Opinión

Redes Sociales: la promesa de amor y la estafa nigeriana

Existe esa capacidad para mentirle por meses, se habla ya de una estafa de un billón de dólares | María Teresa Priego

  • 29/05/2018
  • Escuchar

            En el 2016 publiqué en La Silla Rota un artículo que se llamaba: "Las redes sociales y la estafa amorosa". Llegué al tema por testimonios que escuché de mujeres muy distintas entre sí, quienes sin embargo, vivieron experiencias similares a través de redes sociales y sitios de encuentros: un hombre encantador, amoroso, casi un "alma gemela" había irrumpido en sus vidas para trastocarlas. La gran promesa del amor romántico. Un hombre que había sufrido mucho, un "corazón solitario", especie de ave Fénix al cual el amor ("tu amor") haría resurgir de sus cenizas.

Promesa de amor

             Él ofrecía "todo" y no podía pedir sino "todo" a cambio. Hasta un buen día en el que la solicitud de un depósito llega. Necesita dinero. Es urgente. Apenas se encuentren pagará cada peso. "¿Acaso no me amas?" Demuéstrame tu lealtad por Western Union.

            Después de ese texto he recibido mensajes y correos de voz de mujeres que han sido víctimas de la estafa amorosa, sobre todo en los últimos seis meses. A pesar de las denuncias, la estafa continúa. Imparable. Facebook, Match.com, Tinder, Badoo, Latinamericancupid, redes profesionales.


            El daño moral puede ser grave, también el daño económico. Los testimonios son muy dolorosos. En un primer tiempo, la descubierta de que ese hombre que muy pronto vendría a tu país para casarse con "la mujer que había esperado toda su vida", es un estafador. El siguiente paso es aún más desquiciante: ese hombre no existe. No existió nunca. No hay nadie con quién pelearse, con quién enfurecerse, a quién denunciar. Del otro lado del intercambio "amoroso", bandas de ciudadanas/os nigerianas/os de todas las edades responden atentamente a los mensajes de sus víctimas.

            Las fotografías son robadas de facebook o de Instagram. Existen páginas de denuncia en las que pueden subirse las fotos con las que se realizó la estafa para alertar a potenciales víctimas. Las mismas fotos extraídas de manera ilegal sirven para crear perfiles con varios nombres distintos. Las estrategias de seducción son muy parecidas. También los pretextos para solicitar dinero. "Es una experiencia traumática para mí. Todos los días al despertarme tenía mensaje suyo, largas cartas, éramos afines en casi todo, aunque no podía conectarse por skype me enviaba fotos, conozco a su hijo, a su mamá... le tomé cariño a un hombre y a una familia falsa".  

La estafa amorosa

            Algunas mujeres desconfiaron e investigaron antes de enamorarse ("demasiado bueno para ser cierto. Mucha insistencia"), otras cuando ya estaban enamoradas, ("no respondía a preguntas directas, aún cuando me contaba su vida"), entre las ya enamoradas: algunas sospecharon cuando el novio rendido comenzó a pedirles apoyo económico, otras cuando las demandas de dinero se fueron haciendo más frecuentes. Algunas cuando después de depositar hasta el último peso de sus ahorros y explicar que ya no podían ayudarle más, se encontraron con que su "pareja" desaparecía. Las bloqueaba. De inmediato, o después de escenas (por correo electrónico, claro) de chantajes y violencia. Hay, por supuesto, un periodo de inmensa incredulidad, en muchos casos de culpa. "Siente que le fallé", "No estoy a la altura de su amor, por eso me bloqueó". Investigan. Le cuentan a una amiga que ya sabe de la estafa. La caída, el duelo.

            "Mi tía nos decía que se iba a casar con un inglés que vendría pronto por ella, vivía en Siria". A la familia le pareció extraño que comenzara a pedirles dinero prestado, pero se le veía muy contenta. Un día Graciela no pudo levantarse de su cama. Su prometido había desaparecido. Ella le depositó todos sus ahorros y los préstamos que solicitó a sus hermanos, la vida de John era muy accidentada, cada vez tenía que rescatarlo de un peligro peor que el anterior. La estafa ha tomado tales dimensiones que el FBI cuenta con una página de denuncia para atenderla.


            Una nueva solicitud de amistad, sucede que sea un militar. El General Wallace, Winston, Scott, posa junto a un helicóptero, ante una mesa con sus compañeros, en medio de la vegetación en algún país remoto para quien recibe la invitación. Es un hombre viudo con un hijo. Desde la muerte de su esposa ha llevado una existencia solitaria entregado al cuidado del niño o adolescente, tan pequeño y ya huérfano de madre, y a su trabajo: misiones especiales en zonas de alto riesgo. El General, el Coronel, el Teniente, sólo busca el amor y lo descubrió de golpe mirando tu foto. Eres la mujer de su vida. Aunque lo suyo es ya casi una certeza, ¿podría conocerte un poco más?

Abuso

            También puede ser un ingeniero que trabaja en una plataforma petrolera en medio del mar o en un barco, un médico en un submarino. Puede estar en Gran Bretaña, Siria, Irak, Afganistán, Nigeria. Casi siempre son estadounidenses, ingleses, alemanes. No pueden hacer video llamadas porque la señal no llega hasta los lugares remotos en los que trabajan. Casi nunca llaman por teléfono. En los últimos tres testimonios que escuché, las mujeres no hablaban una lengua en común con sus enamorados, se comunicaban a través del traductor de la aplicación. Siempre por escrito. Ellos han vivido vidas muy difíciles, pero gracias a este súbito encuentro con el amor por fin podrán ser felices. Él y su hijo huérfano que anhela tanto conocer a quien ya es casi su madre.

            El enamorado ya va a ir a visitarla a Santiago, a Veracruz o a Buenos Aires, pero sufre un terrible accidente - siempre en un país lejano - no tiene acceso a sus cuentas bancarias, le urge dinero para salir del hospital. O, envió un anillo de compromiso muy costoso, pero el obsequio está detenido en una aduana (en Malasia, por ejemplo), ella tiene que depositar una fuerte cantidad de dinero a una empresa (fantasma) que se encargará de que el maravilloso solitario llegue hasta la puerta de su casa.

            En otros casos, el dinero es para pagar la (exclusiva) escuela de su hijo, él no puede depositarle en ese momento porque desde el submarino no llega la señal a su banco. Ya casi aterriza junto a ella, pero su socio lo estafó y bloquearon sus cuentas, es una situación temporal, claro, ¿podría depositarle el dinero del boleto de avión? Él le retribuirá con una vida entera de lealtad y de amor. Todos se presentan como hombres en situaciones económicas muy solventes, hasta que surge un imprevisto grave. Sólo ella, su amor, su musa, puede ayudarlo. El brutal abuso de la confianza y de la generosidad de una persona.


¿Imposible de creer?

            Para cuando la solicitud de dinero llega, la persona que la recibe está convencida de vivir una muy hermosa historia de amor. Está convencida de que él y ella son una pareja unida en el más sólido de los lazos. En un artículo del Huffington Post se habla ya de una estafa de un billón de dólares en los casos denunciados. ¿Y cómo medimos las dimensiones del daño moral? En entrevista, Christine Beining, agente del FBI explica cómo funciona: "Buscan mujeres vulnerables, en general, aunque también hombres... usan distintas redes sociales. Utilizan lo que la víctima escribe en su perfil, desarrollan una relación muy rápido... dicen todo lo que la víctima necesita escuchar. Con frecuencia proponen matrimonio muy pronto... ganan su confianza... son organizaciones criminales que trabajan juntas, una vez que las víctimas envían dinero, son colocadas en una lista y sus identidades compartidas con otros delincuentes... para intentos de futuros 'reclutamientos'".

            Cuidado con los falsos perfiles en facebook. Si necesita más información puede buscar: "Estafa amorosa", "Nigerian scam", "Romantic scam". Si tiene dudas, ya hay mucha información disponible por internet. Denuncias, sitios de apoyo, testimonios. Difundamos. Cuidémonos. Si está en una relación con estas características, no importa de qué tamaño sea el chantaje que intentarán hacerle: no deposite ni un peso. Sí, esa capacidad, ese talento para mentirle por meses, existe.

Ricardo Anaya. El costal está vacío

@Marteresapriego · @OpinionLSR · @lasillarota