Opinión

Silvano Aureoles y un rincón cerca del cielo

Para trasladar a Belinda se puso a disposición de la artista un helicóptero de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán.

  • 24/02/2016
  • Escuchar

La foto es muy bonita: Posan para la cámara, muy cerquita, pegaditos, sonrientes… Ella sabe posar porque es parte de su vida cotidiana; es una cantante que sabe mostrar y mostrarse,  mientras que él mira triunfante y orgulloso al mundo, vestido muy elegante de negro, cerquita los dos, él pone su mano abierta en sí, digamos que contenida…

 

…Los dos de ladito, cabecita con cabecita, contentos, a distancia de la valla que inmoviliza al pueblo michoacano… Él muy cerca del cielo, porque del cielo llegó ella. Él, es el gobernador del estado de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo (Partido de la Revolución Democrática -PRD) y ella, una estrellita del canal de las estrellas, Belinda… A ella la estaban queriendo contratar para ser la ‘embajadora de Michoacán’… aunque  a lo mejor ya no lo será…

 

La imagen fue tomada el 16 de febrero pasado, en el aeropuerto Internacional General Francisco Mújica, localizado a 27 kilómetros de la ciudad de Morelia, en Michoacán, durante la visita del Papa a la entidad, y fue subida por Belinda a su la página twitter el mismo día… “Emocionada de compartir mi compromiso de cuidado y respeto a la naturaleza con el Gobernador del Estado de Michoacán”, escribió la estrella.

 

Pero el tema no queda ahí, en la anécdota de la foto furtiva. No. El tema central del gran debate en Michoacán, hoy, es que para trasladarla se puso a disposición de la artista un helicóptero de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Michoacán: Ni más, ni menos…

 

Y eso significa gastos fuertes; significa sustraer equipo de seguridad indispensable para la seguridad pública en Michoacán para efectos personales; significa hacer uso de lo público para lo privado y significa que, como siempre, en muchos casos de políticos poderosos que llegaron al puesto por razones insospechadas, la frivolidad es parte de la culminación de su poder y su gloria: “¿Y si para estas cosas no sirve el poder, entonces para qué chingaos sirve? Decía el Alazán Tostado en San Luis Potosí… ¿Sí? ¿No? En todo caso hacen caravana con sombrero ajeno.

 

Por supuesto a nadie en Michoacán le cayó bien este ‘detallín’ del mandatario que llegó a gobernar a uno de los estados más críticos del país diciendo que ahora sí habría orden, crecimiento, transparencia y cero corrupción.

 

…Llegó ahí mismo en donde el crimen organizado, la violencia criminal, el narcotráfico y los grupos de autodefensa tomaron por asalto a gran parte de la entidad durante años, un problema que aún persiste aunque se le quiera bajar el perfil informativo, porque a pesar de todo, 4 mil integrantes del Ejército y Policía Federal fueron enviados a la llegada de Aureoles quien llegó por el PRD pero apoyado por el presidente Enrique Peña Nieto (Partido Revolucionario Institucional).

 

…A un estado con 4.5 millones de habitantes, con problemas graves de endeudamiento público (30 mil millones de pesos)  y en el que, según Coneval, el 54.4 por ciento de la población se encuentra en la pobreza y en donde la economía michoacana ha tenido decrecimientos negativos del 2.7 por ciento en el Producto Interno Bruto… y en el que se utilizan los helicópteros para trasladar a una cantante, ciertamente de medio pelo, y muy conflictiva.

 

A poco, el Senador de la República, Presidente del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República y Coordinador del Grupo Parlamentario del PRD, Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta, reprochó en su cuenta de Twitter:

 

“@Silvano_A no cambias, la historia empieza, el guion ya está escrito, ya ha sido utilizado”. Y luego: “Me quedo tranquilo, con la explicación, se trata de una más de las aventuras de este enamoradizo gobernador. Silvano Auroles”. Y “que en el traslado de @Belindapop a Morelia no se utilizaron recursos públicos, a pesar del uso de un helicóptero de la SSP de Michoacán”…

 

Evidentemente hay indignación en el PRD porque esto contribuye al ya visible deterioro de este instituto político que con muchas dificultades intenta recuperarse del fracaso electoral del año pasado y de las divisiones internas que causan mella en su presencia y credibilidad nacionales.

 

Pero también hay indignación entre los michoacanos. La gente de gobierno justifica. Los grupos políticos reprochan, incluso integrantes del partido del gobernador; la gente de a pie sonríe con desgano porque dice que con la llegada de Aureoles nada ha cambiado, incluso las malas formas; y quienes suponían que el uso indebido de gobierno que había sido marca de la casa durante años habría de terminar, se llevaron un portazo en la nariz apenas ese martes 16 a la llegada del Papa que les trajo este espejo de discordias.

 

De inmediato, a modo de control de crisis, se soltó la suerte de que la responsable de usar el helicóptero para trasladar a la estrellita Belinda fue idea de la secretaria estatal de turismo, Liliana López Buenrostro. Fue ella, dice esta ‘autodefensa’ quien dispuso del helicóptero de la policía estatal para trasladar a Belinda y que “se está llevando a cabo una investigación por parte de la Unidad de Asuntos Internos de la SSP de Michoacán para saber si alguien de esa dependencia rebasó sus atribuciones o quiso quedar bien con la secretaria de Turismo…”.

 

Todo esto como si no se le tuviera que consultar al gobernador el uso de los helicópteros de tanta importancia para la seguridad de la entidad y como si el secretario de Seguridad Pública de la entidad no hubiera conocido de esta autorización. Es decir: ¿La secretaria de Turismo tiene autoridad para mover y usar y trasladar y mal utilizar la infraestructura de gobierno…? ¡Ah!

 

Ya al inicio de campaña del mismo Silvano Aureoles en Michoacán se vio empañado por el aparatoso despliegue de recursos que hicieron sus correligionarios, al llegar al evento en helicópteros oficiales y rentados. Así que ya tiene experiencia en asuntos de volar. ¿Qué sigue ahí?

 

@joelhsantiago

@OpinionLSR

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.