Opinión

¿Qué tanto influirá Twitter en las #Elecciones2018?

Twitter aseguró estar listo para participar en las #Elecciones2018 de nuestro país | José Antonio Sosa Plata

  • 04/01/2018
  • Escuchar

Twitter aseguró estar listo para participar en las #Elecciones2018 de nuestro país. Pepe López Ayala y Hugo Rodríguez, directivos de los Mercados de Habla Hispana en América Latina, afirmaron que la red social “será una piedra angular” de nuestro proceso democrático.

Los detalles del proyecto que presentaron son muy interesantes


1.   Los directivos del servicio de microblogging han conversado con funcionarios del Instituto Nacional Electoral (#INE) para dotarlo “de herramientas de visibilidad de la conversación que se genere” dentro de la red social.

2.   Se ha concretado una alianza con el Instituto Tecnológico de Monterrey (#ITESM) y con la ONG #JóvenesEnMovimiento para “enseñar a las nuevas generaciones y a los partidos políticos a usar correctamente la plataforma y generar diálogos e interacciones”, con “auténtico sentido democrático”.

3.   Twitter reforzará sus medidas contra los intentos de manipulación de los mensajes y conversaciones, incluidas las cuentas automáticas maliciosas y el correo no deseado.

4.   Se diseñará un emoji de las elecciones, acción que ayudará “a vitalizar las conversaciones, a que se visualicen fácilmente y se agrupen para tener intercambios más ricos”.

5.   En el proceso electoral, la ciudadanía deberá ser la que “coordine y haga uso eficiente de la información, tal y como ocurrió en los sismos”.

El reto que se han propuesto es grande y atractivo

Si lo superan, están seguros de que “Twitter podría convertirse en un agente decisivo” y “epicentro de la conversación política” de la elección, tal y como sucedió en 2016, cuando la red social “ayudó a definir el triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos”.

Existe optimismo, seguridad y confianza


Esta actitud está sustentada en los más de 70 millones de usuarios de Internet, en los 63 millones que afirman tener un teléfono inteligente (según datos de #AMIPCI), en los casi 26 millones de usuarios registrados y en la convicción que tienen de que la red social “está en su mejor momento”.

La relevancia e influencia de Twitter, dicen, va más allá de la plataforma


“La información sindicalizada, los tuits que salen en TV, periódicos, radios, blogs, sitios de noticias, etc., podrían alcanzar [este año] miles de millones de impactos”.

El plan, en principio, suena muy bien


Sin embargo, sigo convencido de que en México las #RedesSociales no han sido hasta ahora “el factor determinante” de los resultados finales, no obstante las conclusiones a las que, sin evidencias concretas y convincentes, han llegado algunos consultores, comunicadores, analistas y líderes de opinión.

El resultado de las elecciones sigue siendo multifactorial


Y el peso que aún tienen los medios electrónicos (radio y televisión) conserva el dominio de los hábitos de consumo de información e influencia en la mayoría de las y los mexicanos. Todos los estudios de opinión recientes así lo demuestran.

Tampoco debemos olvidar la importancia de las estructuras


La movilización y la influencia directa que se ejerce desde los gobiernos y partidos — en lo que conocemos como trabajo territorial— se mantiene como una fuerza poderosa, de manera particular en las zonas más marginadas del país.

Dentro de algunos años, tal vez las #RedesSociales serán el factor determinante


Y para que eso suceda tendrán que cambiar varias cosas. Si se quiere alcanzar el éxito electoral no solo se debe considerar en el análisis el número de usuarios en cada plataforma digital, el tamaño de la infraestructura en telecomunicaciones o del número de dispositivos inteligentes que estén en uso.

El uso eficaz que hagan partidos y candidatos es condición imprescindible


Pero la eficacia no tiene que ver solo con quién cuenta con más seguidores, sino con el desarrollo de habilidades para interactuar y conversar en el ciberespacio a partir de las características particulares de cada red social, entendiendo el significado complejo de la horizontalidad, de la participación en tiempo real y de la capacidad para sobresalir en un marco de saturación y fugacidad en el que están inmersos los contenidos.

Las #CampañasNegras no beneficiarán a nadie


Los ataques violentos, los intentos por desviar la atención sobre temas de interés general, los ataques personales (documentados con videos y audios obtenidos en forma ilegal), la desinformación y las llamadas “fake news” tendrán efectos imprevisibles, muy lejos de promover la participación y generar una reflexión sustentada y crítica sobre los temas de la agenda electoral.

Pero eso no es todo…


Las investigaciones confirman que aún falta mucho camino para hacer un uso óptimo de las #RedesSociales, porque en el terreno político falta un largo camino por recorrer en las acciones para segmentar e hiper segmentar a las audiencias.

Debemos sacar un mayor provecho de las experiencias recientes


La experiencia que tuvimos con los sismos de septiembre pasado y lo que viviremos en torno al Mundial de Fútbol en Rusia, serán experiencias de gran utilidad para consolidar el trabajo político en las redes.

Necesitamos investigar más


El proceso de modernización de la política lo requiere. Las ventajas que nos ofrecen las redes sociales –vinculadas a lo que está pasando en tiempo real— representan una oportunidad excepcional, de gran alcance y con un potencial que podrían cambiar nuestra forma de comprender y trabajar la política en el nuevo espacio público.

También puedes leer: ¿Votando por un sueño?

Preguntas y comentarios a sosaplata@live.com

@sosaplata | @OpinionLSR | @lasillarota

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.