Opinión

Una reforma laboral vigilada a toda presión

¿Quién diseña la política sindical en México? | Manuel Fuentes

  • 06/07/2021
  • Escuchar

La primera reunión del Consejo Laboral que integra las representaciones de México, Canadá y Estados Unidos para cumplir con los compromisos del T-MEC celebrada el pasado 29 de junio de manera privada y que se complementó con una reunión abierta con preguntas y respuestas del público que se conectó por medio de la plataforma digital, deja varias lecciones.

La principal, como la definió la representación estadounidense, es el factor comercio como eje central de todas las políticas. Para ellos la principal preocupación se centra en la idea de apoyar en la organización de los sindicatos. Es un factor “esencial” de la práctica de las políticas de ese tratado comercial, así lo mencionan.

La pregunta que flota de inmediato es por qué el gobierno estadounidense quiere que funcionen los sindicatos si en su país no es una política que practiquen con la misma vehemencia. La respuesta que se ha reiterado es que esa política mexicana de fomentar sindicatos blancos ha traído como consecuencia bajos salarios y magras condiciones de trabajo.

En el ámbito internacional se ha convertido esa política de sindicatos blancos a la mexicana en un “dumping comercial” que ha permitido la producción de artículos de comercio a precios más bajos que en sus países de origen. Lo curioso del caso es que han sido empresas multinacionales las promotoras de prácticas antisindicales para borrar todo vestigio de democracia y transparencia en las organizaciones obreras.

En la reunión del Consejo Laboral, la representación estadounidense fue enfática en la fase de preguntas y respuestas al afirmar que ellos trabajan con el gobierno de México “para asegurarse” que éste tenga las herramientas necesarias para implementar su reforma laboral a través de la cooperación técnica y otros programas. Actualmente mencionan ya han enviado fondos al programa, fortaleciendo los recursos de los trabajadores para que ejerzan sus derechos laborales.

La representación estadounidense, reforzando el factor comercio como la parte sustantiva del convenio internacional, mencionan la intención de fortalecer organismos independientes, para lo cual expresaron:

“…hemos destinado recursos para apoyar a los trabajadores en sus organizaciones independientes, su derecho a asociarse libremente y como tenemos socios muy fuertes les aliento a todos a que se sigan manteniendo en contacto y participen de este proceso ya que es un área de la que todos nos vamos a beneficiar con su retroalimentación”.

En la fase pública el gobierno estadounidense fue enfático en expresar que la reforma laboral se debe cumplir en todos los estados de la República mexicana, estén o no en la fase de implementación gradual, por eso se infiere el adelanto de que el Centro Federal Conciliación y Registro Laboral empiece a operar en todo el país en el mes de octubre de 2021. Su comentario fue el siguiente:

“…nosotros continuaremos monitorizando, vigilando que los trabajadores mexicanos ejerzan sus derechos laborales en todos los Estados, independientemente de la fase, que saben México y los Estados Unidos están colaborando con la petición de respuesta rápida en cuanto a las automotrices en un Estado (Coahuila) que está, ya está en la fase 3 de implementación, y mencionar que a partir del primero de octubre del 2021 el Centro Federal será responsable de registrar a los contratos colectivos de trabajo y sindicatos en todos los Estados.

Por su parte la representación canadiense también define la política comercial bajo la óptica de fortalecer los derechos laborales. Ellos mencionaron en el diálogo público:

“…este convenio nos ha comprometido a que Canadá invierta 20 millones de dólares para apoyar la reforma laboral de México eso es para seguir trabajo que hemos hecho en el pasado ya con México en áreas como en el sector de las telas y la ropa.

Ello para seguir asegurarnos de que los trabajadores reciban beneficios ya que eso es esencial para poder cumplir con este capítulo del Tratado, especialmente enfocados en la libertad de asociación sindical y vamos a seguir ofreciendo asistencia técnica clave…”

En respuesta a las críticas de Canadá y Estados Unidos, la representación mexicana expresó los siguientes puntos:

1.- El protocolo de legitimación tiene que estar revisándose y actualizándose con la experiencia como en el caso de la legitimación de General Motors Silao.

2.- El Centro está preparando un Manual de Organización y Procedimientos en materia de verificación.

3.- Se están diseñando Lineamientos para presentar Inconformidades en los procesos de legitimación de Contratos.

4.- Se está diseñando y construyendo un sistema tecnológico para que las verificaciones sean mucho más asertivas, eficientes y brinden certeza sobre los resultados.

5.- En el caso del Protocolo de Legitimación la respuesta es que, si se está pensando en hacer adecuaciones a este instrumento, sobre todo en puntos muy concretos, primero para dar mayores facultades de verificación a los inspectores, permitirles hacer libremente entrevistas a los trabajadores, a los representantes del sindicato, observadores, notarios, incluso a quienes participen en el proceso para que se dé más información.

6.- Que los inspectores tengan herramientas para prevenir, impedir o incluso para corregir hechos o conductas que sean contrarias a la ley, es decir, puedan intervenir para requerir a los trabajadores, a los representantes del sindicato o a cualquier parte involucrada para que “hagan o dejen de hacer” para que el procedimiento sea más eficiente.

7.- Antes los verificadores tenían una lógica de simplemente atestiguar cómo se desarrollaban las legitimaciones y al final simplemente hacían un informe y lo presentaban. Ahora van a tener posibilidad de ir más allá, asumir un papel proactivo e incluso suspender el desarrollo de una consulta si notan que existen irregularidades.

Lo lamentable es que las políticas discutidas en la primera reunión del Consejo Laboral olvidan apoyar a las Juntas de Conciliación y Arbitraje que se engullen (anulan) los derechos laborales (individuales y colectivos) por falta de presupuesto.

Después de realizada la primera sesión del Consejo Laboral cabe preguntarse: ¿quién diseña la política sindical en México?

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.