Opinión

#TrumpNoEresBienvenido

¿A quién se le ocurrió la magnífica idea de invitarlo a México?

  • 01/09/2016
  • Escuchar

La visita de Donald Trump a México es indefendible. La razón de su paso por el país ayer, es aún peor: fue invitado por el presidente Enrique Peña Nieto. La invitación, la visita y el trato que le dispensaron fue humillante.

 

La razón de la invitación del candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos no se entiende por ningún lado. No se entiende porque no sólo ha ofendido y criminalizado a todos los mexicanos, sí a todos los mexicanos y mexicanas, además como oferta de campaña ha abanderado la construcción de un muro, -impenetrable, alto, poderoso y hermoso-, tal como lo dijo ayer en Arizona, tan pronto dejó territorio mexicano, y ha utilizado como lenguaje el odio y la discriminación. Nadie había ofendido a México como lo ha hecho Trump y, sin embargo, se le recibe como jefe de Estado.

 

Peor que la invitación del Presidente de México a ese señor es el tono de la conversación: no se le exigió una disculpa para el pueblo de México, ni se le dejó en claro que México no está de acuerdo con la construcción de un muro en la frontera con nuestro país y que tampoco pagaremos por esa denigrante propuesta. ¡Nada! Tan es así que el candidato republicano, tan pronto como aterrizó en Arizona, en un evento público declaró que construirían un muro en su frontera sur y que México pagaría por éste, aún no lo supiéramos. Así de claro el mensaje que recibió Trump de nuestro presidente y así de claro lo poco que le importó esa reunión.

 

Trump vino a México a burlarse de nosotros y nosotros le pusimos el escenario para que lo hiciera. El mensaje es terrible: humillen, criminalicen y ofendan a los mexicanos, aquí los recibiremos con los brazos abiertos. Son los propios habitantes de Estados Unidos, republicanos y demócratas, los primeros en sorprenderse de la visita de Trump a México en atención a la invitación que le hizo el presidente de nuestro país. ¡Una vergüenza!

 

¿Por qué recibir a una persona, candidato o no,  que ni siquiera solicitó venir a México ni entrevistarse con el presidente? Resulta evidente que en el muy remoto caso de que Trump se convierta en presidente de los Estados Unidos, México tendrá que sostener relaciones diplomáticas, de seguridad, comerciales, entre otras, con quien gane la presidencia de nuestro vecino del norte, pero ¿a quién se le ocurrió la magnífica idea de invitarlo a México?

 

Señor Enrique Peña Nieto: Donald Trump no es y no será bienvenido en nuestro país. No queremos que vengan a nuestra casa a ofendernos. Necesitamos un presidente que entienda y defienda a México, que dignifique con su actuar a nuestro país y no que ponga la alfombra para que nos humillen. Por si no tiene claro lo devastador de lo sucedido el día de ayer, señor Presidente: usted puso las condiciones para que Trump viniera a México y nos insultara en nuestra propia casa. Sí usted, como Presidente de México, no va a defender la dignidad de nuestro país, al menos no tome decisiones ni ponga las condiciones para que otros nos denigren en nuestra propia casa. Como mexicana me siento agraviada con la invitación y el trato que se le dio a Trump en mi país.

 

@OpinionLSR

@C_Humphrey_J

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.