Opinión

¿Qué ocurrió en Culiacán?

Fueron 60 personas las que atacaron a los militares.

  • 06/10/2016
  • Escuchar

A las 03:25 horas del viernes 30 de septiembre un convoy militar compuesto por 17 elementos fue emboscado al entrar a Culiacán, Sinaloa. Los hechos ocurrieron justo enfrente al fraccionamiento Espacios Barcelona; el saldo cinco soldados muertos y 10 heridos; sólo dos personas salieron ilesos.

 

Los militares agredidos pertenecen a la 24 Compañía de Infantería No Encuadrada, que tiene su sede en San Ignacio, Sinaloa, y trabajan sumados a tropas del 110 batallón de infantería, para reforzar las operaciones contra el narcotráfico.

 

La agresión, según testigos presenciales, duró 40 minutos, durante los cuales los agresores usaron armas automáticas de asalto y fusiles tipo Barret M82 y algún tipo de aditamento explosivo para incendiar las unidades castrenses.

 

Ninguna corporación policiaca -o del ejército- llegó en auxilio de los emboscados, aún cuando el reporte del C-4 se registró en tiempo real.

 

Cinco de los heridos, los menos graves, fueron llevados al Hospital Militar Regional de Especialidades de Mazatlán, en tanto que los otros cinco fueron internados en los hospitales del IMSS y Civil de Culiacán, bajo un fuerte resguardo militar.

 

En la acción también quedó herido un civil, conductor de la ambulancia, la cual se llevaron los agresores junto con el presunto criminal que iba herido, y cuyo nombre, es Julio Óscar Ortiz Vega, alías El Kevin, gente cercana a Aureliano Guzmán Loera, alías El Guano, hermano de Joaquín.

 

El operativo habría sido perpetrado según el jefe de la zona militar en conferencia de prensa  “muy probablemente” por los hijos de Joaquín Guzmán Loera –Alfredo e Iván Archivaldo-.

 

Horas más tarde, los hijos de Guzmán a través de sus abogados se deslindaron de los hechos.

 

Y aunque la información del ataque fue dada conocer en tiempo real, a través de redes sociales, la información no era precisa en el numero de bajas. Al final fueron cinco.

 

Y ante la grave situación, ocurrió algo inusual, la Comandancia de la Novena Zona Militar convocó junto con el gobierno del Estado  - todo el Gabinete de Seguridad Estatal - a una conferencia de prensa para informar sobre los hechos.

 

El gobernador de Estado, Mario López Valdezen entrevista radial con Joaquín López Doriga se solidarizó “con (los) miembros del Ejército y señaló que el gobierno buscará que Sinaloa tenga mayor tranquilidad”, y señaló que ya sostiene reuniones con diversas autoridades para poder esclarecer los hechos y dar con los responsables.

 

http://twitter.radioformula.com/lopez-doriga/30092016_jld3.mp3

 

Dijo que “la emboscada fue sorpresiva, y que se trató de una cantidad de criminales que rebasó en mucho -se habla de 80- en número y armamento a los militares". Indicó además que fueron 60 personas las que atacaron a los militares.

 

Relató que los militares “venían prestando apoyo para que un delincuente recibiera atención médica. Luego de ser solidarios con el delincuente –El Kevin-, fueron emboscados, murieron 5 elementos. El ataque fue a las 3:25 horas y hay 10 heridos, seis de gravedad, cuatro en quirófanos, dos ilesos y el compromiso es que el Estado mexicano inicie una investigación profunda, que se dé con los responsables”, señaló.

 

Precisó que además del ataque a las fuerzas armadas, los agresores lograron rescatar al delincuente herido; “estaba planeado, premeditado, con alevosía y ventaja. Detuvieron a la ambulancia y atacaron a nuestros elementos....”

 

Recordó que cuando inició su gobierno –en 2011- los policías estatales sufrieron varias emboscadas: “primero mataron a siete, luego a once, y en una tercera, mataron a siete. (Y agregó). Nosotros fuimos tras los responsables y a partir de este momento dejaron de emboscar a los policías”.

 

Pidió que se dé una respuesta similar a la de 2011.

 

En tanto el comandante de la Tercera Región Militar, Alfonso Duarte Múgica, advirtió ante los medios: “En esto se va a poner toda la fuerza del Estado para llevar a cabo la detección de todos los elementos involucrados hasta sus últimas consecuencias; así está la instrucción y así se va a actuar.”

 

Y aquí ante preguntas de reporteros dijo que la acción habría sido ordenada por los hijos de Guzmán –Alfredo e Iván Archivaldo– para rescatar al El Kevin. Aunque precisó que “hasta el momento no tenemos la certeza de estos grupos, pero es muy probable que sean de los hijos del Chapo”. Esa fue la nota de varios medios impresos y electrónicos.

 

Duarte Múgica señaló que el primer enfrentamiento ocurrió en Bacacoragua, pero se rehusó a dar detalles sobre el tiroteo, argumentando que no tenía información precisa sobre si hubo muertos o decomisos.

 

La crítica al general fue en el sentido de dirigirse a los presuntos criminales con los apodos como se les conocen, a saber; El Guano, Mochomito, El Mochomo, etcétera.

 

Recomiendo ver  la conferencia integra en la página de Facebook del periódico El Debate

 

 

 

La reacción del Presidente EPN desde Israel

 

De inmediato el presidente Peña Nieto emitió condolencia a través de su cuenta de Twitter desde Israel donde se encontraba es día asistiendo a los  funerales de estado del ex presidente Shimon Peres.

 

 

 

En el mismo sentido lo hizo el Secretario de Gobernación  @osoriochong

 

 

Ese mismo viernes negro la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena) emitió comunicado, desde Lomas de Sotelo...

 

“La Secretaría de la Defensa Nacional, informa a la opinión pública que la madrugada del día de hoy, en la población de Bacacoragua, municipio de Badiraguato, Sin., personal militar fue objeto de una agresión armada y en respuesta resultó herido un individuo, huyendo el resto de los agresores.

 

En estos hechos, el personal militar, conforme a los principios aplicables al uso de la Fuerza, procedió a auxiliar al herido, trasladándolo hasta el poblado de Badiraguato, Sin., donde los servicios médicos no pudieron proporcionar el apoyo requerido; la Cruz Roja Mexicana de este lugar apoyó con una ambulancia para evacuarlo a Culiacán, Sin.

 

El personal militar que integraba la escolta del lesionado, al ingresar a  Culiacán, Sin., fue agredido con armas de gran volumen y potencia de fuego, por un grupo de la delincuencia organizada que se estableció en la entrada de la ciudad, esperando a los militares para atacarlos.

 

En estos hechos resultaron 5 militares muertos y 10 heridos, algunos de gravedad, así como un herido civil, conductor de la ambulancia, la cual se llevaron los agresores junto con el herido.

 

Se reunió el Grupo de Coordinación Operativo del estado de Sinaloa, para acordar las acciones correspondientes para aplicar la Ley y mantener el orden público; de igual forma, las autoridades judiciales procederán a realizar las actividades de su competencia.

 

El personal de Generales, Jefes, Oficiales y Tropa del Ejército y Fuerza Aérea, expresan sus más sentidas condolencias a los familiares de nuestros compañeros de armas, que lamentablemente fallecieron en el cumplimiento de su deber por esta artera agresión, esperando la pronta recuperación de los heridos”.

 

Operativo especial

 

Horas después, llegó a la capital sinaloense un Boeing 727 de la Fuerza Aérea Mexicana con 105 efectivos militares, pertenecientes al Cuerpo de Fuerzas Especiales de México. En el mismo sentido fue desplegado un grupo aéreo de apoyo desde la Base Aérea Militar Número Uno de Santa Lucía, Estado de México, de donde salieron  helicópteros artillados Cougar y Black Hawk con tropas de asalto. No sabemos cuantos elementos existan hoy en Sinaloa.

 

También la Marina Armada de México envió refuerzos.

 

En tanto, la PGR inició carpeta de investigación del caso; el asunto no lo atrajo SEIDO, sino que se fue a la cancha de la Subprocuraduría de Control Regional de Procedimientos Penales y Amparo en su Delegación Estatal en Sinaloa “contra quien o quienes resulten responsables del delito de Homicidio, daños, lesiones y Violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos (Comunicado PGR, 1552/1).

 

Al mediodía del sábado 1 de octubre

 

Se realizó  un homenaje privado a los soldados caídos, en las instalaciones de la Novena Zona Militar. Al acto acudió el general Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional, y el gobernador Malova, así como Sergio Torres, alcalde de Culiacán.

El general Cienfuegos dio un sentido discurso de poco más de 1000 palabras, dijo palabras que sonaron muy fuertes si las sacamos de contexto, por lo que recomiendo leer todo el discurso, dijo:

 

“Quiero expresarles la profunda indignación que siento como Alto Mando; pero sobre todo, como un soldado más, dolido por los hechos arteros suscitados el día de ayer aquí en Culiacán, los soldados de tierra, mar y aire, estamos de luto, tristes, con gran dolor, por los viles y cobardes actos en contra de mexicanos valientes y ejemplares...

 

Agregó que  “durante el traslado, de manera cobarde y ventajosa nuestros soldados fueron emboscados por otro grupo no contabilizado de enfermos, insanos, bestias criminales con armas de alto calibre, incendiando dos vehículos militares, seres sin conciencia, que basan sus acciones en atemorizar a la gente de bien, que lucran envenenando con drogas a nuestros jóvenes y a nuestros niños...”

 

 “Este artero y cobarde ataque, no es solo una afrenta al Ejército o a las Fuerzas Armadas, es también una afrenta a la naturaleza humana, a la convivencia colectiva a los principios sociales, a las leyes que nos hemos dado y es también, una afrenta al estado de derecho.”

 

Pidió el respaldo moral de la sociedad, y dijo con voz fuerte.

 

Sepan:

Que vamos con todo, con la ley en la mano y la fuerza que sea necesaria… Nadie por encima de la ley.”

 

Tras presidir el homenaje, el general Secretario y el Gobernador de la entidad, acudieron al Hospital del IMSS para revisar el estado de salud de los  militares heridos en el ataque. También se dijo que irían al hospital militar regional de Mazatlán, empero, por algún motivo el general viajo  directo a México.

 

Eso sí antes de salir de Sinaloa, emitió un tuit:

 


 

Dos días después la tarde del lunes 3 de octubre se presentaron a los medios los primeros “resultados”.

 

El Comandante de la Novena Zona Militar, Rogelio Terán Contreras, informó que durante los primeros operativos se decomisaron dos fusiles Barret calibre 50 milímetros, 19 armas largas entre AK-47 y AR15, seis armas cortas, 236 cargadores, siete granadas, 6 mil 739 cartuchos y 27 radios portátiles.

 

Las fuerzas castrenses también encontraron en las casas de seguridad incautadas uniformes apócrifos de distintas corporaciones municipales y estatales, así como de la misma milicia.

Entre los vehículos asegurados están dos camionetas Chevrolet Cheyenne, una gris y otra blanca, no dijeron si fueron de las que participaron en la emboscada.

 

Eso sí y para que no quedará duda que la persona que trasportaban era El Kevin, el general Terán dio a conocer una fotografía en donde elementos le prestan auxilio a Julio Óscar Ortiz Vega, presunto integrante del Cártel del Pacífico, herido durante un enfrentamiento en el Municipio de Badiraguato y quien era trasladado a Culiacán para posteriormente ser rescatado por sicarios.

 

¿Qué ocurrió en Culiacán?

 

Los hechos.

 

Los 17 soldados pernoctaron la noche del jueves 29 de septiembre en Bacacoragua, comunidad ubicada en los altos de Badiraguato, y a la media noche del viernes establecieron un puesto de control para revisar vehículos. Según el semanario sinaloense Rio Doce, a los pocos minutos observaron una camioneta que descendía por el camino y le marcaron el alto, pero el conductor aceleró mientras que el resto de los ocupantes empezaron a disparar contra los militares. Éstos repelieron la agresión, al tiempo que otra hilera de vehículos bajaba de la sierra, pero desde otro ángulo.

 

Dice Rio Doce que “a bordo de sus vehículos, los militares iniciaron la persecución y vieron cómo una camioneta empezó a hacer movimientos extraños mientras seguía avanzando, para posteriormente detenerse y arrojar al suelo a un hombre, dos armas largas y una corta”.

 

Y al revisar el sitio detectaron a un civil herido que les solicitó ayuda, por lo que aseguraron las armas y a la persona para que recibiera atención médica y posteriormente ponerlo a disposición del Ministerio Público Federal.

 

El sujeto detenido quien estaba severamente lesionado en la pierna derecha y un hombro, se identificó como Julio Óscar Ortiz Vega, y a quien se le trasladó a la Cruz Roja de Badiraguato.

 

Al no haber condiciones de servicio adecuado, decidieron llevarlo, a bordo de la ambulancia 067 de la Cruz Roja a Culiacán, aproximadamente a 82 kilómetros de distancia en una carretera no tan segura y más en la noche.

 

La ambulancia iba resguardada por los vehículos militares con 17 personas armadas.

Suponemos que halcones pudieron haber reportado a los sicarios de Culiacán que un lesionado era trasladado aquí en calidad de detenido, y fue cuando se montó el operativo criminal...

 

Suponemos, también que fueron por los menos ocho camionetas con alrededor de 60 hombres armados quienes se apostaron en la carretera numero 15 a la altura del fraccionamiento Espacios Barcelona.

 

Y ahí ocurrió la masacre.

 

Se trata, a decir, de Juan Veledíaz (Véase Estado Mayor, 3 de octubre del 2016). Rl segundo ataque de este tipo en lo que va del año, el primero fue en La Huerta, Mocorito el pasado 30 de enero; son nueve los militares asesinados este año.

 

 

¿Quiénes fueron?

 

Para el comandante de la Tercera Región Militar, Alfonso Duarte Múgica la acción habría sido ordenada - por los hijos de Joaquín Guzmán. –Alfredo e Iván Archivaldo– para rescatar a Julio Óscar Ortiz Vega, El Kevin. Empero, los vástagos se deslindaron del ataque que sufrieron militares en Sinaloa. Así lo hizo saber José Refugio Rodríguez, abogado del líder del cártel del Pacifico al periodista Ciro Gómez Leyva quien lo hizo público en su cuenta de Twitter. El defensor aseguró que para Iván y Alfredo es una infamia involucrarlos. "Ni cuando detuvieron a mi papá pensamos en un ataque así”.

 

 “¿Pueden los hijos de El Chapo movilizar en pocas horas a 60 sicarios con armas tan poderosas, tener la información del recorrido del traslado del herido y montar una emboscada de esas características?-, se pregunta Jorge Fernández Menéndez en su columna Razones de Excélsior, y responde que “La verdad es que no pudieron hacerlo (eso de que “no quisieron”, como dijo el abogado de Guzmán Loera, no es verosímil) incluso cuando su padre fue detenido”.

 

Y agrega Jorge, especialista en el tema- que sin duda hubo un acuerdo entre carteles después del secuestro ocurrido en Puerto Vallarta...” No sabemos a qué acuerdos llegaron los grupos de Sinaloa con sus antiguos aliados, hoy rivales, del CJNG, que encabeza Nemesio Oseguera, El Mencho, luego del secuestro de los hijos de Guzmán Loera, pero sin duda después de ese secuestro el que quedó fortalecido, aún más, fue el CJNG”.

 

Otros más dicen citando a “fuentes de inteligencia” que la emboscada fue ordenada y planeada por altos mandos del Cártel del Pacífico, bajo las órdenes de Dámaso López Serrano, alías El Mini Lic. y se hacen llamar Fuerzas Especiales de Dámaso”.

 

Anabel Hernández señaló en entrevista con Aristegui Noticias que quizá estemos por primera vez ante la verdadera caída de Joaquín Guzmán, "y esta no es una caída propiciada por el gobierno, sino por su familia". Es decir, fuego amigo.

 

Mmm…

 

La periodista señaló como responsable del incremento de la violencia en la región a Alfredo Beltrán Guzmán, alias 'El Mochomito', quien se ha abocado a una fuerte lucha contra el Cártel del Pacifico.

 

Sin embargo, reconocer que ella “aún no logra definir si fue un ataque por parte del mismo Beltrán Guzmán, “quien pudo haber iniciado esto para dinamitar la zona del Chapo Guzmán”.

 

Hay otras versiones....

 

Antes de los hechos del viernes negro hubo varios difuntos en el estado como producto de enfrentamientos entre los carteles.  Para el Procurador de Justicia del Estado, Marco Antonio Higuera Gómez: “Se trata de la rivalidad de la célula de los Beltrán Leyva contra el Cártel del Pacífico, dijo que tienen “identificados a los responsables, a todos y cada uno de los que participaron, vamos a mantenerlo en reserva hasta que estemos en posibilidad de judicializar esa carpeta de investigación”.

 

Para el periodista del semanario sinaloense  Río Doce, Andrés Villarreal, hay una guerra abierta en Badiraguato entre los grupos de Aureliano Guzmán  y los Beltrán Leyva.

El periodista Juan Veledíaz, señala que en el último año “los Menores” abrieron varios frentes al interior del estado de Sinaloa contra grupos antagónicos y ex socios de su padre. (Joaquim Guzmán). Dice Veledíaz, también reportero de la revista Proceso, que según reportes de la Procuraduría local refieren que encabezaron una disputa y se quedaron con el control territorial del corredor Culiacán-Navolato, otrora sede del clan de los Carrillo Fuentes. Señala que “en ese lugar desplazaron a “los Dámaso”, como se conoce al grupo que encabeza Dámaso López Núñez, operador del cartel y antiguo hombre muy cercano a Guzmán apodado “el Lic”. Ahí fue donde el grupo de “Los Chimalis” se hizo fuerte contra “Los Montana”, la pandilla de pistoleros que encabeza el hijo de Dámaso, conocido como “el Mini Lic”.

 

Por lo que señala Veledíaz que el control de Culiacán, estaría dividido entre los Guzmán, los López Núñez y los Zambada.

 

Todo muy bien, pero todavía no sabemos de dónde vino todo, sólo suponemos...

 

Posicionamiento tardío de la CNDH

 

La tarde del miércoles 5 de octubre, cinco días después de los hechos lamentables, la CNDH reprobó la agresión contra militares. “Es una conducta lamentable que debe ser esclarecida”, dijo el Ombudsman, Luis Raúl González en una entrevista en el Senado de la República. Comentó que envió una carta al secretario de la Defensa, donde expresó el pésame a los familiares de los militares fallecidos el pasado 30 de septiembre.

 

Después de la declaración la CNDH emitieron dos tuits; el primero a las 13: 20 horas de este miércoles 5 de octubre, cinco días después de los hechos, y el otro a las 13: 50 horas. Más vale tarde que nunca…, dicho sea con todo respeto. El segundo tuit se envió con un comunicado institucional condenando los hechos.

 


 Otro tuit a las 13:50 horas con agregado un comunicado de prensa…, fechado el día de ayer.

 

 

El comunicado tiene 5 puntos, uno de ellos, el cuatro, dice que: ”La vigencia de nuestro Estado de Derecho es un requisito indispensable para que los derechos humanos, puedan preservarse, de ahí que está Comisión (...) no busca inhibir en modo alguno el debido ejercicio de las atribuciones propias de las autoridades y siempre haya pugnado por la observancia de la aplicación de la ley, la cual contempla la posibilidad de hacer el uso legitimo de la fuerza por parte del Estado, con sujeción a protocolos y estándares, basados en los principios de oportunidad,  proporcionalidad y racionalidad”.

 

¡Hace falta una Ley General del Uso de la Fuerza!

 

Y al final, en el punto 5, viene la esperada solidaridad que debería haberse dado el mismo viernes negro, dice la CNDH: “La CNDH reitera su solidaridad con las instituciones de la República, así como con el personal militar que perdió la vida o resulto´ lesionado en los hechos antes referidos, esperando la pronta recuperación de estos últimos...” Fechado el 4 de octubre de 2016.

 

Propuesta de Punto de Acuerdo en el Senado:

 

Este miércoles 5 de octubre, el Senador sinaloense Independiente Manuel Cárdenas Fonseca hizo la siguiente propuesta de Punto de Acuerdo... de urgente resolución, a saber.

 

PRIMERO: Que ante la gravedad de los hechos, la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional, convoque a comparecer ante esa Comisión, al Secretario de Defensa; al Secretario de Gobernación y a la Procuradora General de la República, para que informen sobre los hechos ocurridos (....) sobre las acciones y avances en la investigación para el esclarecimiento expedito y deslinde de responsabilidades.

 

SEGUNDO: El Senado de la República exhorta a la Secretaría de la Defensa Nacional y a la Comisión Nacional de Seguridad; un informe puntual sobre la actuación de sus mandos en la zona donde ocurrieron los hechos, donde se den a conocer los mecanismos de coordinación y comunicación entre fuerzas de seguridad y se explique porque la patrulla que fue emboscada no recibió el apoyo con oportunidad, estando a máximo, 10 minutos la corporación más lejana del lugar de los hechos.

 

TERCERO. El Senado de la República, de manera respetuosa solicita al Gobierno de Sinaloa que informe sobre la actuación de la policía estatal ante los hechos ocurridos el viernes 30 de septiembre en los que perdieron la vida 6 integrantes (Sic) del Ejército; que se informe por que no se apoyó con oportunidad a la patrulla del ejército. Y se informe si los grupos de reacción inmediata recientemente anunciados, fueron sólo expresión mediática.

 

CUARTO. Se exhorta a la Procuraduría General de la República, que realicen una investigación expedita para el esclarecimiento de los hechos, se sancionen las omisiones de los servidores públicos y se logre la captura de los responsables de estos lamentables hechos.

 

Hace varias preguntas el legislador sinaloense en su propuesta de Punto de Acuerdo, de hecho las retoma de la columna institucional del periódico Noroeste, publicada el lunes 3 de octubre:

 

  • ¿Qué pasó durante esos más de 40 minutos que duró la masacre donde fueron brutalmente asesinados 5 militares?

 

  • ¿Qué pasó con la reacción de las corporaciones policiacas estatales, federales y municipales?

 

 

  • ¿Qué pasó con los grupos de reacción inmediata recién creados para contrarrestar la ola de violencia?

 

  • ¿Por qué nadie acudió en apoyo a los militares que estaban siendo asesinados por los delincuentes, los cuales, de acuerdo a un video que circuló en las redes y a testigos que escucharon parte de los hechos, se burlaban de los elementos del Ejército, viéndolos arder, viéndolos morir?

 

 

  • ¿Quién es este personaje "El Kevin", cuyo rescate cobró la vida de los soldados?

 

  • ¿Cuál es el protocolo normal para este tipo de escoltas, en cuanto a delincuentes heridos?

 

Y muchas preguntas más...

 

Ante ello ayer miércoles el Presidente Enrique Peña Nieto viajo ayer a Mazatlán a reunirse con los heridos y sus familiares...

 

Buen gestó del C. Presidente, y que bueno que estuvo por allá… son muchos militares caídos en el combate al crimen organizado...

 

La pregunta es ¿y dónde están los criminales?

 

Sabemos que ya hubo detenciones de armas, autos, y equipo, pero no nos han dicho cuánta gente está indiciada.

 

Los fusiles Barret incautadas en cateos son los usados en los hechos del viernes negro?

 

¿Cuántas armas de ese tipo hay en Sinaloa?

 

Decir que el Barret M82 es un fusil de alta potencia, versátil, calibre .50 (12,7 mm), y sólo para ilustrar a los lectores, con esa arma una persona bien entrenada puede dominar el campo de batalla a una distancia de entre 20 metros y más de 2000 metros.

 

La primera vez que se supo de esas armas en manos del crimen organizado fue en Tamaulipas, a principio del año 2000.

 

¿Y dónde está la inteligencia?

 

¿Que ha dicho la DEA sobre este asunto?

 

Muchas preguntas, sin respuestas, aún.

 

Le daremos seguimiento.

 

PD: Por cierto, de acuerdo con datos oficiales, desde enero de 2013 las tropas federales han sufrido 943 agresiones. Sesenta y nueve soldados han sido asesinados; 325, heridos.

 

¿Cuántos más?

 

Decenas de militares en retiro y familiares de militares en el activo exigirán a la CNDH que defienda los derechos de los militares y marinos atacados con saña por grupos de la delincuencia organizada.  El grupo de abogados que asesora a los civiles inconformes está encabezado por César Gutiérrez Priego, hijo de fallecido general  Jesús Gutiérrez Rebollo.

 

@fredalvarez 

@OpinionLSR