Opinión

Sanciones a partidos y candidaturas independientes en 2016

El 47% de los candidatos presentaron la información al límite del plazo legal.

  • 15/07/2016
  • Escuchar

La fecha ha llegado. El Consejo General del Instituto Nacional Electoral aprobó el día de ayer, primero, 61 quejas y procedimientos oficiosos sobre el origen y aplicación de los recursos derivados del financiamiento de los partidos políticos y, con posterioridad, el Dictamen Consolidado y el Proyecto de Resolución respecto de la revisión de los informes ingresos y gastos de campaña de los partidos políticos, coaliciones y candidaturas para cada una de las 14 entidades, tal y como lo estableció la Sala Superior al resolver los 124 recursos de apelación contra la fiscalización de gastos de campaña en agosto de 2015.

 

En los documentos aprobados por la Comisión de Fiscalización y que fueron sometidos a la consideración del Consejo General el día de ayer, se determinaron 22 candidaturas que habían rebasado el tope de gastos de campaña legalmente establecido, 18 de ellas violentaron el límite de erogaciones por más de 5 por ciento. Once de estos rebases se acreditaron en Tlaxcala, 6 en Oaxaca, dos en Veracruz, uno en Hidalgo y uno más en Chihuahua.

 

Las sanciones más altas se impusieron por gastos que no fueron reportados por los partidos o candidaturas pero que fueron detectados por la autoridad electoral en la revisión de la documentación presentada por los obligados o bien, por los diversos mecanismos que para la comprobación de la veracidad de lo reportado en los informes, implementa la autoridad electoral. La segunda sanción más elevada tiene que ver con las erogaciones que no fueron comprobadas.

 

Los porcentajes de distribución de las sanciones por partido político nacional determinan que el partido más sancionado será el PRI, y el que menos sanciones recibirá será Movimiento Ciudadano. El monto total de las sanciones previstas para los partidos políticos nacionales rebasan el monto de 355 millones de pesos. Los partidos políticos locales serán sancionados con casi 28 millones de pesos distribuidos entre 15 institutos políticos con registro local.

 

Las candidaturas independientes serán sancionadas con poco más de 12 millones de pesos, por lo que el total de sanciones impuestas por el INE en la fiscalización de gastos de campaña en el proceso electoral 2015-2016 será de $395,414,652.62 cantidad que, de conformidad con la autoridad electoral, es equivalente al 13% de los ingresos y gastos revisados por la autoridad electoral en las campañas electorales de 2016.

 

De las 14 entidades federativas fiscalizadas, las elecciones en Oaxaca serán en las que se aplicarán las mayores sanciones, con el 14% del total, mientras que Tlaxcala alcanzará el porcentaje más bajo con el 1.5% del total.

 

En la sesión del Consejo General los consejeros electorales manifestaron que a nueve días de que concluyeran las campañas electorales, al menos el 52% de los más de 8 mil candidatos no habían presentado ningún informe respecto de sus gastos de campaña. El 47% presentó la información exigida por la norma al límite del plazo legal y, la mayoría, al concluir el plazo de errores y omisiones notificado por la autoridad a los partidos políticos, dejando a la autoridad electoral con breves plazos para la revisión de los informes presentados por los sujetos obligados. La dilación en la entrega de los informes y la documentación comprobatoria es una de las estrategias más utilizadas por los partidos políticos para obstaculizar la revisión de sus informes y el incumplimiento de su derecho de audiencia, uno de los argumentos más frecuentes para impugnar las sanciones impuestas por el Consejo General del INE. Un cuento de nunca acabar.

 

@C_Humphrey_J

@OpinionLSR

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.