Opinión

¿Quién es responsable de la impunidad?

No cumplir con las reglas del juego, malogra todo de origen. | Edgar Cortez

  • 03/07/2020
  • Escuchar

Que los niveles de impunidad que están por encima del noventa por ciento en el país, nos obliga a preguntar ¿quién o quiénes son los responsables?

El pasado 20 de junio conocimos de un aparatoso operativo en Guanajuato, donde fueron detenidas 31 personas acusadas de ser integrantes del cártel de Santa Rosa de Lima, liderado por José Antonio Yepes alías “el marro”.

Pocos días después los supuestos resultados exitosos se fueron a la basura pues una juez determino poner en libertad a todas las personas por fallas en el debido proceso.

El debido proceso, en términos simples, son las reglas generales a las que se debe ajustar la actuación de todas las partes que intervienen para evitar abusos y arbitrariedades.

En 2008 cuando se reformo la constitución para cambiar nuestro sistema penal, se estableció que los objetivos del sistema penal acusatorio son esclarecer los hechos, proteger al inocente, procurar que el culpable no quede impune y reparar el daño. Por tanto las reglas establecidas funcionan en razón de lograr esclarecer los hechos, que no es otra cosa que contar con  una explicación creíble de qué pasó al cometerse el delito y quién es responsable.

Este cambio respondió a los problemas que teníamos entonces, como era que el Ministerio Público contaba con fe pública, lo que suponía que todo lo que éste presentaba se daba por cierto, lo que permitió innumerables detenciones ilegales, siembra de pruebas, falsos cateos y un largo etcétera.

Antes del 2008 el objetivo del sistema penal era “perseguir el delito”, lo cual se cumplía fabricando culpables aunque fueran inocentes y nada se esclareciera.

Si revisamos lo que sabemos sobre el operativo en Guanajuato en contra del Cártel de Santa Rosa de Lima, encontramos que se realizaron, entre otras acciones, un cateo antes de tener la orden para realizarlo, que se detuvieron a personas en un determinado lugar y se mintió diciendo que la detención había sucedido en un lugar distinto, se dijo que algunas de las personas detenidas eran operadoras de primer nivel del cártel para finalmente acusarlas por delitos de poca relevancia.

Buena parte de las acciones hechas no se ajustaron a las reglas, teniendo la consecuencia de hacer imposible saber con certeza qué fue lo sucedido. No cumplir con las reglas del juego, malogra todo de origen.

El cambio al sistema penal acusatorio tenía que haber generado un nuevo método para investigar delitos, lamentablemente eso no ha pasado y lo vimos claramente en el operativo mencionado.

El presidente López Obrador acusó a los jueces de liberar a los presuntos delincuentes. En este punto el presidente se equivoca pues, sin negar que los poderes judiciales tienen problemas, los principales responsables de la impunidad son las Fiscalías, pues han sido incapaces de desarrollar un nuevo método de investigación y siguen ancladas en viejas prácticas autoritarias y contrarias a los derechos humanos.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.