Soliviantar

Soliviantar es una palabra que casi no se utiliza en México y su significado, según la Real Academia Española, es mover el ánimo de alguien para inducirle a adoptar alguna actitud rebelde u hostil; o sea es incitar a la violencia y es justamente lo que hemos visto por parte de Morena hacia los gobernadores.

No es menor la hoja que se publicó en redes y fue retomada en la primera plana del periódico Reforma de ayer. Algunos comentarios al respecto:

·         Sin menoscabar que cualquier persona puede redactar una hoja y ponerle el logotipo de Morena, los hechos y las reacciones tanto de Morena como de López Obrador en su conferencia matutina del martes 5 de marzo, indican que la hoja es verdadera.

·         Una de las reglas no escritas y por la que muchos países han logrado cuidar y mantener su sistema democrático dicta que los rivales políticos no son enemigos que busquen exterminar al otro. Pueden no estar de acuerdo en nada e incluso no simpatizar en lo personal, pero se reconoce al rival como un contrario que busca lo mejor para su país y no se busca ni se pretende en ningún momento la eliminación del rival.

·         La narrativa propuesta por López Obrador ha sido en blanco y negro; los buenos y los malos, los chairos y los fifís, el pueblo bueno y la mafia mala, etc. Está forma de hablar y de dividir el mundo polariza de inicio, pero una cosa es tener un discurso de claroscuros y otra muy distinta pedir explícitamente y por escrito emitir sonidos y gritos de desaprobación (abucheos, silbatinas, consignas partidistas, etc.).

·         Por otro lado, la organización de los eventos es muy ambigua. Presidencia y la Secretaría de Bienestar (la que se dedica a dar el dinero de los programas sociales) organizan y acuerdan la hora y lugar del evento, y son los encargados de invitar al público (principalmente beneficiarios de programas sociales como adultos mayores y “ninis”) pero lo paga el gobierno estatal.

·         Ahora, López Obrador ya dijo que si no se quieren exponer a los abucheos pueden hacer visitas en privado e incluso ha pedido respeto a los gobernadores durante los eventos… curiosa actitud: primero hacen el problema y luego venden la solución… por lo visto será una forma de actuar común en el gobierno ya lo vimos con el tema del desabasto de combustible y con el tema de la cancelación del aeropuerto, son problemas que generaron y ahora empiezan a resolver poco a poco.

La política, decía Castillo Peraza, no es una lucha de ángeles y demonios. Los partidos son rivales, pero son partidos y representan a una parte (representar a una parte es saber que no son, ni aspiran ser el todo, por eso son partidos o partes) y cuando una parte aspira ser el todo se rompen los equilibrios y es precisamente lo que hemos visto intentar a Morena durante los casi 100 días que llevan en el gobierno.

Ojalá que pronto renuncien a las actitudes mezquinas y violentas y entiendan que ya no son la oposición; porque no se puede ser gobierno y seguir siendo oposición. Esperamos un gobierno responsable y con resultados, dos cosas que han faltado desde la llegada de López Obrador.

Lo que se tolera

@JulioCastilloL  | @OpinionLSR | @lasillarota


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información