Opinión

¿Se acabó la buena racha?

Banxico anunció que podría convocar a nuevas e inmediatas subastas en caso de ser necesario. | Romina Román

  • 10/03/2020
  • Escuchar

El peso mexicano terminó con su buena racha y en las próximas semanas observará una caída imparable que podría poner en jaque a la economía nacional. En las últimas semanas, la moneda nacional empezó a mostrar inestabilidad ante la incertidumbre que provocó la expansión del coronavirus y su efecto en los mercados internacionales.

Sin embargo, la gota que derramó el vaso fue la guerra en los precios del petróleo que se inició entre Arabia Saudita y Rusia, lo que llevó a los petroprecios a uno de sus peores niveles de los últimos 30 años.

Este embate contra el crudo aumentó la aversión al riesgo con graves consecuencia: los bonos del tesoro a 10 años de Estados Unidos registraron su menor tasa en la historia 0.32%, en tanto que el valor del oro negro alcanzó una caída de 30%.

Hace unos días, los países que integran la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no lograron un acuerdo en la propuesta de Arabia Saudita de recortar 1.5 millones de barriles diarios ante la amenaza que representa el coronavirus, no obstante, Rusia rechazó la medida.

Ante ello, Arabia Saudita ordenó la mayor reducción en los precios de los últimos 20 años, lo que generó un desplome de las monedas, entre ellas la mexicana, que hasta hace unas semanas se había mostrado invencible, aún con un crecimiento económico negativo.

Para frenar la caída del peso, el Banco de México, a través de la Comisión de Cambios decidió aumentar el tamaño de coberturas cambiarias de 20 mil a 30 mil millones para frenar los embates contra la moneda y anunció que podría convocar a nuevas e inmediatas subastas en caso de ser necesario.

Pero hay muchos focos que se prenden en México: el deterioro de la demanda externa, la depreciación del peso y la baja en los precios del crudo podrían tener un impacto significativo en la economía, sobre todo porque los recursos provenientes del petróleo contribuyen con cerca de 10% de los ingresos del sector público, lo que disminuirá el margen de maniobra del gobierno para estimular a la economía.

A lo anterior, se suma un mayor riesgo de que las agencias internacionales degraden la calificación crediticia de Pemex, sí los precios continúan cayendo y avanza el deterioro financiero de la paraestatal.

Arranca la Convención Bancaria

Aún con el temor por la propagación del coronavirus, los banqueros llevarán a cabo este jueves su encuentro  anual en Acapulco, Guerrero. Hace una semana, el Comité Ejecutivo del organismo se reunió para evaluar la conveniencia de continuar con la organización del evento.

La preocupación que externaron los banqueros no fue tanto la sede en donde a la fecha no se registra ningún caso, sino los lugares cerrados a los que se verán expuestos los integrantes de la banca, tal es el caso de los aeropuertos y aviones.

El orador invitado de la 83 Convención será Michael Chertoff, ex Secretario de Seguridad Nacional de los Estados Unidos. Este año el lema del encuentro será “Prosperidad para todos en la era digital”.

La clausura que será el viernes después de la comida, estará a cargo del presidente Andrés Manuel López Obrador. Nos adelantan que los hombres del dinero insistirán a las autoridades en la necesidad de mantener cautela y prudencia en el manejo de la política económica, sobre todo ahora que se avecinan tiempos complejos para los mercados. Luis Niño de Rivera, vicepresidente de Banco Azteca, se quedará otro año más al frente de la ABM.

Así las cosas…