Nuevamente en el equipo de transición parece existir poca claridad y disensos acerca de una de las políticas prioritarias que debe atender el gobierno de Andrés Manuel López obrador, pacificar al país.

Este fin de semana nos enteramos por declaraciones del senador Alfonso Durazo, propuesto para ocupar el cargo de Secretario de Seguridad, que la serie de foros Escucha por la Pacificación y Reconciliación Nacional habían sido cancelados, que el equipo de transición se centraría en sistematizar la información recibida por lo que no podrían continuar.

Foros por la paz

Entidades como Tamaulipas, Veracruz, Tabasco y Morelos, a pesar de la crisis de inseguridad que están viviendo, no verían el ejercicio de escucha de las víctimas y recolección de propuestas para atender el grave flagelo de la violencia.

Las preguntas que han sido constantes desde este anuncio giran en torno a ¿qué implica esta cancelación y cuáles sus consecuencias? Sinceramente, me parece difícil dar una respuesta unívoca ¿cancelar los foros es negativo? Para las víctimas que buscaban ser escuchadas, seguramente; para la elaboración de un plan de seguridad efectivo, creo que no.

Desde la campaña, el presidente electo subrayó la necesidad de construir una política de seguridad escuchando a los ciudadanos de a pie a través de foros de consulta. Lo novedoso de la propuesta era precisamente que, en esta ocasión, se escucharían esas voces que por lo general no son escuchadas.

Sin embargo, pese a que por meses se habló de dicho mecanismo de consulta, no hay evidencia de que hubiese claridad en la metodología que se implementaría para que los foros permitiesen una recolección y sistematización de las propuestas con miras a la construcción de un marco normativo y una política pública.

Quienes asistimos a los foros tuvimos la impresión de que se confundían propuestas con reclamos y quejas; que la suma de quejas abrumaba hasta incomodar y la captación de propuestas quedaba en el aire sin discriminar lo factible y lo posible de lo ideal y de lo absolutamente imposible e indeseable.

Dicho de otra manera, la mayoría de los foros -a excepción de un par de casos donde hubo un mayor control y organización- se convirtieron en un espacio de catarsis, necesario para México, pero no suficiente, más que en un proceso de recolección de información clave para mejorar la política de seguridad y justicia del país.

Seguridad

Sobre este mismo tema, otra advertencia que algunos hicimos directamente al comité organizador de los foros es que, una máxima de la psicoterapia especializada en la atención a víctimas es no hacer promesas que no se tiene la certeza que se puedan cumplir, no abrir lo que no se pueda cerrar, ni simular atención si no se quiere revictimizar a quien ya ha sufrido, pues se corre el riesgo de aumentar su dolor y enojo. De esta manera, parece difícil evaluar si es negativo cancelar los foros y si estos tendrán algún efecto.

El ONC ha propuesto y ofrecido apoyo al comité organizador para conformar un comité interdisciplinario que permita detectar las propuestas en las relatorías de los eventos, así como donar el apoyo de personal que lleve a cabo la labor de sistematización de la información. Creemos que el comité debe integrar a constitucionalistas, federalistas, administradores públicos expertos en presupuesto gubernamental, víctimas expertas en seguridad y justicia, independientes del equipo de transición para intentar garantizar una visión objetiva de propuestas que sean viables y potencialmente efectivas para transformar las condiciones de seguridad del país.

Justicia

El presidente electo López Obrador iniciará su gestión en un ambiente de alta incidencia delictiva y violencia, deberá tomar decisiones urgentes en la búsqueda de atender la sustancia de los problemas, más allá de los discursos de campaña, por lo que contar con un plan claro, parece imperativo.

En el ONC consideramos fundamental que el equipo de transición cumpla sus expectativas y retome los foros prometidos a la brevedad, ya que la molestia que está ocasionando es superior al costo que implica llevarlos a cabo. Asimismo, hacemos un llamado para que decidan a través de qué mecanismos habremos de conocer las posturas oficiales del gobierno entrante, toda vez que es sumamente perjudicial la contradicción entre futuros funcionarios.

Dicho de otra manera, si se piensa brindar a las víctimas acceso a la justicia y un trato digno es necesario observar los siguientes puntos: (1) los foros se deben retomar (2) es lamentable escuchar las contradicciones de la futura secretaria de Gobernación y el propuesto secretario de Seguridad acerca de la realización de estos y (3) en materia de seguridad y justicia deben programar ya que no se puede improvisar.

El presidente electo invirtió años para recorrer el país en abierta campaña con el objetivo de ganar las elecciones de 2018, lo esperado sería mayor claridad y especificidad en lo más apremiante de la agenda pública.

Sí es posible recuperar la paz

@frarivasCoL | @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información