Opinión

Sin escuelas y las malas decisiones de Sheinbaum

Los planteles educativos no cuentan con los requisitos mínimos de Protección Civil ni sanitarios. | Ana Villagrán

  • 16/09/2021
  • Escuchar

Con goteras, con fugas de agua, con robos o con claras muestras de desgaste estructural, así están muchas escuelas en la Ciudad de México. A todas y todos nos queda claro que los niños y niñas tiene que seguir estudiando, pero ¿de verdad tenían que regresar a las aulas en medio de tal desastre y con autoridades que se echan la bolita y no resuelven la situación de manera inmediata?

¿No era más inteligente que la Dra. Claudia Sheinbaum hiciera primero un análisis de cada plantel y determinar si el regreso era viable o no antes de ciegamente seguir el mal ejemplo de su jefe el Presidente?

Más allá de todo esto, el resultado es que la Autoridad Educativa de la CDMX, la Secretaría de Educación del GOBCDMX, alcaldes y la autoridad federal como tal, están dejando solos a los directores y padres de familia que están viendo cómo solucionar sus problemas.

El lunes pasado, como Diputada Local, presenté un Punto de Acuerdo en el Congreso local para pedir que todas las autoridades ya señaladas trabajen en equipo y solucionen a la brevedad esta situación, de manera particular señalé que los planteles educativos no cuentan con los requisitos mínimos de Protección Civil, ni sanitarios para la reapertura y recibir a sus alumnos, algunos ni agua tienen.

Muchos planteles fallan en:

1. Sanitarios funcionales,

2. Daños hidráulicos total o parcial en tuberías por la falta de uso,

3. Protección Civil, derivado de las malas condiciones en las que se encuentran las bardas y muros,

4. Seguridad Pública, por el constante ataque del vandalismo, debido al desuso y sin ventanas ya que fueron sustraídas; y

5. Mantenimiento general de pintura y alumbrado.

El numeral 106 de la Ley General de Educación señala que… “la Secretaría operara´ el Sistema Nacional de Información de la Infraestructura Física Educativa, a fin de realizar sobre esta, diagnósticos y definir acciones de prevención en materia de seguridad, protección civil y de mantenimiento. Por otra parte, la Constitución Política de la Ciudad de México en su artículo 8 apartado B numeral 7 estipula que “la Ciudad de México y sus demarcaciones territoriales velarán por que los materiales y métodos educativos, la organización escolar y la infraestructura física sean adaptables a las condiciones y contextos específicos de las y los alumnos asegurando su desarrollo progresivo e integral, conforme a las capacidades y habilidades personales”.

La Ley de Educación de la Ciudad de México señala que “para la construcción, equipamiento, mantenimiento, rehabilitación, reforzamiento, reconstrucción o habilitación de inmuebles destinados a la prestación del servicio público de educación, el Gobierno de la Ciudad, en concurrencia con la Autoridad Educativa Federal y con la colaboración de los Comités Escolares de Administración Participativa o sus equivalentes, procederá según lo dispuesto en la Ley General en materia de infraestructura educativa”. ¿Y LUEGO?

La Jefa de gobierno y los 16 Alcaldes y Alcaldesas de la CDMX deben garantizar el mantenimiento de las escuelas públicas, ellos actúan la Primaria ISSSTE, la Primaria Joe Antonio Flores en Tlatelolco y la Secundaria 4 y la Secundaria 2 en la Santa María la Ribera, y las demás que se acumulen, siguen presentado fallas que imposibilitan un regreso a clases real y que brinde a los niños y niñas una real posibilidad de educación pública.

Pero para los Diputados de Morena esto no fue de urgente y obvia resolución. Quizá porque sus hijos no tienen que regresar a esas escuelas. Al tiempo.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.