Opinión

Trump habría de renunciar a su cargo

En México es tiempo de que la clase política nacional mire con mayor atención lo que pasa en E.U. porque Corea no está lejos

  • 10/08/2017
  • Escuchar

El Presidente de los Estados Unidos habría de renunciar a su cargo.

E.U. es la primera economía mundial, la nación que más recursos destina a gasto militar, la potencia que más intereses estratégicos tiene en todas las regiones del mundo y, en varios sentidos, responsable de la precaria estabilidad que prevalece en distintas zonas del planeta. Nada de lo anterior es parte del entendimiento de Mr. Trump. En los hechos la confianza de las naciones aliadas en los E.U. se encuentra en su nivel histórico más bajo, los líderes mundiales se ven obligados a hablar con él bajo la premisa de que poco entiende y tolerar la fe de erratas permanente en que se convirtió el Gobierno de la Casa Blanca.

Mr. Trump psicológicamente debe estar afectado si se considera que algunos de los analistas más brillantes de su país lo asesoran, pero le hablan de conceptos, países, lógicas geoestratégicas, dinámicas geopolíticas y cifras que simplemente no conoce en historia, contenido y situación actual.  Un reflejo de esta situación es la designación del General / Secretario John Kelly como su Jefe de Gabinete. 

En ese contexto, el conflicto en Corea escala rápidamente: hace 64 años dejó tres millones de muertos, hoy podría ser peor. Corea del Norte tiene un Ejército que supera el millón de elementos en activo y 6 millones de elementos de reserva.

Un analista como David Maxwel señala que ante la eventualidad de un conflicto, el número de víctimas en el primer día podría ascender a 64 mil personas; entre 300 mil y 400 mil víctimas en la primer semana y dos millones de personas muertas en tres semanas. Donde además está presente la probabilidad del uso de armas nucleares por parte de Corea del Norte.

La situación es delicada y podría ponderarse en ruta a una crisis humanitaria de proporciones mayúsculas, mientras Trump habla de "fuego y furia". Hoy la prudencia es necesaria y a contracorriente Trump se rodea de los cuadros más duros en materia de defensa y agresión de ese país además de confesionales, mantiene sus compromisos con las compañías petroleras y gobierna casi unilateralmente con y para una facción peligrosa de intereses ligada al complejo industrial militar.  

En México es tiempo de que la clase política nacional mire con mayor atención lo que pasa en E.U. porque Corea no está lejos. El Presidente Enrique Peña Nieto ha mostrado prudencia y capacidad de conducción para administrar y encapsular los problemas y darles una metodología de salida como en el caso del NAFTA, pero las divisiones internas generan vulnerabilidad. Son momentos de responsabilidad y eficacia política en los partidos y actores que comparten la noción de tener una patria propia, soberana e independiente. Hay que voltear a ver, Estados Unidos manda mensajes de intervención mientras algunos se empeñan en dividir y denostar. México está y estará bajo mayores líneas de tensión y riesgo. 

Jorge Alejandro Lumbreras Castro | Académico de la FCPYS-UNAM y Consultor





Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.