Opinión

Spots vs debate

Se ha apostado por la espotización de las elecciones y dejar a un lado el debate.

  • 23/06/2017
  • Escuchar

Uno de los temas de mayor trascendencia durante los procesos electorales es la forma en la que los partidos políticos y las y los candidatos hacen uso de los tiempos en radio y televisión a los que tienen acceso como prerrogativa. Sin duda, una parte importante de los análisis de las elecciones tiene que ver con la evaluación de los spots y las campañas electorales de las y los contendientes. Hay muchas formas de abordar y analizar estos temas. Desde el enfoque mercadológico, de nivel de recordación, de las tomas en un spot, de los gestos de las y los candidatos, de la credibilidad y congruencia entre lo que dicen y la forma en que lo dicen, de las tomas, la ropa seleccionada, el mensaje y un largo etcétera.

Pero creo que en lo que podemos fácilmente generar un consenso es en concluir que las campañas electorales en nuestro país son de baja calidad, sin información que nos permita evaluar a las y los candidatos y con mayor énfasis en el ataque y la denigración de los y las oponentes.

El modelo de comunicación política diseñado desde nuestra Constitución ha cumplido ya 10 años. Sin negar los beneficios que aporta a la equidad de las contiendas electorales el hecho de que los partidos no puedan comprar ni adquirir directamente espacios en radio y televisión, también hay dos cosas que quedan claras: 1) se ha creado un mercado negro para que candidatos y candidatas aparezcan en estos espacios haciendo galletas, presentando libros, apareciendo en revistas o en telenovelas y, 2) las campañas son aburridas y lentas, el modelo ha ralentizado las respuestas y los cambios de estrategia en las campañas electorales.

La ley establece que los spots deben durar 30 segundos, lo que ha llevado de manera irremediable a la espotización de nuestras elecciones y, por tanto, a eliminar el debate sobre propuestas de gobierno y planes de trabajo. Debe revisarse el modelo de comunicación política; sin duda, debe replantearse la forma en la que se administran los tiempos en radio y televisión y, por supuesto, la forma en la que se da cumplimiento a la norma. Resultan apremiantes modificaciones en este tema, pero sobre una base insoslayable: este modelo es el que permite que candidaturas independientes y partidos con menores recursos e influencia que los tres principales, accedan a espacios en radio y televisión.

Por otra parte, cada vez con más fuerza, las campañas electorales se han apoderado de las redes sociales. Son las redes sociales las más usadas por los partidos y sus estrategas de campaña para hacer llegar con mayor rapidez información verdadera pero también falsa, en virtud de lo difícil que resulta contrastarla y corroborar la fuente y, por tanto, la veracidad de la información.

En los procesos electorales en marcha, las y los electores de Coahuila, el Estado de México, Nayarit y Veracruz, estuvieron expuestos a 4 millones y medio de spots (4,675,266) en radio y televisión, desde el inicio de las precampañas hasta el último día de campaña, divididos de la siguiente manera:

Coahuila: fue la entidad con mayor número de spots con 1 millón 238 mil 962, solo para los contendientes en la elección: partidos, coaliciones y candidaturas independientes.

Estado de México: con 644 mil136

Nayarit: 294 mil 661

Veracruz: el segundo más alto con 931 mil 087

De estas cifras se descontaron los spots correspondientes a las autoridades electorales durante el proceso electoral.

Las quejas presentadas por propaganda electoral denunciaban, en su mayoría, las siguientes conductas: calumnia, transmisión de propaganda gubernamental, propaganda contraria a la ley, uso indebido de la pauta y adquisición de espacios en radio y televisión.

El modelo de comunicación política diseñado por nuestra Constitución tiene como objetivo salvaguardar la equidad en las contiendas electorales pero ha minimizado los espacios y herramientas para los debates de fondo. Debe repensarse el modelo de comunicación para que, además de garantizar la equidad, provea de información que permita a los ciudadanos votar de manera responsable e informada.

@C_Humphrey_J 

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.