Opinión

¿Suprimir becas?

Las becas del Conacyt sí son un privilegio porque nos permiten acceder a una educación que de otra forma no habríamos podido tener. | Dra. Fausta Gantús*

  • 23/06/2019
  • Escuchar

Preocupante política aquella que busca eliminar las becas a la cultura, el arte, la educación, la investigación, el deporte, etc., con la excusa de que se dan por corrupción, influyentismo o como privilegio. Yo estudié mi maestría y mi doctorado en El Colegio de México gracias a la beca que me otorgó el Conacyt y la obtuve sin conocer a nadie. Yo soy de Campeche y cuando presenté mi solicitud de ingreso al Colmex y mi solicitud de beca al Conacyt, no tenía "ninguna influencia" en ninguna de esas dos instituciones, no tenía ningún conocido poderoso en la Ciudad de México, es más, no tenía conocidos ahí. Los alumnos de posgrado a cuya formación he contribuido en la última década han podido estudiar gracias a una beca del Estado, y puedo dar fe que la mayoría de ellos no la obtuvo por corrupción o influyentismo. Y sí, son un privilegio, pero en el sentido positivo, porque nos permiten acceder a una educación que de otra forma no habríamos podido tener. Me parece tristísimo pensar que los jóvenes muy pronto no tendrán esa oportunidad. Quienes apoyan esa política de deslegitimación y criminalización de la cultura, el arte, la educación, la ciencia, quienes están a favor de una política que está destruyendo la educación pública (y que, por cierto no sólo no toca sino que fortalece la educación privada, una paradoja más de la 4T) no se están dando cuenta que mañana sus hijos no tendrán instituciones públicas en las cuales formarse y que el costo de las privadas quizá no podrán pagarlo.

Que quede bien claro, entiendo que hay corrupción y privilegios en muchos/todos lados, pero también estoy convencida de que sí hay unos cuantos que operan bajo esos esquemas eso no significa que todos seamos corruptos o privilegiados. No creo que sea pegando hachazos (o machetazos) como se solucionen los problemas, sino a través de análisis puntuales en cada caso que permita una operación quirúrgica que salve el sistema y no la violencia del proceso de “roza, tumba y quema” que lo destruya.

Me parece que es momento de cambiar el discurso, no todo se explica en este país por “corrupción y privilegios”. Existen otros factores explicativos y existen otros caminos para hacer de este un mejor país, que es lo que queremos todos.

*Dra. Fausta Gantús

Investigadora del Instituto Mora (CONACYT). Especialista en historia política y en historia de la prensa. De 2011 a 2016 coordinó el proyecto “Hacia una historia de las prácticas electorales en México”. Es autora del libro Caricatura y poder político. Crítica, censura y represión en la ciudad de México, 1876-1888; ha coordinado los libros Elecciones en el México del siglo XIX. Las fuentes y Elecciones en el México del siglo XIX. Las prácticas (2 tt).