Opinión

Seguir siendo oposición

No se puede seguir siendo oposición cuando se es gobierno. Gobernar es hacer y dar resultados y para ello se requiere asumir responsabilidad. | Julio Castillo

  • 19/09/2018
  • Escuchar

Es curioso analizar las señales, ocurrencias, proyectos e ideas que se han declarado y propuesto desde las oficinas de transición del Presidente electo. Por el lado positivo se puede resaltar que están en una etapa da acomodo, que todavía no están en funciones y que tienen una sobrecobertura mediática, y esto hace que muchos disparates parezcan importantes o que sea ideas todavía no consolidadas, pero no por ello dejan de ser preocupantes. Algunos ejemplos:

·         El tema del aeropuerto. En lo personal me declaro un total ignorante de las necesidades materiales, físicas y tecnológicas que se necesitan para decir qué lugar es bueno para poner un aeropuerto… honestamente no me importa. Quiero pensar que los dos proyectos son viables porque por algo han llegado hasta donde han llegado, pero en simples términos de sentido común, ¿por qué quieren frenar una obra avanzada para empezar una obra nueva igual en otro lugar? No dudo, que como declaró López Obrador, el pueblo pueda ser sabio, pero no encuentro la sabiduría en reducir a ruinas algo avanzado para hacer otra cosa igual, pero en otro lugar. Además, por lo visto son proyectos que llevan su tiempo y supongo que piensan repetir todo el proceso… el concurso del proyecto, las licitaciones, las preparaciones del terreno (que si no me falla la memoria llevaron más de un año) y construir… y qué pasará si otra vez no acaban en el sexenio de su gobierno... y el siguiente presidente quiere que sea en otro lugar… no deberían de jugar así con las obras empezadas, deben de poner orden y asegurarse de que no haya corrupción; asegurarse de que la obra sea terminada y que sea una obra emblemática… hasta podrían invitar a Peña Nieto a inaugurarla con López Obrador.

·         El tema de la educación. Ser oposición es hasta cierto punto muy fácil, o cuando menos Morena lo hizo de una manera muy fácil: se opuso a todo lo que pudo oponerse con o sin razón. Pero ahora son gobierno y el gobierno con más fuerza desde hace décadas… ya nos quedó claro que no quieren la reforma educativa (igual que nos quedó claro cuando se opusieron a ella hace años) pero no tenemos ni una pista de que sí quieren hacer con la educación (insisto ya sabemos que es lo que no quieren). No se puede gobernar y ser oposición al mismo tiempo, es un sinsentido. Es lo mismo que el aeropuerto… ¿por qué quieren quitar lo que hay si no tienen ni peregrina idea de lo que quieren hacer? Me queda claro que tienen un compromiso político con los sindicatos de maestros, pero en serio, estarán pensando regresar la educación a como era antes… pocas cosas le han hecho tanto daño a México como los sindicatos de maestros famosos por su corrupción y como entes enfocados a la política y no a la educación. Equivocarse en esto representa arruinar a otra generación… pueden también hacer una reforma para mejorar la educación: evaluaciones de excelencia para los maestros, sistema totalmente meritorio para asensos y plazas (de esto ya hay algo hoy), mejorar los libros de texto imparcialmente, involucrar más a los padres, buscar con la educación fortalecer el tejido social, hacerla por competencias laborales, etc… pero no… el punto es tirar la reforma educativa.

No se puede seguir siendo oposición cuando se es gobierno. Gobernar es hacer y dar resultados y para ello se requiere asumir responsabilidadMorena debería de pensar en serio cómo van a mejorar el país y que resultados piensan dar. No es importante pregonar lo que quieren quitar, recortar o borrar, es importante aclarar qué quieren hacer y cómo porque esa es hoy su obligación.

La nueva legislatura

@JulioCastilloL  | @OpinionLSR | @lasillarota



Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.