Opinión

Salvando al Godín del Gap Generacional

O cómo hacer felices a tres generaciones. | Aniela Cordero

  • 27/10/2018
  • Escuchar

En la mayoría de los corporativos (lo siento start-ups, ustedes no cuentan), tenemos Godinez de todos los colores y sabores. En este caso, los tenemos también de todas las edades: desde el director baby boomer, hasta el becario centenial (sí, ya hay otra generación que nos sucede a los millenials). Y muchas veces, el reto está en poder lograr que esas 4 generaciones tan diferentes en su forma de ver el mundo, trabajen de manera integrada y que las empresas puedan darles no solo la retribución monetaria adecuada, sino la motivación para que no cambien de trabajo como cambian de calcetines.

¿Quiénes son y qué necesitan nuestros queridos Godínez cuando se encuentran en el hábitat de la oficina? A continuación, la respuesta a todas (bueno, casi todas) sus preguntas.

Baby boomers: Nacidos entre 1946 y 1964, ahorita están entrando en la etapa del retiro (todavía no se jubilan todos, no empiecen con abucheos). Su trabajo ideal es estable, a largo plazo, con un toque de workaholic y no necesariamente lo que les apasiona pero que les deja un buen dinerito.

¿Cómo apoyarlos? Nada de “open space”. Mejor ponerles su propio lugar sin distracciones. Les gusta la competencia amistosa y ver resultados a mediano plazo; funcionan muy bien por Q (o trimestre), reconocimientos del empleado del mes o que llegaron a la meta. La verdad es que a veces son muy fans de la juntitis porque prefieren hablar las cosas cara a cara aunque tomen un poco más de tiempo.

Generación X: Nacidos entre 1965 y 1981, ahorita son los Godínez alfa, quienes están asumiendo roles de liderazgo y gerenciales, están en la cima de su carrera. Trabajan mucho, pero (para envidia de muchos) logran un equilibrio entre el trabajo y sus vidas, además de que son felices (aparentemente). Tienen la ventaja de haber visto evolucionar la tecnología mientras mantenían la vida social old school. Son padres de millenials y centenials.

¿Cómo apoyarlos? Comodidad = productividad. Si hay herramientas tecnológicas robustas, escritorios y sillas ergonómicas (ese dolor de espalda a las 5 de la tarde no está padre), además de días de poder desconectarse.

Xennials y Millenials: Nacidos entre 1982 y 1994, ahorita están abriéndose paso en el mercado laboral, no sólo en grandes corporativos, sino poniendo sus propios negocios y rompiendo esquemas (ya saben que nos encanta acabar con mercados y hacer surgir otros, como el del aguacate). Nos tachan (porque yo soy millenial, a veces orgullosamente y a veces no tanto) de insoportables y poco comprometidos. Crecimos junto con la tecnología, pero todavía mantenemos ciertas reglas en cuanto a qué compartimos con nuestro amado público y qué no (aunque en general compartimos muchos memes).

¿Cómo apoyarlos? Al contrario que los Baby Boomers, denles todo el open space y espacios colaborativos. Además de que utilizan la tecnología para seguir trabajando, entonces no necesitan tener un lugar asignado (cof cof home office cof cof). Ayudan con su presencia en redes sociales a dar visibilidad a las empresas y ayudan a los Gen X y Boomers a mejorar su gestión de equipos jóvenes.

Centenials: Nacidos desde 1995 a la fecha, son los becarios, trainees y básicamente el semillero de las empresas. Ellos nacieron con tecnología, están conectados con las redes sociales (la que quieran, hasta las menos conocidas y próximas a extinguirse). No se sabe mucho de lo que quieren a nivel laboral, pero estamos atentos.

¿Cómo apoyarlos? Con tecnología, flexibilidad para moverse, crecer e innovar, espacios abiertos (igual que los millenials) y con apertura a escuchar sus necesidades, de las que todavía sabemos poco, al apenas incorporarse al mercado laboral.

Bien dice el dicho que “el que a dos amos sirve, con uno queda mal” y sí, está muy complicado acomodar TODAS las necesidades de todos en una misma oficina, pero el reto, como en la vida y como en muchas otras cosas, es encontrar el equilibrio para que todos nuestros Godínez se sientan motivados en su trabajo.

Salvando al Godín del Foso de la Desesperación

@Ancoren  | @OpinionLSR | @lasillarota


Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.