Opinión

Revolución verde o condenar nuestro futuro

El futuro de México debe ser un futuro verde que favorezca el mercado energético de energías renovables. | Tania Larios*

  • 01/11/2020
  • Escuchar

El cambio climático está tocando a la puerta, estamos frente a paradigmas que marcan la oportunidad de apostar por la evolución y el progreso, siempre poniendo por delante el beneficio de todas y todos los mexicanos.

Decía Luis Donaldo Colosio ”El planeta no nos ha sido heredado por nuestros padres sino prestado por nuestros hijos”. Con qué calidad moral el gobierno hoy toma decisiones en materia energética cuando ellos no vivirán para enfrentar las consecuencias de sus acciones, al menos deberían pensar en sus hijos y sus nietos. 

Vale la pena mencionar los esfuerzos globales para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero y reducir con ello la huella de carbono para frenar el calentamiento global, uno de ellos fue la pasada Cumbre sobre la Acción Climática de la ONU en 2019, en la que 66 países se comprometieron a la neutralidad de emisiones de carbono en el año 2050, al igual que el Acuerdo de París, establece un marco cuyo objetivo es evitar un cambio climático peligroso manteniendo el calentamiento global por debajo de los 2 °C. Actualmente hay diversos esfuerzos y compromisos de los países para hacer frente a los efectos del cambio climático que ponen en jaque la supervivencia del ser humano en la Tierra

En cambio el Plan Nacional de Desarrollo (PND 2019-2024) del gobierno de López Obrador en ningún punto menciona cambio climático, emisiones de gases de efecto invernadero ni calentamiento global, parecen no existir o al menos queda claro que no le importan al gobierno actual.

Esto aunado a que México es líder en emisiones de dióxido de carbono (CO2) en América Latina, de igual forma a finales de 2019 "Climate Action Tracker", Climate Analytics y New Climate Institute, en su reporte calificaron las acciones del gobierno mexicano como "insuficientes" para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero

A pesar de las críticas, el gobierno permanece obsesionado con los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas), así como con la construcción de la nueva refinería Dos Bocas en Tabasco. No es entendible una asignación presupuestaria para las centrales eléctricas de carbón, diésel, gas y petróleo, ni la necedad por dotar de miles de millones de pesos en recursos a CFE y a Pemex, en los primeros 6 meses de 2020 Pemex tuvo una pérdida histórica de 606 mil millones de pesos, los datos son claros, es insostenible financiera y ambientalmente un modelo energético basado en petróleo.

¿Qué necesita México?

La apuesta por una revolución verde, debemos caminar hacia el progreso, y luchar por la modernización en nuestra agenda energética y ambiental para que se tenga como eje emigrar hacia las energías limpias y renovables para poder salir adelante, actuando a la altura de las preocupaciones mundiales frente al calentamiento global, como consecuencia del cambio climático.

El gobierno actual debe dejar a un lado las decisiones egoístas que empeñan el futuro de los mexicanos. 

En el pasado gobierno de origen priista, hasta finales de 2018, México fue un campeón a nivel regional en la generación de energías renovables. Además según diversos estudios el 85% del territorio nacional es óptimo para proyectos de energía solar, lo que permitiría a México convertirse en la séptima potencia mundial en esa materia, de igual manera México cuenta con una potencia de generación de energía eólica de 50 mil Mega Watts, cifra superior al pico de demanda eléctrica del país.

En cambio el actual gobierno ya ha generado inquietudes en círculos internacionales por la conducción de temas energéticos, Canadá y la Unión Europea en meses pasados pidieron a México reconsiderar  la política que discrimina las energías renovables, sus representaciones diplomáticas solicitaron una audiencia con la secretaria de Energía, Rocío Nahle, para expresarle su preocupación. 

También, en días pasados, más de 43 Legisladores de EU pidieron a Trump que presione a México para que respete los compromisos energéticos, demandando una resolución por los impedimentos del gobierno mexicano a las inversiones energéticas extranjeras.

No solo es la oposición en México, en el mundo están pidiendo que el gobierno de López Obrador corrija el rumbo.

El futuro de México debe ser un futuro verde que favorezca el mercado energético de energías renovables que atraiga inversiones para causar un impacto positivo en nuestro país y en el mundo entero.

La revolución verde es una necesidad para hacer frente al cambio climático

*Tania Larios es internacionalista y analista política en medios de comunicación. Es actual Secretaria General del PRI en la Ciudad de México, consejera política estatal-nacional y miembro de la Comisión Nacional de Procesos Internos.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.