¿Qué sigue en Puebla?

Después del lamentable evento en el que perdió la vida la primera Gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso, su marido y otras tres personas, Puebla vuelve a estar en el centro del debate nacional dado el complejo y competido proceso electoral que se vivió en esa entidad el año pasado.

Desde el punto de vista constitucional, el Congreso Local debe nombrar al Gobernador o Gobernadora interina del estado. De conformidad con el artículo 57 de la Constitución local, una vez notificada la muerte de la persona que ocupaba la gubernatura del Estado, el Congreso local cuenta con el plazo máximo de un mes para nombrar a la persona que gobernará de manera interina el Estado. La notificación se realizó al Congreso local el 26 de diciembre, por lo que el plazo vence el 26 de enero. Los medios de comunicación han reportado ya a 15 personas interesadas en ocupar el cargo interino, que los impide para contender por la gubernatura de Puebla.

La persona propuesta para ocupar la gubernatura debe ser ratificada por la mayoría simple de las y los diputados presentes en la sesión en la que se someta a votación. El Congreso local se integra por 41 diputaciones de las cuales 14 curules pertenecen a MORENA, 7 al PAN, 5 al PT, 4 al PRI, 3 al PES, 2 a MC, 2 al PRD, 2 a Nueva Alianza, 1 al Verde y 1 al partido local Compromiso por Puebla. La Coalición encabezada por MORENA cuenta con mayoría simple para realizar esta designación.

Una vez ratificada la persona que ocupará la gubernatura comienza a correr el plazo de 10 días para convocar a elecciones e informar al Consejo General del Instituto Electoral del Estado. Las elecciones a la gubernatura del Estado deberán realizarse en un plazo no menor a tres meses y no mayor a cinco, lo que implica que a más tardar en el mes de julio debe llevarse a cabo la nueva jornada electoral.

La división y enfrentamiento que se vivió en el pasado proceso electoral en Puebla no augura un proceso electoral terso, ni campañas electorales alejadas de la descalificación, los señalamientos y la confrontación. La selección de la persona que abandere la candidatura del Partido Acción Nacional que ha ejercido el poder en el Estado por dos periodos consecutivos, el de la Gobernadora Alonso hubiera sido el tercero, con abiertos enfrentamientos internos, un partido desdibujado a nivel nacional y con múltiples renuncias de su militancia, serán los nuevos ingredientes que se sumarán al complejo contexto electoral en el Estado.

La composición del Congreso local en manos de MORENA es otro de los factores que hacen diferente el próximo proceso electoral en Puebla, del que culminó apenas hace un mes con la votación mayoritaria de la Sala Superior del Poder Judicial de la Federación en contra del proyecto que pretendía anular la elección y, como consecuencia, confirmando la validez de la elección por la que se dio el triunfo a la extinta Gobernadora que ostento el cargo por 10 días.

El proceso electoral de Puebla se une al resto de procesos electorales que se llevarán a cabo en 2019 en nuestro país y en los que ahora, con el caso de Puebla, estarán en juego dos gubernaturas.

Otra mujer “renuncia” a un cargo

@C_Humphrey_J | @OpinionLSR | @lasillarota


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información