Opinión

Razones sobran, faltaba voluntad

Ojalá que la voluntad de justicia no sea selectiva porque se llamaría venganza, no justicia. | Julio Castillo López

  • 21/08/2019
  • Escuchar

Cuando se supo la noticia de que Rosario Robles pasaría la noche en la cárcel creo que nadie se sorprendió, un personaje que ha tenido tantos escándalos de corrupción desde tan diversas trincheras no pertenece a ningún otro lado, pero la pregunta de fondo es ¿por qué la metieron a la cárcel? Y son tantas las historias que llegan a la memoria.

Rosario Roles fue la consentida de Cuauhtémoc Cárdenas, la mujer más poderosa del PRD en una época, la Jefa de Gobierno que se quedó al frente del Distrito Federal en el desarrollo de la elección del año 2000  -elección que llevó a Vicente Fox a la Presidencia de la República y a Andrés Manuel López Obrador a la Jefatura de Gobierno de la capital- estuvo involucrada directamente con los sobornos del empresario argentino Carlos Ahumada (responsable de grabar los video escándalos que tanto afectaron a López Obrador en el 2005), fue también la protagonista del primer gran escándalo de corrupción del sexenio pasado, cuando tanto el expresidente de Brasil Lula da Silva (actualmente encarcelado por corrupción) y Enrique Peña Nieto la consolaban diciéndole “no te preocupes Rosario” y también de la llamada “Estafa Maestra”, una de las redes de corrupción más grandes de la historia de México. En cada uno de los momentos anteriores existen evidencias de corrupción que fueron ignoradas y que podrían resurgir.

Del sexenio pasado se debe investigar lo previo a la “Estafa Maestra”. La Cruzada Nacional Contra el Hambre fue un proyecto electoral, no de política social y hay audios con la voz de Rosario Robles presumiendo el uso electoral del programa. Varios legisladores de oposición la denunciaron e incluso en comparecencias en el Legislativo, ante pregunta expresa Robles respondió: la gente ya no se deja manipular, sabe el valor de su voto. Más cinismo imposible, pero parece que no es por esto por lo que está en la cárcel sino por el escándalo posterior.

La “Estafa Maestra” fue un reportaje que se publicó en 2017 y es básicamente una investigación que documenta una estrategia de corrupción que involucró 128 empresas fantasmas, universidades públicas, dependencias del gobierno y a más de 50 funcionarios, con el objetivo de desviar 400 millones de dólares. Al parecer este escándalo por fin llevó a Rosario Robles a la cárcel, pero aquí cabe otra pregunta ¿por qué sólo a ella?... suena a que de aquí podrían salir al menos a unas 200 personas encarceladas… por eso se siente un halo de venganza contra Rosario Robles, bueno, por eso y por la vinculación familiar directa con Dolores Padierna del juez que la mandó encarcelar. Ojalá que la voluntad de justicia no sea selectiva porque se llamaría venganza, no justicia.

Para terminar creo que es justo decir que estoy totalmente de acuerdo con que Rosario Robles pague por sus complicidades, pero no sólo por las recientes con el PRI; también por aquellas que ignoró López Obrador al llegar a sustituirla al frente de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México y también por aquellas de las que se libró hace unos años argumentando que “se había enamorado” (refiriéndose a Carlos Ahumada) cuando era presidenta del PRD y López Obrador Jefe de Gobierno.