Opinión

Una Ley Electoral con sentido ciudadano

Ante la promulgación de la Constitución Política de la Ciudad de México, una de las principales leyes secundarias es la Ley Electoral propuesta por Morena

  • 25/04/2017
  • Escuchar

La rigurosa vigilancia del cumplimiento del referéndum, plebiscito, de la consulta popular, la iniciativa y consulta ciudadana y la revocación de mandato es parte fundamental de los postulados que Morena pugna por incorporar en la Ley Electoral de la Constitución Política de la Ciudad de México.

Asimismo, busca establecer el reconocimiento de las prácticas democráticas propias de los ayuntamientos, los cuales, cabe subrayar, se rigen por sistemas normativos internos.

Cabe entonces explicar que ante la promulgación de la Constitución Política de la Ciudad de México, una de las principales leyes secundarias que corresponde forjar a la Asamblea Legislativa es, precisamente, la Ley Electoral de la Ciudad de México.

Porque de su correcta, justa y democrática elaboración dependerá, por lo menos en parte, la buena marcha y el respeto a los resultados de los comicios que se realicen en la capital de la República.

Previa abrogación del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Distrito Federal, el grupo parlamentario de Morena en el organismo parlamentario propone que en la referida ley se incorpore la vigilancia de las prerrogativas que se entreguen a los partidos políticos nacionales y locales, así como las asignadas a los candidatos de los partidos y a los independientes.

Sobresale, en este sentido, que la Ley Electoral propuesta por Morena busca promover el ejercicio de los derechos y las obligaciones electorales de ciudadanos y personas menores de 18 años, con respeto absoluto a los principios de igualdad.

Asimismo, nuestra bancada propone que deberá ser facultad de los organismos regidos por esta ley promover y vigilar las elecciones para jefe de Gobierno, las correspondientes a la selección de diputados para el Congreso local, así como para la elección de alcaldes y concejales.

De tal manera, en la Ley Electoral postulada por Morena se reconoce la certidumbre y la garantía de las prácticas democráticas propias de los ayuntamientos, los cuales se rigen por sistemas normativos internos.

Respecto de la participación ciudadana, cabe acentuar que el Instituto Electoral de la Ciudad de México vigilará el cumplimiento y la acreditación de los requisitos para referéndum, plebiscito, consulta popular, iniciativa ciudadana, consulta ciudadana y revocación de mandato. Además, sería el responsable de la organización, desarrollo, cómputo y declaración de resultados.

Esta Iniciativa de Ley tiene como finalidad armonizar las diversas disposiciones establecidas en la Carta Magna, así como las contenidas en los tratados internacionales y en la Constitución Política de la Ciudad de México.

De tal manera, la nueva Ley Electoral de la Ciudad de México sería parte de la vanguardia programática enarbolada por la Constitución capitalina.

Es un documento que facilita el cumplimiento de preceptos electorales como la revocación de mandato, las funciones de las alcaldías, los derechos de los menores de 18 años, la paridad de género en la elección de puestos políticos, la proporcionalidad de diputados y los derechos políticos electorales de pueblos, comunidades indígenas y barrios originarios.

Esperemos que los otros grupos parlamentarios aprueben esta iniciativa de ley propuesta por nuestro partido, pues en buena parte de ella dependerá la buena marcha y el respeto al sufragio popular emitido en los comicios de la Ciudad de México.

No será tarea fácil la aprobación, habida cuenta de que en la presente LII Legislatura, PRD, PAN y partidos satélites se han distinguido por bloquear las iniciativas de Morena, como por ejemplo la de reducir en 50 por ciento el muy oneroso presupuesto de la Asamblea para destinarlo a programas sociales. Por supuesto, Morena está dispuesta a confrontar su propuesta con las de las otras fuerzas partidarias.

Porque con la mira puesta en las jugosas sumas derivadas de las prerrogativas y en servir a intereses de potentados inmobiliarios, los legisladores del PRD, PRI y de Acción Nacional han olvidado sus compromisos con los ciudadanos.

Esperemos que por esta vez, en vez de esperar instrucciones provenientes del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, den cabida a los intereses de los ciudadanos. Si así no fuera, cuando a partir de 2018 Morena gobierne esta ciudad, será tiempo de replantear nuestra propuesta.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.