Opinión

¿Qué es lo peor que podría pasar?

El proceso electoral será complicado, pero no se ve nada en el horizonte que pueda poner al país frente a una situación grave o de crisis | José Antonio Sosa P.

  • 29/03/2018
  • Escuchar

Mañana empiezan oficialmente las campañas electorales. Durante un periodo de 90 días presenciaremos uno de los procesos más atractivos y apasionantes de nuestra historia. Las diversas situaciones inéditas que se vivirán tienen el potencial de transformar los viejos modelos de comunicación de partidos y medios de comunicación. Sin embargo, lo más probable es que partidos y candidatos nos ofrecerán más de lo mismo.

#Elecciones2018:

intensas y conflictivas

Si comparamos el actual proceso con lo sucedido el año 2 mil, los escenarios serán muy diferentes. Para empezar, el ecosistema de comunicación evolucionó como si fuera una historia de ciencia ficción. Es impresionante la forma en que hoy nos comunicamos como sociedad. Luego, la ecuación del resultado del 1 de junio cambiará porque Margarita Zavala estará en la boleta, en su rol de candidata independiente.

Los 10 estrategas del consejo de Margarita Zavala

Las #RedesSociales ocuparán un espacio destacado en la contienda. ¿Hasta dónde influirán en el resultado final? La incógnita sigue generado polémica, incluso entre los especialistas. Lo que no se puede negar es que impusieron y arraigaron nuevos modelos y códigos en las interacciones entre el poder político, los medios tradicionales y la ciudadanía.

Activismo virtual


El activismo virtual llegará a niveles nunca antes vistos en el país.

Y lo más importante: serán varios millones de jóvenes los que definirán, con su primer voto, el futuro de la nación. Los millennials representan el 40% del padrón. La relevancia y el peso que tendrá su decisión final dentro de las estrategias de partidos y candidatos abren dilemas de la mayor importancia. ¿A quiénes conviene que no salgan a votar? ¿A quiénes conviene que no estén bien informados?

Voto millennial, clave en 2018

¿Y si gana AMLO?

En algunos grupos de la sociedad reaparecieron algunos temores o la incertidumbre sobre el futuro. ¿Si gana Andrés Manuel López Obrador, México se convertirá en un país como Venezuela? ¿O la economía se colapsará luego de derrumbarse la Bolsa de Valores? Y si pierde, ¿aceptará los resultados o generará caos en diversos puntos del país para protestar por el fraude?

¿Será México como Venezuela?

Otro punto preocupante de las #Elecciones2018 será el asesinato de candidatos y candidatas. ¿Cuántos candidatos más morirán y qué efectos tendrán sus muertes en el humor social de la ciudadanía? ¿Qué efectos podrían provocar esas muertes en el humor social y, por lo tanto, en las tendencias electorales?

OEA: violencia en México, inaceptable en proceso electoral

Los retos que tienen las autoridades electorales son enormes. Van desde la correcta fiscalización de los gastos hasta la difusión de los conteos rápidos la misma noche de las votaciones. También desde la sanción correspondiente a quienes rebasen los gastos de campaña hasta la calificación de la elección.

He dicho y lo reitero que —desafortunadamente— se impondrán en este proceso la #GuerraSucia y las #CampañasNegras. Sin embargo, y a pesar de las previsiones, es casi seguro que nuestro sistema político vuelva a pasar la prueba de la gobernabilidad.

¿Amor y paz?

Así sucedió en 1994, cuando la situación era verdaderamente crítica. Así ha sucedido desde entonces, en donde no han faltado las sorpresas ni los riesgos. A pesar de la falta de credibilidad en la clase política y de la caída en los niveles de confianza en las autoridades electorales, debemos reconocer la fortaleza de nuestras instituciones.

Elegiremos presidente y más de 18 mil cargos sin grandes contratiempos. Habrá controversia y conflicto, claro. Pero la democracia seguirá avanzando gane quien gane. Tal vez no sepamos la mañana del 2 de julio quién será el próximo presidente o presidenta. En el peor de los casos, lo sabríamos una semana después.

Los equilibrios y las fórmulas que establece la ley —aún con sus innumerables defectos— para distribuir el poder, impedirán que lleguemos a una situación de extrema gravedad.

@sosaplata | @OpinionLSR | @lasillarota

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.