de alarma sobre la guerra sucia que se avecina:

 

“Ya están reeditando las campañas de 2006 y 2012. Nosotros queremos ayudar a todos. Lo digo claro: Queremos ayudar a los pobres antes que a nadie”. Y recordó su lema central de años atrás: “Por el bien de todos, primero los pobres.

 

“Pero también apoyaremos a clases medias y a empresarios. No se aumentarán impuestos en términos reales. Se requiere inversión privada. La inversión pública será como capital semilla. Como ocurrió cuando fui jefe de Gobierno. Por cada peso de inversión pública, había 30 de inversión privada. Desde 2018, habrá una economía tripartita conformada por los sectores privado, público y social”.

 

La multitud presente ante el Monumento que resguarda y honra los restos de Francisco Villa, de Francisco I. Madero y Lázaro Cárdenas, fue la concluyente muestra del apoyo popular a nuestro partido y a sus postulados para lograr convertir en realidad el renacimiento de nuestro país. Banderas, carteles de apoyo al movimiento lopezobradorista y una muchedumbre alegre y multicolor enmarcaban la firma del Acuerdo de líderes sociales, muchos de ellos sin tintes partidarios, que sirvió de preámbulo al inicio de la ceremonia encabezada por López Obrador.

 

Al respecto, cabe señalar que el Acuerdo es una convocatoria a todas y todos los ciudadanos con respeto a la pluralidad y a la militancia de cada quien. Por eso precisamente es una unidad de distintas fuerzas en torno de un plan de cambio para México.

 

De tal modo, ex delegados políticos de la ciudad, deportistas, dirigentes de asociaciones privadas, empresarios estamparon su firma en el histórico Acuerdo Político.

 

Para respaldar el Acuerdo, en el templete se congregaron diversos personajes que han destacado en el combate en pro de los derechos humanos de los capitalinos, la justicia y la equidad económica, social y de género.

 

Ahí se encontraban Martí Batres Guadarrama, presidente del Comité Ejecutivo Nacional de Morena en la Ciudad de México, prácticamente todos los diputados del partido en la Asamblea Legislativa, entre ellos quien firma esta columna: César Cravioto Romero, así como Felipe de la Cruz, Flor Ivone Morales, Miguel Ángel Hernández, Beatriz Rojas Martínez…

 

También nuestras dirigentes del Comité Ejecutivo Nacional: Bertha Luján y Yeidckol Polenvsky, la delegada de Tlalpan Claudia Sheinbaum y la ex diputada constituyente Clara Brugada. Legisladores de Morena en la Cámara de Diputados también acudieron al magno evento, así como otros jefes delegacionales de Morena, y muchos personajes de la sociedad civil que, aunque no militan en Morena, apoyan su proyecto de nación.

 

En un ambiente festivo que presagia los vientos de la renovación nacional, el ya histórico dirigente popular afirmó:

 

“Vamos a ganar la Presidencia en 2018. Morena está en primer lugar de las preferencias ciudadanas en todo el país. El gobierno y la corrupción son las causas por las cuales México se ha estancado.

Y remató: “Es imprescindible terminar con estas lacras”, para enseguida llamar a consolidar el trabajo organizativo en cada colonia, barrio, unidad habitacional. A sumar voluntades en cada sección electoral, a concienciar a la gente y evitar la compra del voto.

 

“Están muertos de miedo”, señaló en referencia al gobierno de Peña Nieto y a los partidos corruptos.

 

Respecto de las necesidades de recursos para la transformación del país, explicó:

 

“Se invertirán 110 mil millones de pesos para que a ningún joven le falte escuela ni trabajo. Si los políticos corruptos se roban 500 mil millones anuales, con esa cantidad nos alcanzará y hasta va a sobrar”.

 

Ante los constantes intentos del gobierno federal de enfrentarlo con el Ejército, en una campaña inédita en la historia contemporánea de México, pues hasta fechas muy recientes no se mezclaba a las fuerzas armadas en temas políticos, de manera tajante López Obrador informó:

 

“No continuaremos con el uso de la fuerza. Los soldados son pueblo uniformado”. Y se comprometió a que como comandante en jefe de las fuerzas armadas, jamás ordenará que el ejército reprima al pueblo.

 

Especial relevancia tienen los señalamientos de López Obrador en relación con el imperio del norte. En efecto, al tiempo que le demandó al gobierno de Estados Unidos no intervenir en las elecciones de México porque nosotros, recalcó, fuimos respetuosos de su campaña electoral, hizo una revelación que debería avergonzar al Partido Acción Nacional.

 

“Pero la derecha, la esposa de Calderón ya fue a hablar con “aquél” (en evidente alusión a Donald Trump) para pedirle su intervención por si la izquierda gana. Como cuando en el siglo XIX fueron a buscar a un príncipe extranjero”.

 

Con una frase de Benito Juárez concluyó su vibrante discurso: “Con el pueblo, todo. Contra el pueblo, nada”.

 

No hay duda: con Morena y López Obrador, en 2018 comenzará el renacimiento de nuestro país.

 

@craviotocesar

@OpinionLSR

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.