Opinión

¿Qué son los Fondos Buitres?

Desde principios del siglo XXI hasta 2015, se realizaron algunas negociaciones pero sin éxito entre los Fondos y el gobierno argentino.

  • 13/03/2016
  • Escuchar

Un tema que pocos conocen y algunos nos preguntamos es ¿qué son “los Fondos Buitres o mejor conocidos en inglés como holdouts?”, mismo que en estos días son noticia recurrente en los mercados financieros y de particular interés en Argentina.

 

Los fondos buitres los vamos a definir como “fondos de capital de riesgo que invierten en la deuda pública de una entidad (país o empresa) que se considera débil o cercana a la quiebra” (El Financiero).

 

El modus operandi de los “Holdouts” es comprar en el mercado, deuda de Estados o Empresas al borde de la quiebra, a un precio por abajo del valor nominal del mismo, con el fin de solicitar el pago al 100% (más intereses) en un tiempo posterior, por medio de una demanda (litigio) en los tribunales del país donde se emitieron los bonos.

 

En este contexto se enmarca la noticia que en los últimos días ha dado la vuelta al mundo financiero y en particular en Argentina, la posible solución a los “Fondos Buitres-Caso Argentina”.

 

Los antecedentes de este caso se remontan a los años 90 cuando Argentina se endeudó de forma irresponsable –en esos años Argentina era la tercera economía de Latinoamérica- y en 2001 se declara en default, es decir, no podría cumplir con sus obligaciones frente a los tenedores de los bonos de su deuda.

 

Es en este momento que fondos como “NML, Dart y Aurelius, entre otros hacen su aparición e inician la compra de los bonos argentinos a un precio por debajo de su valor. Los inversionistas los venden por el miedo a perder sus recursos y los fondos los compran con el fin de demandar en un futuro en los tribunales por el 100% de su valor original. Los "Holdouts" ya han actuado de esta forma en países como Costa de Marfil, Congo, Ecuador, etcétera, y siempre han conseguido tener rendimientos altos.   

 

Paralelamente a esta compra de bonos por los “Holdouts” algunos poseedores de deuda negocian directamente con las autoridades, en donde el 76.1% acepta en promedio una quita de 66% del valor nominal de los bonos (El País). El argumento de estos inversionistas fue “cobrar algo que seguir litigando”. El porcentaje restante no aceptó –aproximadamente 23.9%- y siguió con sus demandas. Este porcentaje, son primordialmente los bonos que habían comprado los Fondos Buitres.

 

Desde principios del siglo XXI hasta 2015, se realizaron algunas negociaciones pero sin éxito entre los Fondos y el gobierno argentino. Fue hasta finales del año pasado con la elección del Presidente Mauricio Macri en donde el tema se ha puesto en la palestra para encontrar una solución.

 

A inicios de este año el gobierno de Macri ha ofrecido pagar los bonos con una quita de entre 25 y 30% del total, esta propuesta fue bien recibida por los  Fondos, ahora el Presidente se enfrenta al siguiente peldaño para resolver este problema, la aprobación por parte del Congreso argentino a su plan.

 

El día 9 de marzo pasado, el Sr. Macri presentó ante el Presidente del Congreso su programa. Especialistas establecen que no tendrá problema en que se apruebe ya que contará con los votos suficientes para salir airoso y regresar a Argentina al mercado financiero. En su propuesta está finiquitar estos bonos e inmediatamente solicitar un crédito de 15,000 millones de dólares para construir infraestructura e incentivar la economía del país que hoy enfrenta una inflación de 25%, un desempleo para 2016 de 8.4% y un PIB para este año de -0.7% según el FMI.

 

Estos 15 años de negociación ha traído la atención de la Organización de las Naciones Unidas al grado que el día 15 de septiembre de 2015 en la asamblea General se aprobó por 136 países un texto en contra de los “Fondos Buitres”. Uno de los principios que establece esta resolución para evitar que vuelva a suceder esta situación es “si la mayoría de acreedores acepta una solución la minoría no puede seguir la vía de los tribunales”. Cabe mencionar que México ha incluido esta cláusula en la emisión de bonos desde el segundo semestre del año pasado.

 

@VMprudencio

@OpinionLSR