Opinión

¿Quién se va?

Hacienda ha sido el conflictuado con todos los demás gracias a los recortes solicitados por López Obrador. | Julio Castillo López

  • 10/07/2019
  • Escuchar

La renuncia de Carlos Urzúa a la Secretaría de Hacienda se suma a la de Germán Martínez en el IMSS y mientras los morenistas siguen celebrando el primer año de su triunfo electoral, en materia de resultados las cosas pintan cada vez un poco peor.

Serán los “otros datos” que no cuadran o que las cosas no van tan bien como presumen pero los grandes que se han ido, Germán Martínez y Carlos Urzúa, eran los más preparados, los menos fanáticos y los que tenían más sentido común dentro del gabinete. Algunos comentarios al respecto:

· La carta de Urzúa, breve pero clara, retrata la molestia del ex secretario pero también denuncia varios problemas de fondo, el primero de ellos: “en esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento”. Cosa que todos los que no somos fanáticos de Morena ya habíamos denunciado pero ahora se está denunciando desde el lugar más alto de su gobierno.

· La segunda, el ex secretario habla de su convicción de llevar la política económica sin extremismos ideológicos, pero que no le hicieron caso… confesión tremenda que no sólo demuestra lo anacrónico de nuestro actual gobierno, sino lo peligrosa que está la situación.

· Y la tercera que le impusieron funcionarios sin el conocimiento necesario de la Hacienda Pública. Esto también fue uno de los motivos de renuncia del director del IMSS que evidencia la mediocridad del gobierno de AMLO… y también lo peligroso que es tener funcionarios sin la preparación necesaria.

· Se van porque no pueden con lo que se les pide y lo que se quita. El IMSS estaba quebrado y además le quitaron recursos y así esperaban que mejorara. Hacienda ha sido el conflictuado con todos los demás gracias a los recortes solicitados por López Obrador.

· Hemos visto renuncias en este siglo al mismo cargo, pero sin el mismo peso porque responden a otras realidades, el sexenio pasado Videgaray renunció por la patética visita de Trump a los Pinos, situación seria pero fuera del terreno económico, Meade renunció para buscar la Presidencia y Carstens se fue al BIS (Banco de Pagos Internacionales). Las renuncias anteriores casi siempre tenían que ver con crisis económicas… ojalá no sea el caso, pero el dólar va mal hasta el momento de escribir este artículo.

· Los que se van se fueron porque las cosas no están funcionando y por más comunicación que metan y por más que coopten los medios públicos o sigan presumiendo su “honor”, México va mal y lo demuestran todos los indicadores… ahí está el empleo, la inversión, la salud, la seguridad, la violencia, el deporte, la cultura y tantos más, pero los que se habían salvado eran el dólar y la inflación… ¿y ahora?

Triste la situación del gobierno… supongo que sus datos los salvarán unos días pero la realidad es que no han querido o no han podido dar resultados en nada.