Opinión

¿Tiene sentido el Frente?

Los partidos también se están preparando ya para la “madre de todas las batallas” y revisan sus estrategias.

  • 29/06/2017
  • Escuchar

Aunque aún no inicia formalmente el proceso electoral 2018, en los hechos arrancó desde hace tiempo para varios de los aspirantes a la candidatura presidencial quienes se reúnen con sus simpatizantes, recorren el país y aprovechan cualquier espacio para tratar de posicionarse. Los partidos también se están preparando ya para la “madre de todas las batallas” y revisan sus estrategias, siendo la discusión del método para elegir a quien los habrá de abanderar -salvo en el caso de Morena que lo tiene más que resuelto- así como la posibilidad de construir alianzas, dos de los principales temas.

Hace sentido pues si partimos de los resultados que obtuvieron en las elecciones de 2015 y 2016, ningún partido tiene la certeza de que podrá llegar por si solo en las mejores condiciones para disputar la presidencia, sobre todo si además tomamos en cuenta que es probable que cuando menos participe un candidato independiente. En el caso de Morena ya definió que irá en coalición con el PT, y no es difícil suponer que el PRI lo hará con el PVEM y quizá también con Nueva Alianza y/o el PES.

La gran incógnita es si se logrará concretar la construcción del frente amplio opositor que anunciaron hace unos días las dirigencias nacionales del PAN y del PRD, pues los obstáculos que tendrán que sortear no son menores. No es de extrañar que sistemáticamente el PRI busque reventar cualquier intento de bloque opositor siguiendo la máxima de “divide y vencerás”, tampoco que Andrés Manuel López Obrador haya manifestado su rechazo ya que la única alianza valida es en torno a él y en un plano de sumisión.

Pero no se pueden desestimar las voces que han surgido al interior de cada uno de estos partidos expresando su oposición o duda por algunos temas que consideran como irreconciliables, ya que si los propios militantes no están convencidos, difícilmente podrán despertar entusiasmo en la ciudadanía. Para que el frente opositor realmente tenga viabilidad y sentido, se deben reunir algunas condiciones mínimas.

La primera es que entiendan que si el frente se reduce a una mera coalición electoral, al reparto de posiciones y a preservar los privilegios de las cúpulas, seguramente estaría condenado al fracaso ya que no solo sería rechazado por quienes no se identifican con ningún partido, sino que incluso podrían perder a buena parte de sus votantes tradicionales que migrarían en busca de otras opciones. La apuesta debe ser por un gobierno de coalición que incluya una agenda legislativa muy clara.

En este sentido, me parece que el primer paso es que se promueva un diálogo respetuoso, franco e incluyente en el que se convoque a organizaciones y actores relevantes de los diferentes sectores de la sociedad, a partir del cual se sienten las bases para la construcción de una plataforma política que realmente represente un cambio sustantivo e impulse la transformación del país poniendo en el centro al ciudadano. De igual forma, resulta indispensable que se anteponga la generosidad, sentido de responsabilidad y altura de miras, a las visiones, intereses y legítimas aspiraciones de los actores partidistas. Se trata de conciliar un proyecto común y no pretender que el propio es al que los demás deben sumarse. También es necesario contar con una gran apertura para determinar cual puede ser el perfil más adecuado, y que se acuerden reglas claras para definir la candidatura.

Estos son algunos de los múltiples retos a superar y se requiere de mucha sensibilidad, imaginación y talento, de poner en práctica lo mejor de la política para que este esfuerzo prospere. No está fácil, pero vale la pena intentarlo.

@agus_castilla