En cualquier época, la felicidad ha sido la máxima aspiración de las sociedades democráticas. Pero para alcanzarla se necesita garantizarle a la ciudadanía seguridad y trabajo. Porque sin la consecución de ambos derechos cunde el desencanto y prolifera la injusticia.

El presidente Benito Juárez afirmaba:


La responsabilidad de los gobiernos solo puede fundarse en la impartición absoluta de la justicia


Pese a tal advertencia, haciendo caso omiso de su origen republicano y de su obligación de proteger a sus gobernados, la actual administración capitalina hizo añicos los logros conseguidos por los gobiernos emanados de la izquierda de 1997 a 2012, que habían conseguido disminuir, de forma significativa, la tasa delictiva.

Para favorecer a un minúsculo grupo de insaciables mega-desarrolladores, el gobierno de la Ciudad de México impulsó la privatización de la urbe y desamparó a sus habitantes, al extremo de que, según el Observatorio Nacional Ciudadano, ya para 2017 la capital enfrentaba una “álgida crisis de seguridad”.

En el mismo sentido, la Procuraduría local hoy reconoce que se han incrementado, de forma sustancial, los delitos de alto impacto, como por ejemplo los homicidios dolosos: en 2016 se perpetraron 952, y para 2017 habían ascendido a mil 85, es decir, 133 asesinatos más de este tipo.

Además, en tan solo un año hubo 620 casos más de robos con violencia en la vía pública: de 6 mil 86, en 2016, pasaron a 6 mil 706 en 2017.

Y más grave aún es la persistencia de los asesinatos cometidos en agravio de las mujeres, a tal extremo que en 2017 se registraron 109 feminicidios, cifra a la cual se agregan, en lo que va de 2018, otras 31 muertes violentas de la misma índole.

Homenaje a Graciela y Sol Cifuentes en la UNAM

Rescatar y mejorar la seguridad ciudadana

Para poner fin a tan lúgubre panorama delictivo, al cual habría que sumar, entre tantos otros atropellos, la represión a los movimientos sociales, la candidata de la coalición Juntos Haremos Historia por la jefatura de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo presentó en marzo pasado, su Plataforma Electoral 2018/24.

En el capítulo “Rescatar y mejorar la seguridad ciudadana”, explica su estrategia de gobierno para combatir el crimen.

Advierte al respecto:


Uno de los problemas más sentidos de la población es el de la inseguridad pública. Siempre hemos concebido que la paz y la tranquilidad son frutos de la equidad y la justicia y por ello hay que atender las causas, hay que combatir el desempleo, la pobreza, la desintegración familiar, la pérdida de valores solidarios y la ausencia de alternativas, pero también es indispensable fortalecer la seguridad ciudadana y la procuración de justicia


Para dar cauce al cumplimiento de tales objetivos, Sheinbaum establece:

  • Restablecer la coordinación permanente del gabinete de seguridad pública y gobierno desde la jefatura de Gobierno, tanto en el ámbito superior como en las diferentes coordinaciones territoriales.
  • Recuperar la unidad de Inteligencia financiera y sus funciones de lucha contra la economía del crimen, actualizar la extinción de dominio y otros instrumentos para ese fin. Urge combatir la extorsión y la impunidad.
  • Duplicar el número de cámaras en la ciudad. Se modernizará el sistema de transferencia de datos, inteligencia y procesamiento de la información del “C5”.
  • Instaurar un verdadero sistema de educación, capacitación y formación integral para la policía con un régimen de incentivos.
  • Restaurar los controles internos de la Secretaría de Seguridad Pública para acabar con la corrupción y hacer más eficiente el trabajo de la policía.
  • Publicar regularmente la información de los delitos denunciados por ubicación y tipo, con el fin de prevenir y combatir el crimen. Se promoverá la evaluación ciudadana de la policía.
  • Dentro del nuevo marco regulatorio de la procuración de justicia, se promoverá la coordinación para el sistema de fiscalías centrales y especiales, así como el fortalecimiento de las fiscalías de delitos sexuales y trata para atender con sensibilidad a las víctimas y disminuir al máximo la impunidad.
  • Diseñar un sistema eficaz para erradicar los delitos en el transporte público, retomando el control sobre la regulación del transporte concesionado a través de la actualización y la presencia de la policía en el Transporte Colectivo Metro.
  • Establecer comisiones de seguridad ciudadana por cuadrante, un sistema de atención e integración de los jóvenes en situación de riesgo por problemas de alcoholismo y drogadicción y un programa en las zonas de mayor incidencia delictiva y alto grado de marginación.
  • Mejorar el sistema de justicia cívica para resolver conflictos y promover acciones cívicas para reparar el daño y crear una cultura de la paz.
  • Ampliar la participación ciudadana a través del Consejo Ciudadano de Seguridad, como instrumento de participación y evaluación de las acciones de las autoridades.
  • Actualizar el programa de derechos humanos de la ciudad, así como el órgano independiente para su seguimiento. No se utilizará a los cuerpos policiacos para reprimir al pueblo. Porque privilegiamos el diálogo, vamos a recuperar una ciudad democrática donde se permitan la disidencia, la libertad de expresión y de encuentro.

De tal modo, la abanderada de Juntos Haremos Historia se encuentra decidida a rescatar a la capital de las garras de la delincuencia y a convertirla en una entidad incluyente que respete, de forma irrestricta, la dignidad de las personas y sus derechos humanos.

Claudia Sheinbaum está resuelta a restituirle la felicidad a los capitalinos.

La cuarta transformación de México

@craviotocesar | @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información