Opinión

¿Quién perdió… el PRD o Mancera?

Tragedia del PRD y victoria de Morena no son más que el reparto de bienes de un divorcio necesario.

  • 10/06/2015
  • Escuchar

¡Lo que faltaba!

 

Ahora resulta que en la derrota nadie asume la paternidad de la criatura. El PRD de Carlos Navarrete culpa a la división de la izquierda, por la aplastante victoria de Morena sobre los amarillos, en la capital del país, mientras que Miguel Mancera dice que el voto contra el PRD fue un voto contra el partido, no contra el gobierno.

 

¿Quién tiene la razón?

 

La verdad es que los dos tienen razón; tanto Carlos Navarrete como Miguel Mancera.

 

Pero también es cierto que los dos, el líder del PRD y el jefe de Gobierno, son responsables políticos de la tragedia del partido amarillo.

 

¿Por qué?

 

1.- Tiene razón Miguel Mancera cuando dice que los votos contra el PRD –o a favor de Morena-, no son contra su gobierno. ¿Y por qué tiene razón? Porque en rigor lo que estuvo en juego fue la jefatura delegacional de las 16 demarcaciones no el GDF.

 

Sin embargo, también es cierto que el gobierno de Mancera es –o era-, el paraguas de un proyecto político del PRD del que se beneficiaba Mancera; proyecto político que hasta antes del domingo 7 nadie del GDF había negado. Por tanto Mancera era responsable político de la ciudad, del proyecto del PRD y, por tanto de la elección.

 

Por todo lo anterior es inevitable que Miguel Mancera se convierta en el gran perdedor en la capital del país. Por eso se tambalea la candidatura presidencial del jefe de Gobierno.

 

2.- Tiene razón Carlos Navarrete. Es cierto, la derrota del PRD no se dio el 7 de junio se dio cuando López Obrador decidió abandonar el PRD y crear Morena –09 de septiembre de 2012-, porque en esa fecha se fracturó el mayor esfuerzo que haya existido para unificar a la izquierda.

 

Dicho de otro modo, que la tragedia del PRD el pasado domingo y la victoria de Morena no son más que el reparto de bienes de un divorcio necesario; el del PRD y AMLO.

 

Sin embargo, también es cierto que los amarillos y su dirigencia –en manos de Los Chuchos- son responsables del cochinero en que se ha convertido ese partido en no pocos gobiernos y centros de poder.

 

En buena medida el PRD-DF se había convertido en una mafia política, en una maquinaria de poder sin ideología, sin compromiso y sin responsabilidad con los ciudadanos.

 

Por eso el golpe que asestaron los ciudadanos al PRD debe ser visto no como una derrota sino como un triunfo para la rectificación.

 

Al tiempo.

 

@RicardoAlemanMx