Opinión

Reto 2020 para entregar un país en paz y tranquilidad

Todos los niveles de gobierno coincidimos en que la seguridad es la principal preocupación de los ciudadanos. | Jesús Valencia*

  • 14/01/2020
  • Escuchar

Como es sabido un elemento fundamental de la Estrategia Nacional de Seguridad y en el Plan Nacional de Desarrollo es la creación y rediseño de las instituciones en la materia, como el Gabinete de Seguridad que sesiona diariamente encabezado por el presidente de la República, y la creación de las mesas estatales y regionales de Construcción de la Paz.

Este modelo de coordinación se replica en las 32 entidades federativas y las 266 regiones del país para garantizar una actuación de los gobiernos locales y el Gobierno de México de manera coordinada e informada.

El objetivo final de ello, es que nadie actúe de manera unilateral, que las decisiones se tomen de manera conjunta y sean atendidas por el mando operativo de la Coordinación. A diferencia de los sexenios anteriores donde existía un desprecio por las autoridades estatales y municipales y no se les confería ningún espacio y mucho menos peso en las decisiones de autoridad.

Todos los niveles de gobierno coincidimos en que la seguridad es la principal preocupación de los ciudadanos. Por eso es indispensable que el ciudadano sepa que todos los días la máxima autoridad estatal está a cargo de resolver lo importante de lo cotidiano. Que las personas puedan salir libremente a la calle, dejar sus casas, conducir un vehículo, abordar un transporte público, vivir las calles de nuestras ciudades, sin el temor de la ocurrencia de un delito.

Entendemos que las dinámicas locales juegan un papel importante en el funcionamiento de la política en materia de seguridad, por ello respetamos la forma en la que el mando civil de las entidades desarrollan su trabajo y damos todo el apoyo para que en el marco de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública las cosas funcionen y se den resultados.

Cuenta de ello es el respaldo a las iniciativas de algunos gobernadores de realizar sesiones estatales en forma itinerante en las regiones de su entidad o sesiones intercaladas especificas encabezadas por ellos mismos, además de las permanentes dirigidas por su representante de alto nivel.

Algunos gobernadores han decidido -por la problemática particular de sus entidades- sesionar sábados y domingos, otros más encabezar las reuniones de seguridad tres o cuatro días a la semana, otros en cambio definieron hacer balances semanales de las reuniones diarias pero siempre atentos a la ocurrencia de los hechos delictivos en su entidad, confiando la coordinación cotidiana en sus Secretarios de Gobierno o Secretarios de Seguridad.

En todos los casos con la asistencia de las autoridades federales, el Ejército, la Marina, la Guardia Nacional, el Centro Nacional de Inteligencia, la Secretaría de Seguridad Pública y el Delegado de Programas de Desarrollo asisten invariablemente a las convocatorias realizadas para las sesiones. Ello es evidencia de nuestro compromiso con la coordinación para salvaguardar la seguridad de los mexicanos.

*Jesús Valencia

Titular de estrategia para la paz con entidades de la SSYPVC.