Opinión

¿Se puede estirar más la liga?

“El sufrimiento no se negocia, las vidas humanas no tienen precio”: Padre de uno de los 43 normalistas desaparecidos.

  • 01/11/2014
  • Escuchar

Un ejemplo de la furia social y de la dignidad fue lo que el miércoles pasado nos mostraron los padres de familia que se reunieron con Peña Nieto y le hicieron firmar la minuta de la reunión con algunos compromisos para el Estado y en donde si bien hay reconocimientos implícitos para la permanencia y existencia de las normales rurales,  además de evitar la criminalización de los estudiantes, no hay más nada que pueda decir el Ejecutivo federal.

 

Más, mucho más nos dicen los padres de familia que exigen que se busque a sus hijos y no se reduzca la actividad a andar encontrando fosas: "No vengo a Los Pinos a pedirle un favor, sino a exigirle, como mexicano que soy, que me responda por qué acribillaron a nuestros muchachos. Yo digo que mi hijo no está desaparecido, fue raptado por uniformados". Y por si había dudas de lo que piensan los padres, éste mismo dijo: "¿Acaso usted va a salir huyendo como los demás?".  Más preciso: El jefe del Ejecutivo es el responsable de la seguridad de país… y no ha cumplido.

 

Mientras tanto…

 

“Cada quien verá cómo llevar agua a su molino” escribí hace unas semanas en este mismo espacio. Me refería entonces a cómo los diversos partidos políticos tratarían de sacar ventaja de los acontecimientos de Ayotzinapa para denostar a sus contrincantes, antes que hacer causa común con la demanda de ¡Vivos los llevaron, vivos los queremos! 

 

A la franca tontería del presidente del PRD que declaró que no moverían al gobernador de Guerrero, en un aval que los muestra como lo oportunistas que son, le sigue la declaración de que le dijo a Aguirre que mejor se fuera pues en el gobierno federal tenían un expediente contra él (y en aras de la democracia que dicen ejercer en ese partido debería de hacerlo público ¿o sólo es para usarlo en casos de emergencia?).

 

Ahora se intentó agregar una campaña furibunda, muy orquestada, tanto que se vuelve burda, del PRI y de sus principales dirigentes tanto en el propio partido como en las Cámaras (y como coro algunos diputados del PAN) contra Andrés Manuel López Obrador, para culparlo de tomarse unas fotos o recibir información de lo que podría ser el ex alcalde de Iguala.  La acusación, como un espejo, es para todos, cuando menos por omisión. Cada partido tendría que verse reflejado y lavar sus culpas antes que buscar el beneficio electoral.

 

Lo que sigue…

La premisa sigue siendo que se vayan todos; todos significa todos y cada uno de los que pudieron haber tenido información, sospecha, duda; todos, por omisión, cuando menos; que se vayan todos en todos los niveles de gobierno, en todos los partidos, en todas las estructuras. La estrategia debe ser desinstitucionalizar la vida del país, así de simple y de complicado. La demanda sigue siendo ¡Vivos los llevaron, vivos los queremos!, lo demás son distractores para ir abonando el terreno de lo que el secretario de Gobernación acaba de señalarle a los padres: “prepárense para todo”, como secuela de la reunión en Los Pinos.

 

¿Cuándo sabremos lo que hay realmente en los hechos de Ayotzinapa? ¿Qué tan grave será lo que se oculta con este hecho, además de Tlatlaya y los más de veinte mil muertos regados por todo el país, y los que siguen dándose, ya sean unos jóvenes en el norte, otros más en el estado de México, en Veracruz o donde sea? ¿Será verdad lo que dice el EPR y es un cuerpo de élite de los militares que actúa como  cuerpo paramilitar quien detuvo y mantiene secuestrados a los estudiantes normalistas? Lo menos que la sociedad puede hacer es castigar a la clase política y preparar el voto nulo para el próximo año.

 

De pilón…

Por naturaleza, origen, formación, convicción estoy a la izquierda y una de las primeras cosas que debe uno hacer desde ahí es reflexionar, analizar, criticar lo existente para transformar el mundo, para actuar en consecuencia. Es una vergüenza cómo el PRD, sobre todo, manipuló todo el asunto de los energéticos, de la reforma, en su paso por el Pacto por México; antes de terminar la pelea dentro de las Cámaras ya estaban pensando en la Consulta Popular. No poca cosa estaba en juego, para salir con eso. ¿Les dirán a sus seguidores que se equivocaron de estrategia?

 

¿A quién le darán cuenta los diputados y senadores, los dirigentes del PRD (y de otras organizaciones de la llamada izquierda parlamentaria)? No me interesa la crítica del PRI o del PAN o del clientelista verde, pues esos por definición no representan futuro; la crítica a esa izquierda debe darse desde la sociedad misma pues tienen una responsabilidad histórica y no estuvieron ni están a la altura. Por cierto ¿Estado o sexenio  fallido? ¿Puede estirarse más la liga?

 

Facebook: carlos.anayarosique

Twitter: @anayacar

 

(Obviedades es un ejercicio de reflexión que comparto con mucho gusto no para que estén de acuerdo sino para hacer conciencia de las contradicciones de un régimen… que puede ser cualquier régimen, no importa el partido, por supuesto)

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.