Opinión

Una nueva ética empresarial

Los empresarios expresaron su respaldo a la decisión de rifar el avión presidencial con un sorteo de la Lotería Nacional. | César Cravioto Romero

  • 18/02/2020
  • Escuchar

Hasta cuando se convoca a los empresarios más poderosos del país para apoyar el sistema de salud, los anti Cuarta Transformación, critican al gobierno. En realidad, están moralmente derrotados.

Los hombres de empresa hicieron sus aportaciones en libertad durante la convocatoria a la cena que el Presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció para acordar la compra de boletos para la rifa del avión presidencial.

El apoyo, la cooperación, a través de la opción de cuatro distintos montos fue de manera voluntaria.

AMLO no hizo un “pase de charola”, como “sí lo hiciera Salinas de Gortari en 1993 para la campaña presidencial de Luis Donaldo Colosio”.

“Ese es el problema, nos confunden, yo no soy Salinas. Imagínense, tantos años de lucha, de mantener en alto nuestros ideales, nuestros principios para caer en el influyentismo”, dijo el Presidente al negar un “pase de charola”.

Se lograron compromisos con 75 dueños de las principales compañías mexicanas por mil 500 millones de pesos, que equivalen a más de 3 millones de boletos de la rifa del avión presidencial, cuyas ganancias se destinarán para la compra de equipo médico.

Los empresarios expresaron su respaldo a la decisión de rifar el avión presidencial con un sorteo de la Lotería Nacional que se llevará a cabo el próximo 15 de septiembre.

Ellos decidirán qué hacer con los boletos, unos los venderán en sus comercios, en sus bancos, otros los entregaran a sus trabajadores o promoverán sus productos.

El compromiso de la compra de los equipos médicos viene inscrito en el boleto, y en la carta que firmaron los empresarios donde se comprometen a adquirir los boletos.

Todo fue transparente, y discreto, pues no se revelaron los nombres de quienes se sumaron y comprometieron con el gobierno para las compras públicas de equipo médico para los hospitales de México.

El paradigma que la Cuarta Trasformación está construyendo se basa en la convicción del titular del Ejecutivo Federal de que “es más fuerte la generosidad que el egoísmo, más poderosa la empatía que el odio, más eficiente la colaboración que la competencia, más constructiva la libertad que la prohibición y más fructífera la confianza que la desconfianza”, como especifica el Presidente en su libro, “Hacia una economía Moral”.

La rifa del avión “es un acto aleccionador para que nunca más nadie se atreva a ofender de esa manera (comprando un avión costoso) al pueblo de México, y se terminen los excesos”, comentó durante la convocatoria.

La aeronave llegará el próximo marzo a suelo mexicano, donde mantenerlo sin volar implicaría más de 200 millones de pesos al año, y 250 mil pesos por una sola hora de vuelo.