Opinión

Revisar Contratos Colectivos cada 5 años

Retos del presente laboral. | Manuel Fuentes

  • 28/10/2020
  • Escuchar

Sorpresa e inconformidad entre los trabajadores de Aeroméxico causó conocer, a través de su organización sindical, la pretensión de la empresa de modificar el periodo de revisión de su Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) para que en lugar de que ésta sea cada dos años como lo señala la Ley Federal del Trabajo en su artículo 399, se extienda a un periodo de cada cinco años.

Se pretende por parte de la empresa que a más tardar el 31 de diciembre de este 2020 se convenga que la siguiente revisión sea hasta el 31 de mayo de 2025. En un comunicado que se difundió la tarde de este lunes informó:

“A fin de acceder al financiamiento que Grupo Aeroméxico necesita para continuar operando, se tiene el compromiso de implementar a más tardar el 31 de Diciembre de 2020, un acuerdo multianual de 5 años con las condiciones cuantitativas y cualitativas necesarias para su sustentabilidad”.

El mismo pedimento se realizó para el personal de tierra y de pilotos de esa empresa de aviación.

La pretensión no sólo es para las prestaciones y condiciones de trabajo sino también para los salarios de los trabajadores de Aeroméxico y de esta forma permanezcan congelados por los cinco años siguientes, por lo que solicita esta empresa que:

“Para los sobrecargos con contratación vigente al servicio de Aerovías, se mantendrán los salarios tabulares actuales durante los periodos 2020, 2021, 2022, 2023, 2024. El siguiente incremento salarial será efectivo a partir del 1 de junio de 2025, el cual será equivalente a la inflación reportada del 1 de mayo de 2024 al 30 de abril de 2025.”

Esta empresa de aviación a fin de paliar su crisis convino el reajuste de 616 sobrecargos a partir del 1 de octubre, así como “otorgar” un permiso sin goce sueldo a 323 de personas que ocupan estos puestos y una rotación de 2 meses por 10 de trabajo.

Quienes se encuentran en permiso sin goce de salario y por concepto de despensa reciben, quienes tienen la categoría de ejecutivos 4 mil 800 pesos, los sobrecargos 3 mil 800 pesos y los sujetos al Contrato Colectivo B 3 mil 570 pesos mensuales, como única percepción.

Además de estas medidas Aeroméxico pretende eliminar el pago de garantía de tiempo extraordinario mensual consistente en 10 horas para el mes de febrero y 15 horas para el resto de los meses.

Entre otras de las propuestas está homologar en todos los sobrecargos los factores de pago y jornadas ordinarias a las condiciones que se aplican a quienes fueron contratados con posterioridad a septiembre de 2014.

Se pretende que no se considere tiempo efectivo de vuelo el tiempo invertido en traslados como pasajero para posicionamiento a un servicio.

Señala la empresa que quedarán eliminados “los conceptos de tiempo nocturno, compensaciones por servicio radial de largo alcance, compensación por integración de tripulación (mínimas) y aterrizajes quedan eliminados”, así como el pago de vales de gasolina y los bonos de asistencia perfecta y profilaxis.

El ajuste de las prestaciones va en el sentido de limitarlas a lo señalado en la Ley Federal del Trabajo, para que el aguinaldo no sea superior a los 15 días de salario tabular.

Para los sobrecargos en todas sus categorías se busca homologar el beneficio de despensa a 30 días de salario mínimo vigente por mes, así como el fondo de ahorro a 8% de salario base.

La empresa solicita homologar el seguro de vida a 24 meses de salario tabular y de seguro de cancelación de licencia a 12 meses de salario tabular.

Las jubilaciones de sobrecargos de derechos adquiridos al servicio de aerovías buscan dar por terminado el plan de retiro alternativo (liquidación) y continuar con el esquema de cuentas individuales para tal efecto.

La propuesta que ha cimbrado a los trabajadores de esta empresa de aviación propone la reducción en gastos para hoteles y viáticos, aumento de jornadas de trabajo, modificación en tiempos de descanso y otro tipo de condiciones de trabajo para reducir los costos del Contrato Colectivo de Trabajo.

Es cierto que la crisis económica agravada por la pandemia del covid-19 golpea a distintos sectores de manera desigual, pero también lo es, que está acelerando cambios sustanciales en las relaciones y condiciones de trabajo.

Las organizaciones sindicales se están replanteando no sólo nuevas formas de organización sino también nuevos modelos de contratación colectiva que coadyuven a la conservación de sus fuentes de trabajo y de sus derechos. Estos son los retos del presente laboral.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.