Opinión

Ser enemigo del presidente en estos tiempos

Ahora se puede ser enemigo del presidente sin miedo a terminar en la cárcel, muerto o con la familia secuestrada. | César Gutiérrez

  • 11/04/2022
  • Escuchar

Nuevamente la costumbre de la derecha de tergiversar la información continua buscando desinformar a los mexicanos, por lo que me permito hacer algunas aclaraciones necesarias, para que los asesores de Germán Martínez se pongan a estudiar y no salga a hacer declaraciones fuera de lugar, que solo exhiben su falta de conocimiento en el tema.

Ley Federal de Consulta Popular

Artículo 4. La consulta popular es el instrumento de participación por el cual los ciudadanos, a través de la emisión del voto libre, secreto, directo, personal e intransferible, toman parte de las decisiones de los poderes públicos respecto de uno o varios temas de trascendencia nacional o regional competencia de la Federación.

Se cometerá un delito electoral en caso de Consulta Popular, cuando:

Coaccione, induzca o amenace a sus subordinados para que voten o se abstengan de votar por una opción dentro de la consulta popular;

Condicione la prestación de un servicio público, el cumplimiento de programas gubernamentales, el otorgamiento de concesiones, permisos, licencias, autorizaciones, franquicias, exenciones o la realización de obras públicas, en el ámbito de su competencia, a la emisión del sufragio a favor de una opción dentro de la consulta popular.

 

- Como podemos observar, no existe el supuesto de la tipicidad de la ejecución de un delito, ya que el ejercicio se trató del desarrollo de una Consulta Popular; y en segundo lugar, el secretario de Gobernación tiene las atribuciones y facultades para que se fortalezca la participación ciudadana, así de simple. 

 

Ley de Disciplina del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos

Artículo 17.- Queda estrictamente prohibido al militar en servicio activo, inmiscuirse en asuntos políticos, directa o indirectamente, salvo aquel que disfrute de licencia que así se lo permita en términos de lo dispuesto por las leyes; así como pertenecer al estado eclesiástico o desempeñarse como ministro de cualquier culto religioso, sin que por ello pierda los derechos que le otorga la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

CAPÍTULO IV, DE LOS GENERALES, 

ARTÍCULO 92.- Más que a ninguno de los miembros del Ejército en servicio activo, es a los Generales, por razón de su elevada posición a quienes corresponde abstenerse, en la forma más absoluta, de inmiscuirse en los asuntos políticos del país, directa o indirectamente, ya sea por medio de su influencia o valiéndose para ello de militares, o de civiles políticos, debiendo compenetrarse bien de que el Ejército debe estar por completo al margen de tales actividades. 

 

- En primer lugar, el General Bucio es un militar retirado del servicio activo (jubilado), por lo que las leyes y reglamentos militares no le prohíben participar en compañía del secretario de Gobernación en eventos de diversa índole, además de las posibles órdenes que instruya el ejecutivo. Cabe señalar que, los militares pueden participar para ocupar cargos políticos mediante la solicitud de una licencia especial o Ilimitada, que es autorizada por el General Secretario de la Defensa Nacional, por lo que no existe ningún supuesto que viole algún precepto de disciplina o ética militar. Al contrario, los militares han puesto el ejemplo con su trabajo diario, es una falta de respeto que sin siquiera documentarse los de la derecha digan las cosas a su modo falseándole la información a los ciudadanos.     

 

Caso Loret de Mola

Por otro lado, es menester decir las cosas de manera clara, si realmente fuera un perseguido por su trabajo periodístico, ya estaría bajo las sombras de una cárcel. Por ejemplo, el medio digital Voz de América indica los siguientes datos duros ”… China es la mayor prisión de periodistas, con 127 encarcelados, seguida de Myanmar después del golpe militar de febrero pasado, con 53; Vietnam, con 43; Bielorrusia, con 32, y Arabia Saudita, con 31…” Esto quiere decir que hasta el momento solo existe el ejercicio del derecho de réplica, porque debemos comprender que los medios que estaban acostumbrados a recibir chayote, no son dueños de la verdad, y generan mucha desinformación que creando juicios o criterios de tendencia amarillista, lo cual no le favorece en nada a México, al contrario, pareciera que desean ayudar a aquellos partidos políticos antagónicos que solo desean el poder

La valentía se demuestra en todo momento y lugar, no sólo cuando se está empoderado, ¿Cómo olvidar la entrevista que realizó Loret a Kalimba? casi casi regañándolo, juzgándolo y sobre todo haciendo leña sobre el árbol caído. Pero ¿qué tal?, en comparación de la entrevista que realizó al JJ, donde el tono de voz era muy diferente así como la forma de preguntar. Allí es donde se da uno cuenta de que sus actos no tienen congruencia, aunque hoy quiere ostentarse la víctima, rasgarse las vestiduras con el cuento de persecución. Esto es algo que ni a él se lo deseo porque requiere mucho carácter para poder aguantar estoicamente el peso de un sistema –como en mi caso– en contra de mi padre, en contra mía y de mi propia familia.   

Loret de Mola desconoce totalmente lo que es ser perseguido por un presidente, como fue mi caso con Zedillo y el aparato militar, ya que mi padre fue acusado injustamente y en mi caso muy particular, fui secuestrado y torturado, cuestión que no he visto con Loret de Mola. Sería bueno que nos comente si alguna vez lo ha padecido, ya que debemos comprender que México está cambiando porque está sediento de justicia social. En muchos casos pulula la impunidad, lo que ha generado precisamente la lucha por el poder. Por eso hoy exigimos que cada funcionario público haga bien su trabajo, ya que nos cuesta a cada mexicano que pagamos impuestos. No se trata de ser aplaudidor y comparsa, se trata de dar soluciones y dejar de lado el “no se puede”. Es tiempo que todos se pongan a trabajar.  

Por último, qué diferencia tan grande ver el caso del periodista Jesús Lemus que en el sexenio del ex presidente Felipe Calderón fue acusado de narcotráfico, enviado a una prisión federal como Puente Grande, torturado para que se le incriminara, por el simple hecho de hacer una investigación periodística que involucraba a la hermana de ese entonces presidente de la República con la familia michoacana. Años después salió totalmente absuelto después de la simulación que le inventaron. O el caso de José Gutierrez Vivó, que fue atacado y despojado de Grupo Monitor por venganza de un presidente. Eso no lo hemos observado con Carlos Loret, por el contrario, existe todo un manto protector a su alrededor. Los que hemos sentido en carne propia todo el poder de un presidente como los de antes, sabemos que no hay límite para su perversión, ni la de los cientos de subalternos que por ganar los favores de su  jefe se ensañaban con la familia y seres queridos. Por eso digo que me hubiera encantado ser enemigo del presidente en estos tiempos, donde no hay tortura, ni acusaciones de narcotráfico ni desapariciones. Porque lo acepten o no, los tiempos han cambiado y ahora se puede ser enemigo del presidente sin el miedo de terminar en la cárcel, muerto o con la familia secuestrada.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.