Opinión

T-MEC para PYMES

Las exigencias del nuevo tratado, no sólo se enfocarán en el cumplimiento de regulaciones, también exigirá que México sea más competitivo. | Ismael Jiménez

  • 29/01/2020
  • Escuchar

Finalmente, el pasado 16 de enero, el senado de los Estados Unidos, aprobó lo que será el nuevo tratado comercial T-MEC. El presidente Trump, anunció que firmará el convenio hoy miércoles 29 de enero.

Mientras que la cámara de los comunes de Canadá, inició labores para votar la aprobación del tratado. Todo parece indicar que será ratificado para dar paso a la nueva era comercial de América del Norte y que entrará en vigor, en los meses por venir.

El nuevo tratado, tiene algunas novedades y cambios importantes de beneficio para la economía nacional, pero también, existen algunos capítulos, que exigen tanto del gobierno, como del sector empresarial, responsabilidades y compromisos en temas de propiedad intelectual, combate a la corrupción y respeto por el medio ambiente.

Comparado con el antiguo TLCAN, el T-MEC incorporó 12 capítulos nuevos para quedar en 34, contra 22 apartados que tenía el tratado anterior. Entre los capítulos más destacados, se anexaron además de los ya mencionados, temas sobre competitividad, buenas prácticas regulatorias, temas de política macroeconómica y el laboral.

En el apartado correspondiente a las Pequeñas y Medianas empresas, que es una de las novedades del nuevo acuerdo comercial, el capítulo 25 referente a las Pymes, establece que los países firmantes, se comprometerán a generar las condiciones necesarias para impulsar el desarrollo y crecimiento de este segmento de empresas en los tres países.

De hecho, la comisión tripartita encargada de este apartado, dará seguimiento a los trabajos del programa a través de un portal web, que estará diseñado para proporcionar información para las Pymes de los tres países. El objetivo será integrar a estas empresas a la dinámica del acuerdo comercial.

El portal estará enfocado a proporcionar información y guías en temas aduanales, regulatorios, de inversión, financiamiento y competitividad entre otros.

Lo anterior es relevante, pues lo que se busca con este apartado, es desarrollar las cadenas productivas de los tres países en donde las empresas mexicanas, tendrán una oportunidad de acceder a nuevos mercados, tecnologías, innovación e inversión para apuntalar sectores como el automotriz, aeroespacial, alimentos, autopartes y componentes eléctricos y electrónicos entre otros.

Lo anterior está reflejado precisamente en el capítulo 26 del T-MEC que trata sobre competitividad, en donde se establece que habrá un comité con representantes gubernamentales de los tres países, en donde se discutirán medidas para desarrollar recomendaciones e intercambio de información en materia de competitiva.

El objetivo de estos apartados, es potencializar el desarrollo de las cadenas productivas de la región, esto con el fin de lograr sustituir importaciones, principalmente de China, pero sobre todo, impulsar la competitividad comercial de América del Norte.