Opinión

Temporada de cinismo

La millonaria campaña emprendida por Enrique Peña Nieto para hacerle creer a la gente que la privatización del petróleo es un hecho positivo sólo sirvió para comprobar que la voz del gobierno es la más oída, la más reproducida, la más difundida pero, al mismo tiempo, la menos influyente. La gente sigue con la convicción de que la reforma energética impuesta por el Pacto por México es una traición que afectará los bolsillos de la mayoría, así lo demuestran diversos estudios de opinión.

  • 18/05/2014
  • Escuchar

Por eso, a lo largo de estos meses hemos sido testigos de cómo el núcleo cercano al pacto de Peña Nieto ha arribado a una temporada de cinismos. Convencidos de que digan lo que digan la gente no les va a creer comienzan a aceptar lo evidente.

Esta semana, en conferencia de prensa, el presidente de la Comisión de Energía del Senado, David Penchyna aceptó que el discurso oficial sobre la supuesta baja de los combustibles es una mentira pues el precio de las gasolinas no bajará.

Por si fuera poco, el panista Jorge Luis Lavalle fue más allá y aseguró que lejos de bajar, los precios de la gasolina subirán aún más ya que los gasolinazos seguirán hasta 2019 y, después, el precio se dejará en manos de las fuerzas del mercado. Es decir, se pasará de la alza controlada al aumento salvaje.

¿Por qué están aceptando que todo lo que dijeron respecto a las bondades de la privatización es mentira? Porque ya no les interesa engañar a la gente sino imponer las decisiones en el congreso con el margen de acción que les da el Pacto por México que con la aprobación de las leyes secundarias entraría a la fase del último "pago por evento" para usar los términos de César Camacho.

Ya no les interesa engañar porque después de una millonaria campaña propagandística se dieron cuenta de que no pueden. Las carencias en las mesas de las familias forman mejor la opinión que la repetición frenética de spots del Pacto por México y la presidencia.

Eso lo saben los personajes cercanos al régimen. Esta semana en un programa de televisión un editorialista cercano al régimen recriminó la poca capacidad de convencimiento del gobierno y auguró que si se concreta la consulta sobre la reforma energética se impondrá el no.

El broche de oro de la semana lo dan los legisladores que aprobaron darle una pensión vitalicia millonaria a los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Ya sea mordida por adelantado o pago a los servicios recibidos, el hecho resulta una perla de cinismo. El mismo Congreso que maniobró para quitarle derechos a los trabajadores con la reforma laboral, ahora se desvive por asegurar un retiro holgado para los magistrados en la reforma política. Esto sólo confirma que cada reforma estructural es una forma de saqueo y robo a la población.

En contraste, la dignidad comienza a imponerse en las calles. Casa por casa la gente suma sus firmas de apoyo a la consulta sobre la reforma energética. La consulta es prácticamente es un reducto mediante el cual la ciudadanía puede imponer su palabra. Firmar en apoyo a la consulta es reprobar a Peña Nieto y es darle un golpe al cinismo.

 

@martibatres

 

 

 

 

 

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.