Opinión

SEDENA y SEMAR, los mejores aunque no guste

El nivel de compromiso de la SEDENA y SEMAR deberían ser el ejemplo a seguir para los demás miembros del gabinete. | César Gutiérrez

  • 30/08/2021
  • Escuchar

La cuarta transformación que está viviendo México, exige a quienes tienen la ineludible responsabilidad de llevar a cabo el proyecto de nación, abatir todos aquellos problemas sociales tan arraigados. Es necesario generar economía, turismo, negocios, proyectos, etc. y de manera paralela debe brindarse esa cobertura a las actividades económicas mediante un cerco de seguridad pública a nivel federal, estatal y municipal. Cada quien en su ámbito de competencia para generar confianza en los ciudadanos y la inversión extranjera.

Hoy es necesario que se hagan los cambios que se requieran para que dejen trabajar a quienes sí pueden con el reto. Es momento de que quienes no estén a la altura de este cambio histórico de México, den paso a personas capaces y responsables.

El General Secretario de la Defensa Nacional y el Almirante Secretario de Marina, han puesto el ejemplo; le duela a quien le duela, le pese a quien le pese. En contraste con el resto de los secretarios miembros del gabinete, del Poder Judicial y del Poder Legislativo, el General Secretario de la Defensa Nacional y el Almirante Secretario de Marina han demostrado con TRABAJO los alcances de cada uno de los proyectos con un control y seguimiento milimétricos

Bien dicen que la traición nunca viene de afuera sino del interior. Se inició una campaña mediática para tratar de denostar el trabajo del personal militar. Se dice que no deben ser ellos los que construyan, que se quiere dar un golpe de estado, que se está creando un sistema de militarismo y que además se está poniendo en marcha una militarización. Como si fuera un estado fascista.

Hasta el momento no veo opositores detenidos, ni siquiera los veo uniformados haciendo un servicio militar obligatorio como en Corea del Sur; no los veo trabajar sin cobrar, ni haciendo fila para recibir una cédula de racionamiento. Es muy fácil hablar sin pruebas, a la ligera. Inventando términos como “militarización blanda”, por señalar sólo un ejemplo. Pero sin pruebas real de lo que hablan, simplemente porque no existen. 

El nivel de compromiso de la SEDENA y SEMAR deberían ser el ejemplo a seguir para los demás miembros del gabinete. Si bien es cierto que algunos de ellos si han puesto trabajo y tenacidad en sus labores, muchos solo están cobrando un alto salario sin dar respuesta a los problemas y llevando a cabo las viejas prácticas de gobiernos anteriores, como dar los mejores puestos a compadres y amigos. Eso no se le puede permitir a nadie si queremos consolidar la transformación de nuestro país. 

Muchos de los que se fueron integrando a Morena, no han entendido que no vienen a robar y a continuar con las malas prácticas de otra época y lugar. Muchos no han comprendido el tamaño de la investidura y responsabilidad que implica el haber sido escogido y nombrado parte de un equipo de altos funcionarios, cuyo deber es cumplir con el proyecto de Nación del presidente y esa debe su principal premisa. Lamentablemente, hoy su incapacidad los rebasa debido a su falta de compromiso. Esto ha provocado que prefieran mejor declinar o pedir otro hueso ya que no pudieron con la responsabilidad que se les confirió. Muchos actores políticos no entienden que su labor es dar SOLUCIONES, NO PROBLEMAS. Ante esta falta de orden y de disciplina, muchos compromisos se han puesto en riesgo ante una red de complicidades y corrupción. No se trata de que si antes robaban mucho y hoy poquito; sino de que aquella persona que lo haga tenga una sanción ejemplar.

Por otro lado, ahora se ha generado una controversia por la entrada a clases de alumnos y profesores. Queda claro que tenemos más preguntas que respuestas respecto a los controles que se llevarán a cabo para el cuidado de nuestros hijos. No conozco exactamente cuáles serán las herramientas y medidas debido a la contingencia por la pandemia; que no se encuentra controlada. Se debe ponderar el cuidado de los menores acorde al interés público y social, ya que existe la posibilidad de un contagio masivo entre los niños y niñas que pudiese generar un caos saturando los hospitales pediátricos e infectar a los demás miembros de las familias al estar en contacto con ellos todos los días de forma directa y constante. 

Es cierto, se debe firmar una carta responsiva donde como padres autorizamos el regreso a clases presenciales; pero en la realidad,  como en mi caso, no tengo la capacidad para conocer todos los riesgos a los que estarían expuestos mis hijos. Aun así, la decisión debe ser única y exclusivamente de los padres de familia, aceptando los posibles riesgos a los que estarán sometidos los pequeños.

Por otro lado, me parece que pronto estaremos viendo una cascada de amparos. Como la situación del Juez Octavo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, Martín Santos Pérez, quien concedió una suspensión provisional, para que el gobierno federal, a través de funcionarios de la Secretaría de Salud, aplicara la vacuna a un menor. Es lógico que como padres de familia busquemos proteger a nuestros hijos. Así como habrá quienes no estén de acuerdo en que se les aplique la vacuna a los menores, cada quien tendrá que asumir las consecuencias de sus actos para bien o para mal. 

Por último, han circulado en redes sociales diferentes videos donde elementos de la Guardia Nacional y agentes del Instituto Nacional de Migración intentaban detener mediante un cerco a migrantes provenientes, la mayoría de ellos, de Haití. En cierto momento se ve claramente que los agentes migratorios terminan agrediendo a los migrantes con la torpe actuación de los guardias nacionales. Queda claro que no supieron cómo implementar un cerco de contención y que los agentes migratorios no están capacitados para utilizar la fuerza de forma correcta. Se aprecian golpes y agresiones en lugar de contención.

Es lamentable que los medios de comunicación no muestren el video completo. Los migrantes rompieron el cerco implementado por la Guardia Nacional a patadas, golpes y pedradas. Sin embargo, sí difunden el video donde los agentes migratorios los agreden aun con niños en brazos. Es importante aclarar que nada justifica las agresiones que recibieron los migrantes por parte de los agentes de migración mexicanos, apoyados por la Guardia Nacional.

La transformación de México debe ser un ejemplo, no se puede utilizar la fuerza desmedida para controlar a un grupo de migrantes que intentan cruzar por nuestro país, con la ilusión de llegar a Estados Unidos a buscar una mejor vida.

Queda claro que algunos medios amarillistas mencionaron que elementos del Ejército Mexicano habían participado en las agresiones contra migrantes. Totalmente falso. Es evidente que se quiere desprestigiar a las dos instituciones más respetadas del país, y las que han dado mejores resultados a fin de crear una falsa percepción acerca de que los militares son los malos de la película. Me pregunto ¿por qué se intenta por todos los medios involucrar al Ejército Mexicano y a la Marina Armada de México en agresiones contra civiles? ¿Quién los manda?

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.