Opinión

Relanzarán  “El Heraldo”… entre dudas

Análisis de medios.

  • 08/03/2017
  • Escuchar

 

El periódico “El Heraldo”, que en los años 70 irrumpió como novedad en el espectro periodístico y luego se eclipsó tras la muerte de Gabriel Alarcón padre, planea resurgir en las próximas semanas, según los planes de un grupo de empresarios cuya integración y proyecto está despertando cada vez mayores suspicacias dentro y fuera de la industria.

 

La propiedad de la marca “El Heraldo” corresponde al controvertido empresario de Puebla, Ricardo Henaine, con tan amplias como enigmáticas ligas con políticos del PRI,  destacadamente el ex gobernador de aquella entidad, Melquiades Morales.

 

De acuerdo con fuentes consultadas al respecto, otros impulsores del nuevo “El Heraldo” serían los señores Naim Libién Kaui y Naim Libén Tella, propietarios del periódico “UnomásUno” e involucrados en años recientes, en el ámbito nacional, con problemas con el fisco, y en el internacional, con señalamientos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos por presuntos nexos con el crimen organizado. Siempre según las mismas fuentes, otros socios en esta iniciativa editorial de fin de sexenio es el Grupo Andrade, que posee agencias automotrices en el país. 

 

Durante la gestión de Morales Flores (1999-2005), Henaine salió del anonimato y apareció como un próspero emprendedor, con la concesión del aeropuerto internacional “Hermanos Serdán” y otros desarrollos inmobiliarios, entre los que destacaba un modesto parque de diversiones levantado sobre un preciado terreno de reserva territorial propiedad del estado, en la exclusiva zona de Angelópolis.

 

Dirigió igualmente pero con muchos apuros, una versión local de “El Heraldo” –cabecera que cuenta con una tradición de décadas en Puebla-, y para el efecto recibió del mismo gobierno estatal, en comodato,  una casona histórica, conocida como “El Mesón del Cristo”.  La amistad de los señores Henaine y Libién permitió que durante un lapso largo ese diario fuera impreso  en los tallares del “UnomásUno”, en la ciudad de México.

 

Inevitablemente, en esa época se especuló que Melquiades Morales y el señor Henaine eran realmente socios o que éste era un prestanombres, un hombre de paja. Igualmente se le ligó con personalidades de relevancia nacional en el PRI.   

 

La llegada del panista Rafael Moreno Valle a la gubernatura poblana supuso el eclipsamiento de la estrella de Henanine. La nueva administración estatal le canceló la concesión de los terrenos en la zona de Angelópólis, y en ellos construyó el “Museo del Virreinato”. Le retiró igualmente la referida casona, e incluso perdió la concesión del aeropuerto.

 

Con ese telón de fondo que está haciendo levantar cejas en diversos ámbitos, los trabajos para relanzar “El Heraldo" avanzan con celeridad pues tienen previsto su lanzamiento el próximo 5 de mayo. Los tiempos que corren harán que el lanzamiento coincida con la recta final del final de sexenio, como ocurría en otras épocas cuando tal coyuntura veía surgir aventuras periodísticas cuya duración siempre fue incierta.

 

 

 

EL PERIÓDICO CAPITALINO MásporMás compró a Grupo Expansión la revista Chilango, uno de sus productos que en su momento fue uno de los más exitosos entre los adultos contemporáneos de la capital del país pero que en 2016 perdió rating en ventas de su edición impresa. Grupo Expansión ya pensaba en cerrar la revista y seguir con su edición online pues sus redes sí han crecido gracias a recomendaciones de restaurantes, bares y de qué hacer en la Ciudad. Con la compra de Chilango, MásporMás también le dará un giro a su edición impresa enfocada también en recomendaciones y en lecturas ligeras que acompañen a los jóvenes y adultos clase media y alta, de ahí que decidiera recortar a casi todos sus columnistas que tocaban temas de política y movilidad.

 

EN TELEVISA REGRESARÁ la barra inteligente a las noches en el canal 2 con Joaquín López Dóriga como su apuesta central con un programa que combinará entrevistas y debate. El periodista tendrá un día a la semana un programa en el que conjugará sus dos proyectos recientes, el de "Chapultepec 18" y el de "Si Me Dicen, No Vengo". Televisa también estrenará su barra cómica con un programa de parodia política con el que iniciarán las coberturas políticas en la antesala de las elecciones presidenciales del próximo año, y de los comicios en el Estado de México, el estado con más población en todo el país.

 

@OpinionLSR