Opinión

Sigue la corrupción en el gobierno de AMLO

López Obrador deberá empezar a ordenar a su familia y a su equipo. | Julio Castillo

  • 09/11/2021
  • Escuchar

Hace unos días en la conferencia de prensa de López Obrador, la columna titulada “Es la corrupción, otra vez la corrupción” que publiqué en este espacio fue señalada. Cada uno de los casos mencionados en ella está probados y documentados… los videos de los hermanos de AMLO recibiendo dinero los vimos todos, las historias del paso por la 4T de Irma Sandoval y de Jaime Cárdenas y porque salieron son públicas, y la forma en que se han disparado las adjudicaciones también son datos oficiales del gobierno. No son datos exagerados ni falsos… tampoco los únicos. Se podrían sumar:

· Las 3 empresas con las que Ana Guevara, en complicidad con las federaciones deportivas, son utilizadas para triangular los recursos públicos del Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento y financiar con sobreprecios los viajes a campamentos y competencias… y con esto sumar las quejas de los deportistas y el mal desempeño de México en competencias recientes.

· Las casas de Manuel Bartlett, que fueron usadas en la campaña de AMLO, que no tiene explicación su origen y que después, una de ellas, la compró Morena como casa de transición y pagó 42 millones de pesos.

· También se puede sumar que Morena, bajo la orden de AMLO y Mario Delgado se comprometió a donar el 50% de su presupuesto para apoyar la vacunación… de sus 2,244 millones de presupuesto donó 150 millones

· El caso de Lozoya también habla de la corrupción de López Obrador… si está en la cárcel es por indiscreto, no por corrupto… ya tenía un acuerdo, lo extraditaron y liberaron para usar sus “testimonios” para perseguir rivales políticos… y lo estaban haciendo… si hoy está encerrado es más por soberbia y por el valor de Lourdes Mendoza, que por ser un ladrón confeso.

· El escándalo de la encargada de Turismo de la CDMX llegando con 35 mil dólares (algunos medios dicen 25 mil) a la boda de Santiago Nieto y Carla Humphrey (compañera y amiga de la LSR) no tiene una solución fácil… La dimisión de Santiago Nieto es un gesto que se debe celebrar en una administración donde la impunidad es regla, pero no resuelve el problema de fondo… ¿de dónde salió y a dónde se dirigía todo ese dinero?... ¿sería un “regalo de bodas” de la Jefa de Gobierno? ¿fue trampa para quitar a Nieto (el límite internacional para transportar dinero son 10 mil dólares)? ¿debería renunciar también Carla?

· La llegada de Pablo Gómez a la UIF es otro ejemplo de corrupción de facto… Pablo Gómez es un parlamentario de carrera, fue de los responsables de articular el Pacto por México y quien llevó en la Cámara de Diputados (como legislador en ambos casos) tanto la defensa de Andrés Manuel López Obrador, como las acusaciones contra el gobernador García Cabeza de Vaca… Pablo Gómez es político con una gran carrera parlamentaria, pero es sumamente deshonesto aceptar un puesto para el que no estas preparado y además saber que con solo nombrar a un político y no a un técnico se desvirtúa el objetivo de la institución.

En fin, el presidente López Obrador deberá empezar a ordenar a su familia y a su equipo, o empezará a ver como el pilar de su popularidad (que es su imagen de honestidad) se desgrana día tras día, verdad tras verdad y escándalo tras escándalo.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.