Opinión

Seguridad nacional

El CJNG presume orgulloso su arsenal, y mientras ¿dónde están las autoridades?. | José Luis Castillejos

  • 05/07/2021
  • Escuchar

La aparición pública –en Aguililla– del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), con pertrechos de guerra, revela que ya se ha convertido en una especie de un "Estado" dentro de otro Estado".

Tiene el control de vastas regiones sin que al Gobierno Federal, que encabeza Andrés Manuel López Obrador, le preocupe su presencia.

Él sigue creyendo que la solución son abrazos y no balazos.

Este tema de seguridad nacional se les ha escapado de las manos a los responsables de garantizar el orden.

En Estados Unidos ya se encendieron las alertas y han dejado entrever la urgencia de combatirlos, desde la raíz, para evitar su expansión.

Y aunque tengan mucho poder de fuego los integrantes del CJNG no son nada tontos y no se atreven a incursionar en suelo americano donde también tienen negocios.Y no se atreverían a hacerlo porque saben que allí serían aplastados militarmente.

El crimen organizado ha aprovechado la debilidad del presidente  Andrés Manuel López Obrador que quiere resolver los temas de seguridad con abrazos.

Y también se han aprovechado los mafiosos del arrinconamiento del país por causa del coronavirus.

En un contexto de pandemia y crisis económica, con un país que marcha con piloto automático, las Fuerzas Armadas Mexicanas han retrocedido en su papel de garantizar la paz y seguridad nacional.

A los gobiernos de México y Estados Unidos les falta analizar los problemas transfronterizos del narcotráfico y el tráfico de armas.

Pero López Obrador está más preocupado en buscar culpables para ocultar su fracaso gubernamental que en contener al CJNG que se mueve por diversas zonas con total libertad.

El CJNG presume orgulloso su arsenal mientras el diario La Jornada pregunta: ¿Dónde están las autoridades?

Es el “cártel mejor armado de México”, según el Gobierno de Estados Unidos y las fotos en que presuntos integrantes muestran armas de alto poder, camiones blindados y drones, son prueba de ello, reseñó el cotidiano.

Refirió que Aguililla, un municipio en los límites de Michoacán y Jalisco, fue la pasarela donde el CJNG desfilaron su arsenal, pero también solía ser el hogar de muchas familias, que hoy están "secuestradas" por el crimen organizado, como lo confiesa el propio gobernador del estado, Silvano Aureoles.

"Afectan a la ciudadanía en general, familias enteras, familias que nada tienen que ver y están, pues literalmente, secuestradas, aisladas", dijo el gobernante al preguntarle sobre el tema.

La pregunta que se cae de madura es: ¿Qué harán las Fuerzas Armadas Mexicanas ante el incontenible avance?

Por lo menos, es conveniente que los militares y policías desquiten el sueldo o que se hagan a un lado.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.